Una estrategia SEO no es única, dependerá del proyecto. Cada cual tendrá que poner el foco en mayor o menor medida en unos u otros aspectos. Pero sí que podemos trazar una hoja de ruta común, y te la vamos a explicar.

Lo primero que debes saber para planificar una buena estrategia SEO es que deberás tener paciencia. Posicionar en los primeros puestos de Google no es cosa de dos días, y sí de constancia y perseverancia. Pero desde luego, trazar una estrategia y fijar acciones, priorizándolas, te ayudará a conseguir tus objetivos.

ebook SEO

Un buen consejo a la hora de implementar una estrategia SEO es que no te obsesiones con querer ocupar la primera posición o estar entre los primeros para determinadas búsquedas. Aquí de lo que se trata es de ganar visibilidad, de estar entre los primeros en muchas búsquedas, para rascar tráfico hacia tu web de todas ellas.

Una vez dicho esto, vamos a ver qué pasos puedes llevar a cabo para realizar tu estrategia de SEO con éxito.

1. Auditoría SEO

Todo comienza con una Auditoría SEO. Utilizando diferentes herramientas SEO, la idea es poder conocer el punto de partida. Cuál es el estado de salud de la web, y cómo va a ser la operación a practicarle al paciente.

Si el proyecto es nuevo, podemos caer en el error de saltarnos este paso. Pero siempre habrá que controlar que la web se implementa siguiendo unos criterios SEO.

Una auditoría completa no tiene por qué incluir los más de 200 factores que afectan al posicionamiento web, pero sí deberá incluir los principales aspectos de las 3 grandes áreas del SEO:

Indexabilidad: todos los aspectos que influyen en que las arañas o bots de Google y otros buscadores puedan rastrear e indexar tu contenido correctamente. ¿Tiene la web implementado un sitemap y el fichero robots.txt correctamente? ¿Se está denegando el acceso al contenido que no queremos que aparezca en los buscadores? Además, aquí podríamos incluir otros parámetros relevantes como la velocidad de carga de la web, optimización para móviles, el protocolo https…

SEO on page (relevancia): aquí se deberá diagnosticar si estamos usando las palabras clave adecuadas, si se cuenta con una buena arquitectura de la información, si las imágenes contienen el atributo ALT… En fin, todas aquellas señales que necesitan los buscadores para conocer la relevancia de tus páginas para las distintas búsquedas que se hacen en los buscadores.

SEO off page (popularidad): donde se deberá realizar un análisis de los enlaces que apuntan a nuestra web. ¿Las webs que nos enlazan son de dudosa reputación, son de temáticas similares? Y sobre todo, analizar a la competencia para conocer el esfuerzo que se debería realizar en obtener enlaces.

servicios SEO

2. Indexabilidad y otros parámetros

Una vez realizada la auditoría y conocer cuál es nuestro punto de partida, aquí va un checklist de acciones casi básicas que deberíamos implementar en nuestra web:

Protocolo https: aunque no es imprescindible, es muy recomendable contar con un protocolo seguro SSL en nuestra web. El famoso candado.

Sitemap: asegúrate de incluir lo que quieres indexar. Y evita el contenido duplicado mostrando también otras clasificaciones del contenido como los autores o las fechas. Y excluye también todo lo irrelevante. En WordPress, por ejemplo, vienen por defecto en el plugin de Yoast SEO activadas las plantillas de tu maquetador u otras URL que generan diferentes plugins. ¡Desactívalo! En este artículo te explicamos este truco y otros: SEO para WordPress.

Robots.txt: este fichero se utiliza para darle directrices a los robots de los buscadores. Utilízalo para definir qué contenido quieres que rastreen, y cuál no.

WPO: velocidad de carga de la web. No te obsesiones con ella, pero ten en cuenta que más de 3 segundos se considera una web que carga lenta, y que por tanto puede afectar a tu posicionamiento. Procura no llenar de código innecesario tu web, y utilizar sistemas de caché, tanto a nivel de servidor como en tu propia web.

SEO mobile: el famoso mobile first index. Ahora la versión móvil de tu web tiene más importancia que nunca. Existen básicamente 3 maneras a la hora de hacer tu web responsive. Uses la que uses, ¡impleméntala correctamente!

