Cómo funciona LinkedIn realmente y cómo obtener resultados

¿Cuántas veces has pensado “estar en LinkedIn no me sirve de nada”? No eres el primero ni el último que se siente así. Y es que saber cómo funciona LinkedIn es la clave para obtener resultados en esta red.

LinkedIn funciona. Pero no va solo, necesita de tu trabajo y esfuerzo. Hay gente que cree que esta red profesional no vale la pena. En mi experiencia, la mayoría de las veces lo que ocurre es que no saben cómo funciona LinkedIn realmente. Allá van unas pistas a ver si son de ayuda….

ebooks gratuitos sobre Linkedin

¿Te ha pasado esto alguna vez…?

Empiezas en LinkedIn con toda tu ilusión. Piensas que puede ser una buena herramienta para vender tu producto, o venderte tú mismo. Te imaginas que te lloverán ofertas y hablarás con CEOs de todo el mundo pero….pronto viene la decepción. Nadie contesta a tus mensajes, nadie te da un me gusta a lo que publicas. Ni siquiera aceptan tus invitaciones a conectar. El paraíso que te habías imaginado se “desinfla”. Te vas olvidando de la red hasta que la abandonas pensando: «LinkedIn no sirve».

Sin embargo, no es así. La clave está en entender cómo funciona LinkedIn. Hay una analogía que me encanta: LinkedIn es como un campo de cultivo, porque así son precisamente las relaciones profesionales. Y el principal problema es que la mayoría de los que se quejan han ido hasta ese campo y han exigido que le dé frutos sin haber plantado primero ninguna semilla. Algo que es imposible.

En LinkedIn, al igual que en la vida, para recoger frutos primero hay que sembrarlos

La importancia de la empatía en LinkedIn

Hagamos un pequeño ejercicio de empatía. Si viene alguien a quien no conoces y lo primero (y único) que te dice es: «Cómprame y confía en mí», ¿cuál es tu reacción? La contraria. Le ignoramos, porque demasiada gente, demasiado spam, ya te está diciendo «cómprame y confía» sin dar ningún motivo para ello.

Para los que no entienden cómo funciona LinkedIn, aquello parece un lugar en el que todo el mundo está intentando vender, pero nadie quiere comprar. Todo el mundo está hablando y nadie escucha… y es así porque ellos contribuyen a eso. Así que no es de extrañar que no tengan ningún éxito.

Pero para los que sí entienden cómo funciona LinkedIn, aquello es un campo de cultivo donde van plantando semillas  y hacen que crezcan, nutriendo relaciones genuinas basadas en el valor.

La gente que entiende LinkedIn y las relaciones humanas, comprende que es una cuestión de generar lazos desinteresados y ser el primero en demostrar valor a los demás.

Así, con el tiempo, cuando surja el momento adecuado y una oportunidad que encaje, los miembros de nuestra red pensarán en nosotros, igual que nosotros pensaríamos en un amigo cuando vemos algo que le vendría bien.

Pero la ceguera y el corto plazo hacen que la gente le pida frutos a un árbol que ni plantó ni regó.

Cómo aplicar esto en la práctica y obtener resultados con LinkedIn

Al final, no es una cuestión de no comprender cómo funciona Linkedin, sino una cuestión de no comprender cómo funcionan las relaciones personales y profesionales. Vamos con el «yo, yo y yo» por delante, cuando para obtener el fruto del «yo», primero es necesario plantar la semilla del «tú». Que las otras personas vean que eres alguien valioso, diferente a los demás y que les puede aportar algo a ellos.

Y sí, es un juego de largo plazo donde es importante comprender otra cosa fundamental sobre las relaciones profesionales:

Es necesario generarlas mucho antes de pedir o necesitar algo de ellas, y esas relaciones tienen que ser genuinas.

✱✱✱Tenemos un taller de LinkedIn para cada tipo de objetivo profesional. Consulta opciones y fechas aquí.✱✱✱

Tenemos el taller de LinkedIn para ti

Así que, para obtener resultados, empieza por estas tres prácticas:

#1 Cuida tu perfil como si de él dependiera todo, porque de él depende todo

En lo profesional, cuenta el valor que el otro cree que tendremos para él. Esa es una cuestión de percepción y lo cierto es que, con un perfil incompleto, rellenado de cualquier manera o que diga lo mismo que el resto, es imposible destacar y generar la percepción de que podemos dar un valor especial. Además, si descuidamos el perfil, damos la impresión de que también descuidaremos nuestro trabajo, o de que será tan idéntico como el del resto. Hemos hablado largo y tendido sobre el perfil de LinkedIn en este blog

#2 Muévete, pero no para pedir, sino para AYUDAR y crear relaciones de verdad

Mucha gente, simplemente, se abre una cuenta y no hace nada, y así no es cómo funciona LinkedIn.  Si nos sentamos a esperar que vengan, nadie vendrá. Especialmente si no hemos cuidado el punto uno.

El objetivo de LinkedIn no es vender como si fuera un bazar, es crear relaciones y tejer una red para el futuro. Si un perfil te parece interesante, muévete, contacta con él, pero no pidas de inicio, al contrario, da. Interésate por él, comenta sus artículos si los tiene, vuélcate y siembra. Así, por reciprocidad, se crean relaciones que un día darán frutos, dando antes de querer recibir.

