Disponer de un funnel de ventas (o embudo de ventas) estructurado y organizado es un punto muy a favor para cualquier empresa que quiera mejorar sus cifras de ventas. Por eso, en este artículo te enseñamos cómo hacerlo.

Toda empresa ya tiene funnel de ventas (aunque no lo sepa), pues es el proceso por el que pasa cada uno de los clientes que realiza una compra. Sin embargo, si lo planificas y estructuras, tus cifras de ventas mejorarán, porque tendrás cada paso bajo control. Si quieres saber más, sigue leyendo.

ebooks marketing digital pdf

¿Qué ventajas tiene planificar tu funnel de ventas?

Si planificas tu funnel de ventas, podrás reducir los pasos que tienen que realizar tus leads para acabar en conversiones o ventas. Estas son algunas de las ventajas de estructurar y organizar tu funnel:

① Puedes conseguir que el número de pasos que tenga que hacer un posible cliente para hacerte una compra se reduzca.

② Si utilizas herramientas de email marketing con usuarios suscritos a tu web, te asegurarás que esos usuarios estén interesados en tus productos o servicios. Por tanto, ya serán leads cualificados.

③ Te ahorrarás inversión en publicidad masiva al dirigirte directamente a usuarios interesados.

④ Podrás ver la efectividad de tus campañas y mejorarlas al analizar dónde están perdiéndose posibles clientes.

⑤ Gracias a promociones y ofertas especiales exclusivas a los usuarios suscritos podrás generar más conversiones, e incluso ventas cruzadas.

¿Cómo diseñar uno?

Hay diferentes maneras de diseñar un funnel de ventas. Puedes hacerlo a través de plataformas online que te ayudan a tener todo bajo control, como Click Funnels, o bien hacerlo tú mismo con diferentes herramientas.

En primer lugar, tienes que tener en cuenta las diferentes etapas que tiene un embudo de ventas para poder diseñarlo correctamente. En cada una de ellas te propongo diferentes acciones para hacer que tu funnel de ventas esté lo más optimizado posible.

① Visitantes

La primera fase es la más importante, porque es la que generará tráfico a tu página web. Si nadie visita tu web, nunca podrás vender tus productos o servicios desde ella. Por eso, este es un paso que tienes que cuidar mucho.

¿Y qué es lo que puedes hacer para ello? Tienes diferentes opciones:

  • Trabajar el SEO de tu página para optimizarlo al máximo y aumentar las visitas desde buscadores como Google.
  • Tener un blog en el que generar contenido de calidad, de valor para tus lectores, y de forma continuada. Si eres asiduo y escribes sobre lo que interesa a tus posibles clientes, será más fácil que vuelvan a visitar tu página.
  • Utilizar tus redes sociales para generar tráfico en tu web, especialmente si lo haces de forma persuasiva. Tienes que conseguir captar la atención de los usuarios de las redes sociales para que quieran entrar en tu web, en vez de seguir navegando en Twitter, Facebook o LinkedIn.
  • Hacer campañas de pago en las redes sociales, como campañas de Facebook Ads, dirigiendo a una landing page del producto o servicio o a tu web.
  • Usar Google Ads para aparecer en las primeras posiciones de búsquedas y generar visitas en tu web.

② Leads

Una vez has conseguido que los usuarios lleguen a tu web, tienes que convertirlos en leads, para lo que hay diferentes opciones. Un lead es un potencial cliente, alguien que después de visitar tu web ha mostrado interés en ella. Veamos cómo puedes conseguir que los visitantes se conviertan en leads:

  • Usa un lead magnet: se trata de un regalo que haces a los visitantes para conseguir sus datos a cambio. Una vez tengas sus datos, ya veremos qué podemos hacer con ellos. ¿Qué puede ser ese regalo? Desde un descuento en alguno de tus productos o servicios mediante un código de descuento hasta un ebook gratuito o el acceso a un webinar. ¿Y cómo puedes hacerlo? Usa un formulario en tu página para conseguir los datos de los leads y mediante un correo automatizado (puedes hacerlo desde diferentes herramientas de email marketing) envíale el regalo.
  • Usa herramientas de notificaciones push para que tus clientes sean recurrentes. Aunque no consigas los datos de ese cliente directamente, una vez ha aceptado recibir notificaciones push, puedes mandarle una notificación personalizada a modo de lead magnet.
  • Si tienes un blog, incluye formularios de suscripción al final de cada post. De esta forma, los lectores que hayan visto interesante el contenido se suscribirán para recibir notificaciones de los nuevos posts, ¡y tú ya tendrás sus datos para poder contactarles!

③ Leads cualificados

Una vez que tienes los datos de tus leads, tienes que cualificarlos y diseñar una estrategia diferente para cada tipo de usuario, cada buyer persona. Según las características de cada uno de ellos, genera patrones que los diferencie para hacer distintos grupos a los que mandar diferentes mensajes para lograr la compra.

Ahora es el momento de diseñar la siguiente parte del embudo de ventas, aquella en la que incitas a los leads ya cualificados a que finalicen el proceso con una compra. Tienes aquí unos consejos que te vendrán bien:

  • Analiza el proceso de compra y trata de optimizarlo al máximo. Por ejemplo, reduce el número de clics al mínimo, o evita pasos innecesarios en los que puedas perder clientes.
  • Haz una estrategia de emailing diferenciada para cada buyer persona, haciendo referencia a sus deseos y necesidades y orientando el email a la compra.
  • Ten presente el dolor del usuario y dirige la atención a tu producto o servicio como la solución que necesita para solventarlo en la landing page de tu producto o servicio.
  • Tal vez puedas extender el funnel de ventas añadiendo un paso previo a la compra para que el usuario reciba una muestra o prueba de tu producto o servicio, dependiendo del tipo de producto o servicio que tengas. Por ejemplo, si tienes una aplicación o un servicio online, es habitual ofrecer un tiempo de prueba sin coste. De esta forma, el usuario verá qué puedes ofrecerle y estará más dispuesto a pagar finalizado ese plazo.

④ Clientes

¡Perfecto, ya has conseguido un cliente! Pero la cosa no termina aquí. Ahora es el momento de fidelizarlo. Para ello, usa el email personalizado para que el cliente se sienta cuidado y que sienta que no te has olvidado de él. Es el momento ideal para ofrecer algún descuento en otros de tus servicios y realizar así una venta cruzada, o de enviarle algún regalo (un ebook, un vídeo especial, un código promocional, etc.)

También es ahora cuando tienes que analizar el proceso que has creado y ver los resultados para optimizarlo y mejorarlo. Ve cambiando algunos de los puntos, de los mensajes o de los procesos para que cada vez el embudo se cierre menos y que de esta manera pierdas cada vez menos leads en el proceso.

Funnel de ventas infografía

Si quieres usar nuestra infografía, copia el siguiente código y pégalo en tu blog:

Y tú, ¿ya has planificado tu funnel de ventas o lo tienes en tareas pendientes? Ponte manos a la obra y verás cómo notas una mejora en tus ventas.

Imagen de cabecera cortesía de Depositphotos