Si eres un internauta asiduo (y si estás leyendo esto probablemente lo seas), seguro que has visto más de un vídeo online y más de dos en las últimas semanas. ¿No te parece mucho más cómodo ver la información que buscabas en vídeo, con imágenes y una voz que te lo explica?

Los vídeos online se han convertido en una de las herramientas de mayor uso por las empresas. Les facilita la promoción de sus ofertas y servicios y llegar a diferentes sectores de la población. Público que, si bien tienen intereses diferentes, comparten un punto común: el uso de Internet.


Descargar ebook gratuito

Todos sabemos que la red se encuentra a disposición de cualquier persona, indistintamente del lugar del globo en el que se encuentre (obviamente si estás de expedición por la Antártida no te aseguro una buena conexión).

Ventajas de los vídeos online

Ahora bien, los vídeos online tienen otras muchas ventajas. Sigue leyendo y te contaré las más relevantes:

Bajo coste de producción

La facilidad que brindan los avances tecnológicos para poder grabar en soportes portátiles como pueden ser los móviles ha permitido que los vídeos online no sólo sean posibles para las grandes empresas de gran capital. Ahora sus facilidades también pueden ser aprovechadas por pequeñas empresas e incluso negocios locales. Pero, eso sí, ¡ojo! No es necesario hacer vídeos online que rivalicen con las superproducciones hollywoodenses. Sin embargo, tampoco se deberían publicar vídeos que ofrezcan una pésima imagen de tu negocio.

Asimismo, si eres una gran empresa que cuenta con anuncios televisivos, siempre tienes la opción de vincular tu vídeo online con el spot publicitario, creando sinergias. Además, dado que Internet permite medir la interacción del vídeo online con el usuario ello nos permitirá mejorar la eficacia de los anuncios televisivos.

¿Te suena el impacto de branding?

Pues se refiere a captar la atención del receptor. Y en este punto los vídeos online resultan claves dado su alto poder de atracción que, además, permite que se recuerde con mayor facilidad ciertas marcas o productos.

Otra de las facilidades que proporcionan los vídeos online es mejorar la diferenciación de tu negocio frente a los competidores. Además, te permite conectar con el receptor a través de las imágenes y las emociones que puedes despertar en él. Todo ello se traduce en un aumento de la confianza del usuario. Es necesario apuntar aquí la necesidad de la creatividad como factor decisivo para que un vídeo guste o no. En el caso de que aciertes, es probable que tu vídeo online sea compartido por las diferentes redes sociales (el famoso y buscado efecto viral). Ello incrementará su visibilidad y potenciará que tus ventas aumenten.

Mejora el tiempo de permanencia de tu página web

¿Eso qué es? Pues sencillo: hace referencia al tiempo en el que un usuario está en determinadas páginas. Y no es que lo diga yo. Las estadísticas han comprobado que un usuario está más tiempo en las webs que cuentan con vídeos online y explicativos que en las que no los tienen.

¡Y también mejora el SEO!

También es importante señalar cómo los vídeos online mejoran el posicionamiento SEO de tu página web. Es por todos sabido que a Google le encantan los vídeos (no por nada compró YouTube), así que, si añades algunos, mejorarás en los puestos de resultados cuando se realice alguna búsqueda.

¡No dejes que te copien!

Una práctica común y bastante penalizada por Google es la copia de contenidos de otras webs. Sin embargo, copiar un vídeo online publicitario resulta mucho más difícil. Por tanto, además de gozar de una mayor seguridad de que no te lo plagiarán, te aseguras de que éste será único.

¿A qué tienes ganas de hacer tus propios vídeos online y potenciar tu negocio?

Ver servicio

Y ahora…¡a por tu vídeo!

Sigue estos pasos y ¡a crear!

El primer paso es la planificación.

Es imprescindible para lograr que tu vídeo online tenga éxito determinar con claridad y previamente a su elaboración cuáles son los objetivos que quieres conseguir. Asimismo tienes que tener el cuenta el segmento de la población al que te quieres enfocar, sus preferencias…

El segundo paso se centra en la grabación del vídeo online en sí mismo.

Es importante matizar la importancia de los vídeos cortos, que aportan más ventajas que los largos. Ello obedece a varias razones. En primer lugar, los usuarios no suelen ver vídeos largos, así que es extraño que los terminen si superan el minuto y medio. Por su parte, para las empresas resulta también más sencillo y rápido crear varios vídeos cortos que uno largo. Por último, la fase de edición de estos vídeos online es mucho más sencilla. Además, es necesario también tener en cuenta que son muchos los usuarios que visualizan los vídeos en plataformas portátiles, cuya reproducción es más rápida si dichos vídeos son cortos.

El siguiente paso es la edición de tu vídeo online.

Un buen consejo es insertar el enlace de tu página web en el vídeo. De esta forma, si el usuario está interesado podrá acceder a ella y conseguir más información. Otro acierto es el de incluir el logotipo o título que identifique y muestre de qué va el vídeo. Eso facilitará que el usuario sepa qué va a ver. Y, finalmente, no puedes dejar de hacer “una llamada a la acción” incitando al receptor para que consuma o compre lo que ofertas.

Ahora que ya tienes tu vídeo online toca subirlo a YouTube.

No te preocupes si no tienes ni idea de cómo hacerlo, es lo más fácil. Primero has de crearte un canal YouTube, de forma gratuita. Después sólo has de subir el vídeo añadiendo la información pertinente. Te recomiendo que no te olvides de esto último, ya que campos como el título o la descripción facilitan que el usuario sepa lo que está viendo.

¡A probar!

Si, además, quieres aumentar la visibilidad de tu vídeo online, no tienes más que subirlo a otras plataformas sociales, como Twitter o Facebook. Ello multiplicará el número de visitas y las posibilidades de venta.

¿Quieres saber el éxito de tu vídeo online? Pues acude al número de reproducciones y las estadísticas que el vídeo te muestra y mide así tus resultados.

¿A que ahora ya te explicas el éxito que tiene un vídeo online para tu empresa? Pues no esperes más, comienza a grabar el tuyo y ¡cuéntanos tu experiencia!