✱✱✱Te hago una revisión escrita de tu perfil con sugerencias de mejora✱✱✱

Si no puedes asistir a alguno de nuestros talleres puedo revisar tu perfil y hacerte un informe escrito con tips de mejora. Mira más info aquí

Revisión perfil de LinkedIn

#3 Aporta valor a la comunidad

Una manera de atraer gente y demostrar valor es que empieces a generar contenido interesante. Así que, escribe. Aporta contenidos y publica en LinkedIn. Es importante, como en tu perfil, que lo hagas de manera impecable. Haz que tu contenido sea útil para los demás, porque extraerán conclusiones sobre ti a partir de tu trabajo. Si es mediocre, pensarán que el resto de lo que hagas será igual.

infografia como funciona linkedin

Y así es cómo funciona LinkedIn realmente. Es importante comprender que es ese campo de cultivo. Un juego de tejer una red de largo plazo. Con relaciones verdaderas con las que empiezas dando valor antes de pedir nada.

About the Author:

avatar

CEO en websa100, escritora ocasional aunque cada vez le tomo más el gusto a esto de escribir. Me he especializado en Internet, un medio que ni existía cuando estudié y trabajé. Escribo sobre todo sobre LinkedIn, una red que me encanta y donde paso muuuucho tiempo. ¡Y me gusta mucho cocinar, hago unas paellas estupendas!
Si te apetece, me puedes seguir en Twitter, @AngelesCarsi o en LinkedIn

10 Comentarios

  1. avatar
    Humberto 13 octubre, 2017 en 13:01 - Responder

    Gran verdad Angeles. Al final con tacta tecnología nos olvidamos de la base de todo que son las relaciones humanas, porque para eso están las tecnologías para extender como herramienta o vehículo todo lo que ya hacemos como personas.

    Me quedo con la frase : “Para recoger frutos, primero hay que sembrarlos”.

    Grande, gran artículo, enhorabuena.

    Saludos desde Canarias.

    • avatar
      Angeles Carsi 16 octubre, 2017 en 0:45 - Responder

      GRACIAS Humberto. Te agradezco tus palabrasy me alegro que te haya gustado el artículo
      Un saludo

  2. avatar
    Marycarmen Raya 14 octubre, 2017 en 22:12 - Responder

    Raramente me paro a leer algunos artículos que veo publicados, pero realmente el tuyo me ha encantado, conciso y básico en lo primordial de esta Red, en la que desde luego hay que dedicar tiempo que merece la pena. Gracias

  3. avatar
    josé l. monzó 17 octubre, 2017 en 15:07 - Responder

    Gracias por recordarme algo tan obvio, que paradójicamente no entendemos ni vemos (hablo en plural por que creo que esto nos pasa a muchos). Pero incluso siendo consciente de ello yo añadiría un factor que es necesario superar para hacer crecer ese campo de relaciones: hay que perder la vergüenza a participar, a dar opinión, a contribuir. Creo que también nos pasa a muchos

    • avatar
      Angeles Carsi 17 octubre, 2017 en 23:30 - Responder

      Hola José Luis
      Tienes toda la razón, por vergüenza a veces se pierden grandes aportaciones. Me has dado una gran idea para un futuro post ¡gracias!
      Un abrazo

  4. avatar
    Alberto Martinez 4 noviembre, 2017 en 11:08 - Responder

    Bueno, no estoy del todo muy de acuerdo con esto. Partiendo de la base de que este es un portal fundamentalmente de Empleo y empleabilidad, creo que aqui se deberia de poder decir al menos las cosas claras. Pero alguien me comentó y no sólo una vez si no en mas de una ocasion que no es bueno criticar ni desdecir a los recruiters/coaches, ya que esos son los que abren o cierran la mano. Y yo soy de los que piensa que esto es una herramienta que debe de servir para algo. Pero lo que si es cierto, al menos en este Pais, que hay cosas que no funcionan bien. Los seleccionadores de personal, deberían de por lo menos hacer un seguimiento de todas las solicitudes o al menos de las que tienen en primera linea, que son las que van a ofrecer a sus clientes como posibles candidatos y asi, ambas partes están informadas por igual. A nosotros nos gusta saber cómo va nuestra candidatura y si es desestimada, nos gustaria saber en qué hemos fallado para saber en qué profundizar más la siguiente ocasión.
    Los seleccionadores deberían de poner su granito de arena tambien si la oferta ha presentado algun tipo de discrimación por edad o sexo, por ejemplo. Ya, lo sé, eso no se puede decir. Pero de hecho, existe. Y algo habria que hacer.
    Y por último, creo que todos deberiamos de ser más constructivos y deberiamos de saber encajar cualquier cosa que se nos diga, para bien o para mal.

    • avatar
      Angeles Carsi 7 noviembre, 2017 en 23:40 - Responder

      Hola Alberto
      Para mí LinkedIn NO es solo un portal de empleo, es una gran herramienta comercial. Entiendo lo que dices y estoy de acuerdo contigo en que los candidatos deberían estar informados de los procesos de selección pero eso es algo que trasciende a LinkedIn, al menos yo lo veo así
      Muchas gracias por tu aporte:)

  5. avatar
    Alberto Martinez 8 noviembre, 2017 en 12:24 - Responder

    Gracias por tu comentario, por cierto; me encanta tambien cocinar… Y sobre todo, paellas! Un saludo

    • avatar
      Angeles Carsi 8 noviembre, 2017 en 13:47 - Responder

      Jaja pues hagamos una paella algún día ¡están muy buenas!
      Gracias Alberto

Deje su comentario