¿Conoces el Wake Up Call? Sigue leyendo y descúbrelo todo sobre este desafío.

Actualizado a diciembre de 2015

El Ice Bucket Challenge nos enseñó que los desafíos solidarios en la red son sinónimo de éxito viral y de ahí que hoy tengamos que hablar del Wake Up Call. Como ya sabréis, el reto del Ice Bucket Challenge consistía en arrojarse un cubo de agua helada sobre la cabeza, grabarlo y publicarlo en una red social, nominar a otras tres personas y donar 10 euros (como mínimo)  a favor de los afectados por la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Desde Bill Gates hasta Lady Gaga, multitud de famosos se sumaron a esta iniciativa y compartieron con nosotros sus vídeos.  

La receta del éxito es simple: redes sociales, famosos influyentes y compromiso social. La periodista Jemina Khan, embajadora de Unicef para Reino Unido y ex novia de Hugh Grant, debió llegar a la misma conclusión y por eso decidió emprender una nueva campaña viral, esta vez con la intención de ayudar a los niños refugiados de Siria. El nombre de la campaña es Wake Up Call, cuya traducción sería “llamada a despertar”, un juego de palabras que nos invita a la acción consiguiendo no solo que nos despertemos nosotros sino también nuestras conciencias. El desafío consiste en sacarse una selfie recién levantado y donar, mediante un mensaje de texto, 5 libras a Unicef.

tuit Jemina wake up call

La propia Jemina explicó con sus palabras en qué consiste este reto solidario en unas declaraciones: “El objetivo principal es recaudar un dinero rápido. Fui a conocer a los refugiados sirios en los campamentos en Jordania la semana pasada y la situación es desesperante. Tuve esta idea para tratar de replicar el éxito asombroso del Ice Bucket Challenge, y el No Make Up Selfie, que recaudó 8 millones de libras en seis días para investigaciones del cáncer en el Reino Unido. Por suerte a Unicef le gustó la idea”.

Ver servicio

Este nuevo fenómeno viral ha sabido aprovechar una tendencia en alza entre los famosos: el morning selfie, también conocida como bedstagram. Esta moda consiste en hacerse fotos recién levantados, todavía en cama y colgarla en redes como Facebook o Instagram. En una apuesta por la naturalidad las “celebrities” se despojan de maquillaje, photoshop, ropa y joyas de firma para mostrarnos su lado más humano.

Una de las primeras en animarse a fotografiarse nada más despertar fue la cantante Beyoncé a la que rápidamente se le sumaron otras famosas como  Miranda Kerr, Miley Cyrus, Cara Delevigne, y también la española Blanca Suárez. Por supuesto algunas hacen trampa y no es difícil apreciar en sus selfies el efecto del maquillaje o un peinado perfecto mientras otras optan por taparse parte del rostro o usar filtros ante de compartir su foto. Aunque hay que reconocer que algunos famosos como Cara Delevigne o Liam Neeson jugaron limpio y se hicieron la foto tal cual. ¡Bien por ellos! Pero con trucos o sin ellos lo importante llega cuando estas fotos se publican con un fin solidario.

La pionera del Wake Up Call, Jemina Khan  ya ha conseguido, gracias a las nominaciones, que muchos famosos se suban al carro y aporten su granito de arena. Naomi Campbell, Hugh Grant, Liam Neeson, Alexa Chung, Paris y Nicky Hilton son solo algunos de los nombres que podemos encontrar en la lista de los que se han sumado a la causa, una lista que crece día a día.

wake up call famosos

Una vez iniciada la campaña queda por ver si repite el éxito apabullante del Ice Bucket Challenge, que consiguió recaudar en un mes unos 100 millones de dólares para combatir la ELA en Estados Unidos. En España la cifra fue mucho más baja ya que pese al efecto viral no se consiguieron  más de seiscientos mil euros.

¿Qué pasará entonces con el Wake Up Call? Por ahora sólo en Instagram ya hay más de ciento cuarenta mil publicaciones con el hashtag Wake Up Call, publicaciones que sólo con el tiempo podremos comprobar si traducen en donaciones o si es otra moda pasajera a la que se suben los famosos y no famosos sin intención real de ser solidarios. ¿Vosotros que pensáis?

Nosotros desde websa100 deseamos que la campaña de Jemina consiga recaudar tanto o más como el Ice Bucket Challenge. Cualquier persona o empresa puede aprovechar este fenómeno para  reflexionar y aprender  las grandes lecciones de marketing que nos dejan estos fenómenos y tomarlos como referencia a la hora de intentar viralizar nuestros contenidos en redes sociales. Todo esto sin olvidarnos también de reflexionar sobre la parte solidaria y aportar nuestro granito de arena. Y vosotros, ¿ya habéis compartido vuestra morning selfie? ¿Os gusta participar en este tipo de desafíos solidarios? ¿O sois más de colaborar en privado? Sea cual sea la respuesta, estamos deseando escucharla.