Cuida tu personal branding en LinkedIn

Si cuentas con un perfil de LinkedIn estás prácticamente obligado a crear y cuidar tu propio personal branding en esta red profesional. Voy a mostrarte diferentes formas para conseguir impulsar tu marca personal en LinkedIn


Los 25 consejos para tener una buena presencia en LinkedIn

 

Cualquier persona debe conocer que aspectos le definen en su trabajo, en el sector y en el mundo en general. Es por ello que debes entender cómo crear y cuidar tu propio personal branding. LinkedIn es una gran herramienta para impulsarlo, pero debes saber que todo lo que pongas en tu perfil debes tratarlo con mucho cuidado.

¿Qué significa trabajar tu propio personal branding en LinkedIn? Principalmente se trata de destacar todo aquello que tienes para ofrecer profesionalmente ante una gran audiencia. LinkedIn cuenta con más de 11 millones de usuarios en España, 550 en el mundo, por lo que si no consigues que tu marca personal se sitúe adecuadamente, tu perfil pasará desapercibido.

A continuación te presento un número de acciones a través de las cuáles conseguirás crear y cuidar diariamente tu personal branding en LinkedIn:

1- Proyecta tu perfil profesional

Cuando alguien entra en contacto por primera vez con tu perfil, la decisión de seguir leyendo más o no será algo instantáneo. Si tu perfil no le atrae, pasará página e irá a visitar a otros profesionales como tú. Trata de centrar tus esfuerzos en optimizar tu perfil y haz de él un elemento que destaque por encima del resto de profesionales de tu sector.

Muchas personas se limitan a subir su CV en LinkedIn. ¿Qué supone esto? Su perfil en esta red profesional acaba estando poco trabajado y acaba causando poca o ninguna impresión.

Solamente tú tienes el privilegio de saber dónde estás a día de hoy. Tú eres el que conoces el camino que has recorrido hasta ese punto y, por tanto, tienes la posibilidad de enfocarte hacia la dirección que quieres seguir para tu futuro. Eres el que puedes crear la mejor historia profesional sobre ti mismo. Es más, eres el único que tiene mayor número de datos para conseguir la más acertada.

Haz una elección de los puestos de trabajo que debes incluir en tu experiencia profesional. Dentro de cada apartado que forma tu trayectoria, describe fehacientemente la actividad que realizaste en cada momento.

2- Añade palabras clave

Puede sonarte a técnica del siglo pasado, pero el hecho es que las palabras clave y la habilidad de saber buscarlas es el eje sobre el que gira Internet. En cualquier buscador, como puede ser Google, cualquier persona que quiera encontrar alguien con tu perfil tecleará ciertas palabras clave que tú deberías haber elegido previamente. Pregúntate a ti mismo sobre tus puestos de trabajo y tu lista de habilidades. Defínete profesionalmente a través de las palabras clave adecuadas.

Aunque no lo creas, incluso aspectos como el lugar donde vives, el nombre que pongas en tu perfil de LinkedIn e incluso el nombre de tu empresa, pueden influir a la hora de que te encuentren más fácilmente.

Si a la hora de buscar palabras clave que te definan como profesional, tienes problemas o no encuentras lo que te gustaría, siempre puedes echar un vistazo a perfiles de personas que estén dentro de tu sector. Otras opciones pueden ser investigar en otras plataformas o mirar ofertas de trabajo. Trata de iluminar tu mente para seleccionar las palabras clave que más se ajusten a tu perfil.

3- Añade tu Elevator Pitch

¿Te suena de algo el término Elevator Pitch? Es aquel que, entre otras cosas, una persona utiliza para presentarse ante los encargados de realizar la selección de personal. Este tipo de discurso se caracteriza por incluir todo lo importante en apenas 30 segundos. ¿Quién no piensa que su tiempo es oro?

La técnica del Elevator Pitch puede ser muy eficaz a la hora de escribir tu titular profesional o extracto. Hazlo corto, sencillo y que vaya directo a la esencia de lo que quieres transmitir. El objetivo principal es captar la atención de las personas que visitan tu perfil.

4- Pon el foco en tus contactos

Seguramente hayas visto cuentas en otras redes sociales, como por ejemplo Facebook, en las que las personas tiene miles de “amigos” ¿verdad? Bien, pues LinkedIn es una red profesional. Y no es necesario que lo primero que hagas sea conectar con tus amigos. Obviamente puede aumentar algo de exposición. Pero la verdadera razón de crear tu personal branding en LinkedIn no es para tener “amistades”, sino contactos profesionales.

Dicho esto, también es importante que no conectes por conectar con otros usuarios. Si tienes claro tu objetivo profesional trata de encontrar profesionales dentro de tu campo. Busca a aquellas personas que tienes como referencia profesional o simplemente todas las que pienses que llevan la representación de su empresa como a ti te gustaría. No seas tímido. Trata de dialogar con aquellas que puedan aportarte valor para conseguir tus objetivos profesionales.

5- Haz uso de Pulse, la plataforma para publicar de LinkedIn

Una de las mejores formas para cuidar e impulsar tu marca personal es hacer uso de la herramienta que te ofrece LinkedIn para realizar tus propias publicaciones.

