La red social Twitter también tiene un hueco para los más mayores

Hace pocos días nos despertábamos con una noticia de impacto dentro del universo de la red social Twitter: la reina de Inglaterra, Isabel II, había mandado su primer tuit a los 88 años de edad. El mensaje personalizado, de contenido edulcorado, se envió desde la cuenta de la casa real británica –la más seguida de las monarquías europeas, con 856.000 followers- y en pocos minutos dio la vuelta al mundo, con reacciones en todas las direcciones.

Descargar ebook gratuito twitter para empresas

¿El motivo? La longevidad de la autora del tuit, pensarán muchos. Pero lo cierto es que si nos atenemos a este factor debemos tener en cuenta que estamos hablando de la red social Twitter,  que cuenta entre sus afiliados con verdaderas ‘viejas glorias’ de todos los ámbitos sociales, al menos en lo que al aspecto cronológico se refiere.

Y es que la aventura tuitera de la monarca británica puede asemejarse a la foto con la que hace un par de años nos brindó Benedicto XVI al darle al botón de un ipad e inaugurar así su cuenta oficial (@Pontifex_es), espacio que por cierto ha continuado su sucesor en el cargo, el Papa Francisco.

Adentrándonos en la sociedad patria, puramente española, son diversos los ejemplos que encontramos de personalidades con una larga lista de seguidores en la red social Twitter y que pintan canas, confirmando que la tecnología no está reñida con la edad que figura en sus respectivos documentos nacionales de identidad.

Dentro del periodismo, sin ir más lejos, contamos con ejemplos notables de plumillas que superan los setenta y diariamente comentan la actualidad, fomentando su marca personal y deleitando a sus seguidores con sus comentarios y opiniones. Es el caso de las periodistas y escritoras Maruja Torres@MistralS, 70 años y más de 70.000 followers en su cuenta de Twitter- o de la flamante finalista al Premio Planeta de este año, Pilar Eyre (@pilareyre) –cuya edad solo refleja la Wikipedia pero que lleva escritos más de 20.000 mensajes en la red social de los 140 caracteres-.

Ver servicio social media

Entre sus pares masculinos podemos citar a Pepe Oneto (@oneto_p), con más de 70 primaveras a sus espaldas y enganchado a Internet a través de este particular medio social, como si de su primer periódico se tratara. Y no nos podemos olvidar del paradigma del periodismo longevo en Twitter, Karmele Marchante (@KarMarchante), cuya edad nunca conoceremos pero que ha hecho de esta herramienta su verdadera ventana al mundo –recordemos que estuvo a punto de representar a España en Eurovisión ayudada por su legión de fans en la red del pajarito-.

Asimismo, la política también está llena de maduritos que no quieren perder un voto gracias a la red social Twitter. El ejemplo más emblemático lo encontramos en Esperanza Aguirre (@esperanzaguirre), sexagenaria que antes de dar una rueda de prensa para pedir perdón por la corrupción que habita en su partido aprovecha la instantaneidad de las redes sociales para difundir su mensaje. La estrategia le ha salido bien porque es una de las políticas con más gancho entre los internautas: nada menos que 232.000 son los followers que la siguen.

Una presencia de población ‘madurita’ que puede ayudar a remontar el vuelo a la red social Twitter, pues se trata de una herramienta que mantiene en vilo a sus gestores por su estancamiento en lo que a número de usuarios se refiere. Y es que a las pérdidas monetarias registradas en el primer semestre de 2014 se suma la tendencia rejuvenecedora de sus seguidores, limitando las expectativas de la compañía en lo que a anunciantes se refiere. Habrá que esperar cómo incide la presencia de estas ‘viejas glorias’ en la red social Twitter y si el experimento les genera los frutos esperados.