Cómo vencer a la crisis con sus propias armas (II)

A pesar de la crisis económica, el debacle financiero, los concursos de acreedores por doquier y el cierre de empresas, la realidad es que en España se siguen creando empresas: según datos de noviembre del pasado año, el número de empresas constituidas fue de 7.592 (lo que supone un crecimiento del 4% interanual). Además, durante el 2012 se realizaron ampliaciones de capital por un valor de 3.465 millones de euros.

Frente a estos datos las pregunta es: ¿hacia qué negocios se desplaza el dinero dedicado a la inversión? Pues, obviamente, hacia los sectores que todavía funcionan bien y ofrecen rentabilidad, que no son otros que los que están sabiendo derrotar a la crisis, transformando los problemas derivados de la misma en nuevas oportunidades.

En un post anterior ya hablamos de un grupo de modelo de negocios que estaban dirigiendo sus estrategias con el suficiente atino para crecer en tiempos de crisis: empresas de recursos energéticos, el sector de la educación on line, las empresas especializadas en externalización de servicios y el sector del lujo. La lista puede ampliarse con estos cuatro sectores:

La industria alimentaria

Las marcas blancas o el sector de fabricación de piensos compuestos están experimentando una notable subida de sus beneficios netos por sus estrategias de ahorro de costes, en el primer caso del consumidor final y en el segundo de los profesionales de la ganadería, que buscan alimentar a los animales al menor precio posible.

La sanidad privada

Aunque de entrada sea chocante que, en tiempos de crisis, un sector que supone un gasto adicional, como es el de los seguros médicos y las clínicas privadas, esté subiendo lo cierto es que los recortes en la sanidad pública  provocan que muchas personas opten por contratar un seguro médico. Además, las políticas de ajuste de precios en este sector (con ofertas muy agresivas) están resultando efectivas.

El e-commerce

La tendencia de ventas por Internet tiene un comportamiento totalmente distinto al del comercio en tiendas físicas. Es decir, mientras el consumo clásico se retrae, la distribución en tiendas on line no deja de aumentar. Y todas las consultoras, expertos y estudios elaborados coinciden en vaticinar el 2013 como el año del despegue definitivo de este sector.

Las estaciones de servicio

Pese al aumento de precios del combustible y el ser un sector muy regulado, lo cierto es que poner una estación de servicio, si se busca la ubicación adecuada y se ajustan precios en la medida de lo posible, es un negocio rentable que, además, puede funcionar como efecto llamada para atraer clientes a un centro comercial o una tienda para venderles otras cosas.

By | 2017-10-16T13:45:16+00:00 15 enero, 2013|Categories: Emprendedores|Tags: , , , , , , |Sin comentarios

About the Author:

avatar
Periodista especializado en marketing de contenidos.

Deje su comentario