  • Responsive: se usa la misma página / URL independientemente del dispositivo.
  • Publicación dinámica: se usa la misma página, pero distintos HTML, como hace por ejemplo Amazon.
  • Versión móvil: que es independiente y se utiliza un subdominio para ello.

3. On page o Relevancia

En este apartado deberás contar con una estrategia de contenidos bien marcada, en base a dos parámetros:

  • ¿Quién es tu buyer persona?
  • ¿Cómo realiza esas búsquedas?

Lo primero es fundamental para definir cómo deberías escribir en tu formal. ¿Usarás un tono formal o informal? ¿Qué problemas necesita resolver? Y la segunda lo resolveremos con un buen análisis de palabras clave.

Por tanto, ya sea un proyecto nuevo, o si estamos mejorando uno existente, en base a estos dos análisis trazaremos la estrategia futura a seguir, con dos objetivos claros:

  • Por un lado, definir la arquitectura de la web, identificando las categorías y taxonomías en base a los patrones de búsqueda de los usuarios que hayamos detectado.
  • Y por otro, para elaborar un calendario editorial de los contenidos que vayamos a generar en la web. Ya sea un blog, un diccionario, nuevos productos y servicios, etc.

Una vez hecho esto, es fundamental que implementemos bien todos los datos en nuestras páginas de la web en base a las palabras clave que queremos utilizar para dar respuesta a las búsquedas de los usuarios. Como se suele decir, “el contenido es el rey”, pero si este contenido no contiene (valga la redundancia) palabras clave, estás perdiendo una gran oportunidad de posicionar mejor en los buscadores.

Procura también optimizar las imágenes de la web, tanto en su peso para que no ralenticen la carga de la página, como para que incluyan las palabras clave adecuadas en sus atributos ALT.

Y un consejo: emplea correctamente los enlaces internos de tu web. Usa palabras clave al enlazar y evita expresiones del tipo “clic aquí” o “en este enlace”. Así mismo, recuerda este concepto: profundidad de enlace. Cuanto más alejada de la home esté una página, menos relevancia tiene para posicionar. Si te fijas, por eso los productos y servicios más importantes siempre tienen un enlace directo desde la página de inicio.

4. Off page o Popularidad

Por último, en toda estrategia SEO deberemos trazar y llevar a cabo una buena estrategia de enlaces, lo que llaman linkbuilding. Siempre recomiendan llevarla a cabo una vez que estemos seguros de que el SEO on page está bien implementado. Y aunque tiene toda su lógica (si la Relevancia no está bien trabajada difícilmente los buscadores sepan las búsquedas en las que queremos aparecer, y nuestro posicionamiento será casi algo fortuito), se puede ir realizando en cualquier momento.

En este apartado, últimamente se ha puesto muy de moda el linkbaiting, las técnicas empleadas para conseguir enlaces naturales sin tener que solicitarlos o comprarlos. Y aunque la práctica de manipular los resultados de los buscadores a través de enlaces que no sean naturales (es decir, comprados o pactados) está penalizada, sería ridículo negarla. Se hace, está aceptada por la comunidad SEO, y si no lo haces tú, ten por seguro que lo hará tu competencia.

Ahora bien, en este aspecto hay que recordar siempre que importa mucho más la calidad que la cantidad. ¿Y qué se considera calidad? Bueno, lo primero, si la web está relacionada con tu temática, siempre tendrá más importancia que si no lo está. Y segundo, cuanta más popularidad tenga la web que te enlaza mejor.

¿Y cómo se mide la popularidad de una web? Con el page Rank, un ratio de base algorítmica de 0 100 que antes Google hacia público, y que ahora mantiene en secreto. Como alternativas, los más aceptados son los parámetros de Moz (domain y page authority) o las de Majestic SEO (citation y trust flow).

Si quieres usar nuestra infografía, copia el siguiente código y pégalo en tu blog:

Aunque se podría profundizar muchísimo más en cada análisis, el objetivo de este artículo es trazar una hoja de ruta para que no te pierdas llevando a cabo tu estrategia SEO. ¿Qué te ha parecido? ¿Crees que nos dejamos algo importante?

Imagen de cabecera cortesía de Depositphotos