Tener perfil en LinkedIn no es lo mismo que saber usar LinkedIn. Si aprovechas bien lo que te ofrece esta red social, conseguirás grandes beneficios.

LinkedIn es una red social de profesionales para profesionales…bastante complicada de usar. No es sencilla ni rápida y a veces desespera (sobre todo últimamente que no paran de hacer cambios). Para los que usamos esta red a diario y de forma intensiva siempre tenemos la sensación de que nunca se controla el 100% de todo lo que ofrece, pues no es lo mismo tener un perfil en LinkedIn que saber usar LinkedIn.

Lo que sí observo es que en muchas ocasiones se confunde tener un (buen) perfil en LinkedIn con saber usar LinkedIn. O que nos conformamos con tener un perfil esperando que nos “lluevan” las ofertas de trabajo o de clientes sin hacer nada más. Ojala fuera tan fácil. Como todo en la vida para conseguir resultados en LinkedIn no sólo hay que estar sino hay que saber estar y dedicar mucho tiempo y esfuerzo.

Descargar ebook gratuito consejos linkedin para empresas

Los datos avalan eso: Linkedin cuenta a fecha de hoy (marzo 2015) con más de 347 millones de miembros, más de 6 millones de ellos en España. Pero ¿cuántos de esos usuarios son realmente activos entendiendo por tal los que han usado esta red en el último mes? Pues el dato más reciente lo publica el propio LinkedIn en sus resultados consolidados de 2014: 93 millones de visitantes únicos mensuales, lo que nos da que algo menos de un 30% de los perfiles de LinkedIn son activos en el último mes. Y muchos de estos ni siquiera saben usar LinkedIn correctamente. Claramente, todavía queda mucho por hacer…

LinkedIn requiere de una actividad constante y diaria si se quiere tener frutos y resultados. Tener un buen perfil es condición necesaria pero no suficiente para poder conseguir clientes si eres una empresa o empleo si eres un profesional en búsqueda, es imprescindible aprender a usar LinkedIn para conseguir los resultados esperados.  Vamos por partes:

Antes de nada asegúrate que tienes claro por qué y para qué estás en LinkedIn. Piensa bien tus objetivos, escríbelos y póntelos cerca de tu escritorio, donde los puedas ver todos los días. Y que eso sea tu faro a la hora de elaborar tu perfil y usar LinkedIn, apuntarte a grupos, buscar o aceptar contactos. Foco, mucho foco. Si lo pierdes corres el riesgo de dedicar horas a esta red sin conseguir ningún resultado. Palabra de quien ha estado ahí antes.

Para tener un buen perfil en LinkedIn necesitas optimizarlo incluyendo partes esenciales como el titular profesional, un extracto y una buena foto. Hemos escrito mucho en este blog sobre las partes de un perfil de LinkedIn, incluso las hemos representado en una infografía. Un consejo: la ayuda de un profesional puede ayudarte a que en dos horas avances en tu perfil de LinkedIn lo que te podría llevar semanas de conseguir por ti mismo. Muchas horas de formación a directivos y empresas así lo avalan así que si valoras tu tiempo y quieres aprender rápido ponte en manos de profesionales.

Ver servicio linkedin para empresas

Una vez tengas tu perfil “adecentado” viene la parte de usar LinkedIn en el día a día, la actividad. Yo te recomiendo dedicar al menos 15 minutos al día a LinkedIn, conviértelo en parte de tu rutina diaria, al igual que te lavas los dientes o dedicas unos minutos al día a elaborar tu lista de proyectos. ¿Y qué se puede hacer en ese tiempo? Pues así te recomendaría organizar una sesión en Linkedin 15 minutos al día en Linkedin:

1.- Revisa las interacciones

Lo primero que te recomiendo mirar es la esquina superior derecha de tu página de Linkedin, donde aparecen estos tres iconos: sobre, bandera y la silueta:

bienvenida Linkedin usar linkedin correctamente

El sobre te indica los mensajes que tienes en el buzón. Míralos y trata de responder de forma educada, aunque sólo sea para dar las gracias. Es muy frustrante escribir a alguien que no da ni un breve acuse de recibo. Las oportunidades pueden venir perfectamente dentro de ese buzón, no te olvides de mirarlo a diario.

La bandera indica las interacciones que ha habido: si alguien te ha validado (esto es, te ha dado buenas valoraciones), si alguien ha comentado algo en algún debate de grupo que sigues o has iniciado o en alguna de tus actualizaciones. Agradece siempre que puedas a la gente que se haya tomado la molestia de validarte, comentar algo o recomendar lo que dices. es una forma de mantener una relación, un vínculo con esa persona.

La silueta son las invitaciones a conectar. Si sigues este blog la semana pasada hablamos sobre ellas, te remito a ese post.

2.- Pon alguna actualización

Ya sea compartir un post que has visto en alguno de los blogs que sigues, iniciar un debate en un grupo o comentar algo que haya puesto alguno de tus contactos. Si no se te ocurre nada que decir siempre es socorrido que revises lo que han dicho tu contacto porque siempre puedes recomendar o compartir algo de lo que hayan dicho.

recomendar o compartir, usar linkedin correctamente

3.- Busca nuevos contactos al menos una vez a la semana.

Si quieres usar LinkedIn como un profesional debes aprender dónde se encuentran tus potenciales clientes, tus posibles partners, tus futuros empleadores. Ten muy claro el perfil de contacto que quieres y ve a por ellos. Recuerda que tienes un máximo de 3.000 invitaciones que puedes hacer, sé muy selectivo con ellas.

4.- De vez en cuando revisa quién ha visto tu perfil.

Es una potencial fuente de prospectos. En la versión gratuita de Linkedin sólo se pueden ver los 5 últimos, en la de pago los últimos que te han visto en los pasados 90 días.

Suficiente por el momento ¿no? ¿Te parece algo alcanzable? Cuéntame qué opinas, piensas, qué haces en LinkedIn…

Tenemos dos ebooks sobre Linkedin que pueden ayudarte en este camino y muchos posts publicados sobre LinkedIn. Pero aún mejor, tenemos muchos servicios de ayuda para Linkedin. Podemos ayudarte a elaborar tu perfil profesional,  a enseñarte a usar LinkedIn o a elaborar una estrategia para captar nuevos clientes. Te ahorraremos muchas horas de ensayo y error.

Ver servicio linkedin para empresas

Recuerda que en LinkedIn se encuentran tus potenciales clientes, tus posibles partners, tus futuros empleadores. Para llegar a ellos debes tener claro tus objetivos y saber cómo llevarlos a la práctica. Con la ayuda de un profesional este camino puede ser mucho más rápido y fácil ¡es una inversión altamente rentable! ¿hablamos?