Cada vez más pymes son conscientes de la importancia de poseer sitios web adaptados para móviles y otros pequeños dispositivos inteligentes. La revolución de los smartphones y la mejora de las comunicaciones están modificando el panorama del e-commerce. Un nuevo concepto ha nacido: el m-commerce, que hace referencia a las transacciones que se realizan vía móvil. Los datos de una encuesta del Eurobarómetro no dejan lugar a dudas de esta tendencia.

Según esta encuesta, publicada recientemente por la Comisión Europea, España ha duplicado el número de usuarios de móviles con conexión a Internet en tan solo un año. Se pasó del 28 por ciento de finales de 2011, al 52 por ciento de inicios de 2013. Por si el dato fuera poco significativo, el estudio concluye que nuestro país se sitúa por encima de la media europea en telefonía móvil conectada a la Red. La penetración en el resto de Europa se queda en el 44 por ciento.

Descargar ebook gratuito

Por tanto, resulta incuestionable que cada vez mayor número de usuarios compran vía móvil. Ahora es muy fácil conectarse desde casi todos los lugares y empieza a ser usual realizar transacciones tomando el sol en la playa o un café en una terraza, por ejemplo. Por estas razones, los pequeños empresarios y pymes deberían pensar seriamente en adaptar sus webs para ser visualizadas, correctamente, en los teléfonos móviles inteligentes. Ignorar este fenómeno podría ocasionar importantes pérdidas para los negocios.

Pero ¿qué diferencias existen entre una web convencional y un sitio específico para móviles?.Para empezar, el contenido puede variar de una versión a otra. La razón radica en que los usuarios de smartphones, por razones evidentes, requieren información más concreta y breve, que los internautas que acceden desde ordenadores.  Además, los textos, imágenes o vídeos deben ser mucho más livianos y ligeros, con el fin de ganar en velocidad.

Existen más diferencias. Así, los resultados en función de la ubicación geográfica, desde la que se consulta, son más demandados por los usuarios  de móviles que por el resto de internautas y, por tanto, los sitios móviles deben vigilar ese aspecto. Por otro lado, los botones de las webs para móviles han de facilitar las pulsaciones con los dedos. El tamaño de los caracteres debe ser suficientemente grande, como para facilitar la lectura en las pequeñas pantallas de los teléfonos.

Otra cuestión a valorar es el posicionamiento de los sitios diseñados para smartphones. Los buscadores móviles privilegian las webs específicas para este tipo de dispositivos, frente a las que carecen de adaptación.

El nacimiento del diseño web adaptativo está detrás de la tendencia que analizamos. Esta técnica persigue la correcta visualización de la web, con independencia del terminal que se esté empleando. Es un diseño y desarrollo web que se acomoda de manera natural a la resolución y pantalla utilizadas.

Resumiendo, el boom del comercio electrónico vía móviles se multiplica mes a mes. Cada vez más personas se apuntan al m-commerce y los sitios web de las empresas han de estar preparados para este fenómeno en alza. Los beneficios de las pymes en los próximos años dependerán, en buena medida, de una correcta adaptación a la nueva tendencia.

suscripción al blog