Emprendiendo con las ideas de otros

Un emprendedor aliado con una idea de negocio puede encontrar un atajo para llevar adelante su proyecto empresarial de la mano de una franquicia. Sí, por supuesto que sí, y en principio, no tiene porqué ser una aberración antinatural, porque ya sabemos que un emprendedor es a su proyecto lo que la luz al sol y lo de las franquicias, parecen proyectos de otros en el que ese o esos otros intentan controlar la homogeneidad de su marca dejándola ver desde la paleta de colores del felpudo de la entrada, al vestuario, pasando por el ambientador de los baños.

Consideraciones aparte, las franquicias pueden ser una buena escuela de aprendizaje para luego volar de verdad, pero también se las puede elegir de forma que como emprendedores tengamos más libertad.

Una máxima dice que en un contrato cabe todo lo que seas capaz de escribir sobre el papel y si lo acuerdas bien, puedes conseguir el suficiente margen de maniobra y capacidad de decisión como para imprimir tu carácter, tus ideas y tu forma de emprender. A fin de cuentas, la marca puede no ser tuya, pero las marcas a batir sí que las pones tú.

Así, ¿en qué deberíamos poner atención para conseguir el milagro de obrar como emprendedor franquiciado?

  • Saber distinguir lo que quieres. Lo primero es saber ver cómo nuestras habilidades y ansias de desarrollo se van a poder traducir en el espacio legal, administrativo y funcional, en el día a día del negocio franquiciado. Esto es LO MÁS IMPORTANTE. Imagínate cómo estarás en el futuro y si merece la pena. Es más, si no lo tienes claro en este punto, déjalo. Un emprendedor que pierda sus energías en algo en lo que no cree es un profesional con valor que perdemos todos para el tejido productivo de este país y éso no nos lo podemos permitir.
  • Investiga. Si das el paso, estudia de qué va el negocio en realidad, cuál es su punto fuerte, qué márgenes son los se manejan, su temporalidad, cómo funcionan las marcas, independientemente de las que manejes tú. Trabájate los social media, las fórmulas del marketing online de la firma. Desgránalo todo, toda la información. Una perspectiva global del negocio te ayudará a ver tus opciones desde otro punto de vista, esa información podrá ser una baza incluso para renegociar tu relación con la franquicia y te formará en la batalla. Sí, señor.
  • ¿Qué hacen los otros franquiciados? Sí, es importante saber en qué punto están considerándote, de qué manera estás introducido realmente en la organización, qué flujos de información de valor se producen, cómo puedes acceder a ellos con los social media de la organización y cómo te puedes posicionar para financiarte, refinanciarte y en qué plazos. Habla, usa las redes sociales, los social media, charla, toma café con otros franquiciados con discreción, pero dispuesto a obtener esa información que te capacitará para dar un salto en la organización.

Las franquicias pueden ser una estación de paso en las que coger impulso en estos tiempos de crisis ¿No lo crees?

Emprendiendo en negocio ajeno.
[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

About the Author:

avatar
Periodista, community manager, editor digital y curioso no impertinente. Sígueme en Google+

Deje su comentario