Escribe contenido sobre aquellos temas que son de interés para tu red. LinkedIn, a través de su plataforma de publicación Pulse, te permite dar luz verde a tu propia información como si de un blog se tratara. Además, esta plataforma también actúa de forma que puedas agregar noticias ¿Qué ventajas te ofrece hacer uso de Pulse? Toma nota de los principales beneficios:

  • Puede ayudar a posicionarte en Google: Debido a la alta cantidad de contenido que genera esta funcionalidad, ha conseguido adquirir una gran relevancia a los ojos de Google. Todos los artículos publicados en esta plataforma tienen grandes posibilidades de aparecer bien posicionados en las búsquedas
  • Puede llegar a tener un gran alcance en visibilidad: Esto significa que cualquier contenido que publiques se expondrá a una gran cantidad de personas
  • Te ayuda a incrementar el número de contactos y seguidores: Es una buena manera de conseguir que personas, que no forman parte de tus contactos de primer nivel, puedan seguir tus publicaciones
  • Puedes convertirlo en un blog propio: Puedes enlazar a tu página web al final de cada publicación. En cualquier momento puede haber interesados en la actividad que realizas

formación sobre Linkedin

6- Personaliza tu URL

Cuando creas una cuenta de LinkedIn te encuentras con una URL adjudicada por defecto que, sencillamente, parece un jeroglífico. Llena de números y letras sin sentido, es algo que difícilmente la gente puede recordar.

A día de hoy hay empresas que ven con buenos ojos que la URL de tu perfil en LinkedIn esté incluida en tu CV. Por tanto, dedica un tiempo a personalizar este pequeño detalle. Recuerda que la URL debe incluir entre 5 y 30 letras y números. Tiene más importancia de lo que puedas pensar y te ayudará a destacar.

¿Te estás preguntando cómo puedes personalizar la URL de tu perfil? En estos 6 sencillos pasos te lo explico:

  • Sitúate en la pantalla principal de LinkedIn. Haz clic en el apartado “Yo” en el cual aparece tu foto de perfil en pequeño
  • Selecciona “Ver”, opción que aparecerá bajo tu nombre
  • En tu página de perfil selecciona la opción “Editar URL y perfil público” que podrás ver a la derecha de la pantalla
  • Se te abrirá una nueva pestaña en la que podrás editar tu perfil público. A la derecha encontrarás el apartado “Editar URL”
  • Pincha sobre el lápiz en azul y te dará la opción de editar tu URL
  • El último paso, y no menos importante, es el de “Guardar” los cambios

7- Foto que transmita profesionalidad

Tu foto de perfil es uno de los aspectos, si no el primero, en la que cualquier persona se fija. Es por ello que si no utilizas una foto de perfil adecuada, o simplemente no tienes, estás desperdiciando una gran oportunidad de darlela profesionalidad que se merece a tu personal branding.

A continuación te recuerdo 5 consejos de cara a conseguir las mejores fotos profesionales para LinkedIn:

✓ En la foto sólo debes aparecer tú: Parece algo obvio, pero en LinkedIn existen casos de personas que aparecen acompañados de la pareja, familiares, amigos o incluso una mascota

✓ Elige un fondo neutro:Intenta posar en un fondo de color blanco o neutro. Sobre todo no elijas un gran paisaje o una playa de fondo

✓ La regla de los tercios: Lo ideal es que la foto se tome desde tu cabeza hasta tus hombros.

✓ Busca el contacto visual de tu visitante: Pon tu mejor cara, saca la mayor de tus sonrisas y busca el contacto visual

✓ Acierta con la vestimenta: Cada trabajo es un mundo y exige diferente vestimenta. La mejor foto de perfil refleja lo que eres y lo que haces.

8- Aprovecha otros contenidos

Antes te he contado que es importante crear contenido propio para impulsar tu personal branding ¿verdad? Eso es así, pero no siempre necesitas de creaciones propias para conseguir este resultado. En cualquier momento que leas alguna publicación en LinkedIn y creas que representa tu marca personal, no lo dudes, comparte o dale un “like”. No tengas reparos porque no sea contenido de tu cosecha. El resto de personas de tu red lo podrán ver. Es una forma sencilla y rápida de conseguir nuevos contactos.

No importa si estás buscando empleo, si acabas de iniciar un proyecto con tu empresa o te encuentras en tu mejor momento profesional. Saber cómo crear y cuidar tu propio personal branding en LinkedIn te permitirá ser más visible en esta red.

Siguiendo estas pautas, no solo conseguirás aumentar el interés de otras personas en tu perfil,  también lograrás situarlo por delante de otros profesionales de tu sector. Cuidar tu personal branding es algo que se antoja esencial para conseguir tus objetivos profesionales. ¡No desatiendas tu personal branding en LinkedIn!

Imagen de cabecera cortesía de Depositphotos

 

About the Author:

avatar

Licenciado en Periodismo con gran pasión por la comunicación y el marketing en todas sus formas. Amante de los viajes y la historia como principales ejemplos de mi inquietud por conocer cosas nuevas cada día.

Deje su comentario