Quien tiene una pyme tiene un tesoro, rodéate de profesionales para protegerlo

Si ya tienes una empresa, seguro que no haces más que “desenvainar” el termómetro, administrarle ibuprofeno para la fiebre y aplicarle compresas de agua fría con el ánimo de rebajarle la temperatura. Esas son tus armas para combatir la dolencia, pero quizás puedas sumar a tus filas alguna ayuda más.

De hecho, según un estudio realizado por una asesoría madrileña, el 18% de las pymes demanda apoyo y asesoría para acceder a líneas de financiación como servicio prioritario y reconocen que los obstáculos para obtener la liquidez que necesitan se han multiplicado.

Muchas, además, tratan de hincarle el diente a los mercados extranjeros, pero se topan con unos bancos que se hacen los suecos o “los estrechos” ante sus pretensiones.

Según Arrabe Asesores, responsables de esta encuesta, “si la Administración no toma medidas urgentes, se va a acelerar el cierre de muchas pymes en el último trimestre de 2012. No olvidemos que cerca de la mitad de las empresas españolas necesitan financiación externa”,

Ante el aferramiento de pelas que practican hoy en día las entidades bancarias, un 9% de los negocios trata de pescar alguna subvención, de modo que se lanzan a la búsqueda y captura de ayuda experta que les pueda orientar y ayudar en los trámites correspondientes.

Nunca pretendimos que las entidades bancarias fueran ONG, pero tampoco la inquisición española del siglo XXI incapaz de rendir pleitesía al sentido común. Por lo tanto, dada la negativa a recibir algún céntimo para crecer en el exterior, las pymes afinan el ingenio y tratan de mejorar sus números a través de una mayor eficiencia en todas las áreas: contable, fiscal, laboral…

Y para combatir unos malos números, ¿a quién vas a llamar? Pues a los “cazafantasmas” del gremio. No en vano, el 76% de las empresas considera que el momento actual obliga a contar con un asesoramiento profesional y de calidad. Así, las ramas que más se están externalizando son la contable, la fiscal, la legal y la laboral. Los seguros también integran este “greatest hits” de las pymes.

Porque a veces hace falta un periodo de languidez económica para darle brío a lo que ya tenemos; pues, a veces, con lo que disponemos podemos consumar auténticas hazañas empresariales. Tan sólo es preciso esgrimir en la contienda nuestra materia gris (esa no la gestiona el banco) y arrimarnos a la sombra de los expertos.

No debemos olvidar la tecnología, un camino que, si lo recorremos, nos ayudará a producir y a merendarnos mejor a la competencia. De este modo, las pymes empiezan a apostar por el cloud computing para incrementar la productividad.

Según un reciente informe de IDC, el mercado español se encuentra a las puertas de una era de inversiones en Cloud. Una de cada tres empresas familiarizadas conceptualmente con la Nube ya la utilizan y ello redunda en un uso eficiente de los activos TI, en una mayor agilidad para lanzar servicios nuevos, además de una reducción de los costes.

Por lo tanto, para aquellos que tengan un tesoro, o anden en la búsqueda de uno, desde Websa100 recomendamos, más que nunca, que se confíen a los profesionales. Ellos sabrán auscultar al enfermo, prestar palio a sus dolores e inyectar energía de espartano en su músculo empresarial.

By | 2017-10-16T13:47:49+00:00 3 octubre, 2012|Categories: Pymes|Tags: , , , , , , |2 Comments

About the Author:

avatar
Community manager, correctora y redactora de contenidos. Puedes seguirme en @Lynnsinhill

2 Comentarios

  1. avatar
    Bitacoras.com 26 noviembre, 2012 en 8:35- Responder

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si ya tienes una empresa, seguro que no haces más que “desenvainar” el termómetro, administrarle ibuprofeno para la fiebre y aplicarle compresas de agua fría con el ánimo de rebajarle la temperatura. Esas son tus armas para c…..

  2. avatar

    […] los hombres (y mujeres) de negocios exitosos supieron rodearse de personajes originales, creativos, disconformes e insumisos con las reglas de la…. Ya sabemos que cuando un empleado te rebate una decisión, se desmorona tu concepto de jefazo, […]

Deje su comentario