Cómo detectar el plagio en Internet

¿Sabes qué existen programas para detectar el plagio en Internet?

Artículo actualizado a enero 2016

Redactar escritos originales en Internet es una regla de oro de las técnicas para una estrategia SEO. Aportar textos duplicados o plagiados, aparte de dar una pésima impresión, se castiga duramente por parte de Google y resto de buscadores. La famosa premisa el contenido es el rey está más vigente que nunca en la Red y, por tal motivo, deben mimarse, contrastarse y enriquecerse las informaciones que se cuelgan, obviando el copia-pega y otras formas de plagio en Internet.

Descargar ebook gratuito diccionario básico marketing online

Detectar el plagio en Internet es una operación simple y muy sencilla. Existen diversos recursos online que ayudan, aunque la barra del buscador es el instrumento básico y un magnífico aliado a la hora de comprobar si alguien ha copiado y utilizado nuestros escritos. Basta con teclear, entrecomillado, el texto a analizar. Los motores nos aportan las coincidencias literales, redifundidas por los correspondientes sitios web.

Sin embargo, la búsqueda de contenido plagiado se complica cuando éste se somete a un proceso de elaboración más complejo, yendo más allá del simple copia-pega. En 2009, la Universidad de Weimar puso en funcionamiento un proyecto, encaminado a elaborar software especializado en identificar malos usos en la Red. En España, dos miembros de la Universidad de Huelva ganaron el año pasado la Competición Internacional de Detección de Textos Plagiados (PAN).

Este concurso internacional evalúa los avances en las tecnologías de la información. En cada edición, se proponen a los participantes diferentes retos. Los onubenses vencieron gracias a la creación de un software, que detecta el plagio en Internet literal y el que se somete a procesos de alteración para enmascararlo.

El proyecto nacido en la Universidad de Huelva se denomina Coremo y aún se halla en proceso de desarrollo. El programa es capaz de identificar las reescrituras, traducciones y resúmenes creados a partir del texto originario. Su precisión media alcanza el 92 por ciento. Todo un invento, del que se beneficiarán ámbitos como el académico, el de las administraciones, el del marketing online y cualquier organización preocupada por controlar su propiedad intelectual.

Ver servicio marketing de contenidos

En la Red existen diversas herramientas en línea para detectar plagios de textos. Plagtracker es una de ellas. Este servicio trabaja en inglés, alemán, rumano, francés, italiano y español. Su funcionamiento es sencillo:

  1. Se carga el texto a analizar .
  2. Se pega en el campo reservado al efecto.
  3. La herramienta busca el texto entre millones de documentos publicados en la Red.
  4. Plagtracker ofrece el texto como cita de otros, además de la dirección web en la que está colgado.

El programa tiene una versión premium, que permite cargar, de forma directa, documentos en formato .doc y .txt, además de rastrear a mayor velocidad.

Las copias y plagios proliferan en la Red y fuera de ella, gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías y al acceso universal a la información. Sin embargo, son precisamente estos avances los responsables de la creación de software y programas destinados a combatir ese tipo de picaresca. Se trata de herramientas cada vez más empleadas, debido a las exigencias que marcan los motores de búsqueda, el SEO y las nuevas normas del marketing digital.

suscripción al blog

About the Author:

avatar
Licenciado en publicidad y RR.PP. y en Derecho. Amante de casi todas las facetas de la comunicación. Con pocos añitos supe que los números me daban mal rollo, lo sigo pensando cada final de mes y cuando hago las cuentas del IVA. Por eso, me dedico a vender palabras como blogger, redactor web y copy, que es lo que me gusta de verdad.

2 Comentarios

  1. avatar
    Mariana Eguaras 11 marzo, 2014 en 7:14- Responder

    Si tienes un blog y has detectado que algún contenido ha sido plagiado ¿qué haces luego de detectarlo? No queda mucho que puedas hacer más que cabrearte…
    A mí me ha pasado que encontré un post de mi blog en otro otro, copiado literalmente, le escribí al dueño del blog y puso el reconocimiento de la autoría (había obtenido el texto de un grupo). Esto puede pasar, y a veces hay gente que no se da cuenta que googleando puedes encontrar el creador de un contenido.
    Por otro lado, me he encontrado también que han plagiado la idea del post: han cogido mi planteamiento, mis textos, y los han reescrito diciendo lo mismo, hasta el título del post es similar. Lo paradógico es que quien plagió este post es un escritor, con libros publicados… Lo que he decidido es no hacer ni decir nada, no publicar en las redes “me han plagiado”, porque así lo que se logra es dar visibilidad a quien te copió.

    • avatar
      Websa100 11 marzo, 2014 en 7:58- Responder

      Hola Mariana
      Lo del plagio en Internet es una horible práctica de la que difícilmente es posible escapar. Aunque haya atribución de contenidos (a veces se hace) no deja de ser una copia de contenidos que, incluso, puede tener una penalización de Google por contenido duplicado (y hemos visto casos en que se penalizaba a la fuente original y no al plagiador, algo ya surrealista).
      ¿Qué hacer en esos casos? pues en primer lugar, lo que tú haces: hablar con el dueño del blog para que retite el contenido. Si persiste, y como a los tribunales no vale la pena ir, hay una opción que es poner una denuncia en Google por contenido duplicado https://support.google.com/legal/troubleshooter/1114905?rd=2
      ¡Mucho ánimo y mucha suerte, a nosotros nos plagian muy a menudo!

Deje su comentario