Harta de que en su empresa, dedicada al márketing de contenidos, especialmente en vídeo, le pidiesen cantidad y no calidad, hizo el mejor trabajo de su vida. Se ha desquitado convirtiendo el vídeo en el que anuncia su dimisión, en el viral del momento. La primera vez que leí la noticia, se decía que llevaba 4 millones de visitas. En el momento de escribir este post, 7.549.252. Mirad cuántas lleva ahora: https://www.youtube.com/watch?v=Ew_tdY0V4Zo 

YouTube, ese arma que alarga un poquito más los 15 minutos de gloria que se decía todos debemos tener. Pero ¿cuáles son las claves para llegar a esos millones de visitas? ¿Podemos lograrlo cualquiera? En este post, como agencia de marketing digital te lo contamos.

Según “What makes online content goviral?” de Jonah Berger y Katy Milkman hay 3 pautas para que un contenido sea compartido en la red:

–          El contenido positivo tiene más opciones de compartirse que el negativo.

–          Los contenidos que provocan emociones fuertes son más virales.

–          Los consejos prácticos son los más compartidos.

Ver servicio

El hecho de aplicar estas normas no nos garantiza nada, pero, sin duda, son sugerencias útiles para mejorar el potencial de difusión de mensajes en la red. Aún rebotan en nuestros oídos los ecos pegadizos de Gangnam Style y el Harlem Shake. Bailes entre ridículos y graciosos pero sobre todo pegadizos. En general, y en circunstancias normales, (ejem) no solemos agitarnos de esa manera públicamente. En el caso de Marina, aparece de nuevo la canción pegadiza y los movimientos espasmódicos. ¿Son la música y/o el baile otro factor de viralización?

La emoción, bien sea debida a una cierta reivindicación, grito desesperado al mundo (currículum de Enzo Vizcaíno http://www.youtube.com/watch?v=PALNcW_eQXw) o apelar a los entresijos del individuo (como el también de moda “Anuncio que hace llorar al mundo” (http://www.youtube.com/watch?v=rd0AtkvO-ew ) puede ser otro factor de ese alcance.

 Descargar ebook gratuito

Realizado como una acción de marketing online o no, la web de Marina http://marinavshifrin.com ha tenido que sufrir un interesante incremento de visitas. En ella vemos a una Marina como actriz cómica y artista habituada a la creación de contenidos. Su iniciativa puede ser desde una forma de venganza, a una inteligente apuesta de conseguir otro trabajo. Obviamente, la idea ha sido brillante y después de esta repercusión cualquier agencia digital estará interesada en contar con ella en su plantilla. Esperamos que haya encontrado un nuevo empleo en el que esté más a gusto.