El comercio online no hace más que crecer en España y en todo el mundo. Saber hacia dónde nos dirigimos puede ser la clave del éxito. ¿Te lo vas a perder?

Si esta Navidad has hecho tus compras en tiendas físicas, es que eres todo un hipster. El comercio online no ha parado de crecer durante todo el año. Según el último estudio del Observatorio Cetelem e-Commerce de 2015, cada español se ha gastado una media de 1.354 euros en tiendas online. Esta cifra, que aumenta un 2% respecto al año anterior, se espera que crezca todavía más en plenas Navidades. La llegada de Papá Noel y Los Reyes Magos siempre fue el momento favorito del año de todos los niños, pero ahora lo es también para los profesionales del e-commerce. Si tienes una tienda online seguramente estés leyendo este post mientras te frotas las manos. ¿La razón? Se espera que los españoles gastemos en comercio online la impresionante cifra de 3.460 millones de euros. Me parece que tras leer esa cifra, en 2016 habrá una tienda más, la tuya. Pero antes de que elijas tus propias vitrinas electrónicas, déjame explicarte hacia dónde va el comercio electrónico en 2016.

Descargar ebook gratuito sobre comercio online

  1. Lo quiero ahora. ¡Lo necesito ya!: si hay algo que odiamos todos los compradores, es tener que esperar largas colas para pagar nuestros productos. Esta característica de las tiendas tradicionales, si lo adaptamos al comercio online, se traduce en que un usuario no quiere tardar media hora en registrarse. Tienes que tener claro que cuantas más trabas pongas, más te costará hacer que el usuario pase de cliente potencial a real. Facilítales la tarea lo máximo posible y serán todo tuyos. Eso sí, si quieres que estos usuarios sean clientes habituales, debes mostrar rapidez también en el reparto. Ten en cuenta que si una persona compra uno de tus productos un martes y lo recibe el viernes… del mes siguiente, no volverás a verle por tu página.
  1. El contenido, sigue siendo el rey: si te estás preguntando qué es aquello que hace que los consumidores se hagan seguidores de una marca, la respuesta es clara: los contenidos. Un usuario de tu web puede adquirir alguno de tus productos, por supuesto, pero lo que le generará fidelidad no es ese producto. Los contenidos de calidad, producidos tanto en redes sociales como en blogs corporativos, seguirán siendo una de las tendencias más importantes del 2016. Para que el comercio online de tu tienda funcione, primero debes aprender a cómo vender tus productos diferenciándolos de los de la competencia. Por ejemplo, puedes tener una tienda online de ropa deportiva. El consumidor puede ver esos pantalones y comprarlos porque le han gustado. El problema es que esto se complica si piensas que hay decenas de tiendas, tanto físicas como virtuales, que pueden vender el mismo pantalón o uno muy parecido. ¿Cómo vas a hacer que ese potencial cliente te elija a ti y no a un rival? Imagínate que has hecho todo un post hablando de los beneficios que tiene ese pantalón. Afirmas lo cómodo que es y lo práctico que resulta para determinadas acciones. El consumidor está leyendo una historia sobre ese pantalón y todo lo que puede aportarle. Sin duda, lo tendrás mucho más cerca de ti.
  1. Nuestro Smartphone, ese gran aliado: el comercio online en general, ha sido todo un triunfador en el año 2015. Sin embargo, esta alternativa de compra no habría sido posible sin contar con la inefable ayuda de ese aparatito que nos acompaña hasta en el baño: el Smartphone. En 2014 el 19% de las personas declaraban que realizaban sus compras a través del dispositivo móvil. Esta cifra aumentó en 8 puntos durante 2015, pues el 27% de españoles declaraban utilizarlos para realizar alguna que otra adquisición. ¿Qué te quiero decir con esto? Que ha llegado la hora de que adaptes tu web a móviles. De esta forma, si una persona está visitando tu web desde un dispositivo móvil y ve un producto que le gusta, puede adquirirlo inmediatamente. En caso contrario, deberá ir hasta el ordenador y en ese trayecto puede pensárselo dos veces y decidir no comprar tu producto.
  1. Soy esto, esto y esto, ¿me quieres?: ¿te acuerdas cuando le decías a tu madre que ibas a salir con tus amigos y ella te hacia todo tipo de preguntas sobre ellos? Quería saber sus nombres y los de sus padres, sus datos de contacto (desde teléfono hasta fotolog) o hasta su grupo sanguíneo. Bueno, pues la versión 2.0 de esto será otro de los aspectos fundamentales para el comercio online de 2016. La confianza va a ser algo fundamental para el comercio electrónico. La gente deberá sentir, nada más enterar en la tienda online, que se encuentra en una página 100% segura. Para ello, tienes que ofrecerle todo tipo de información sobre tu compañía. Algo que funciona muy bien en estos casos, es tener una web adaptada al S.XXI. Si al entrar a tu web el usuario cree estar en 1999 gracias a tus colores fosforitos y tu amor por la letra comic sans, no conseguirás nada. Una vez hayas actualizado tu diseño al nuevo milenio, no te olvides de añadir todo tipo de datos de contacto. Puedes adjuntar un email y un teléfono para aquellas personas que estén indecisas. Además, si ofreces múltiples formas de pago, la persona se sentirá más segura al poder elegir. También puedes incorporar algún tipo de seguro de cancelación o de extravío y evitar problemas y quejas si algo no sale del todo bien.
  1. Productos creados especialmente para ti: cada vez tenemos más claro que nuestros gustos no se parecen, en nada, a los del resto de personas. La fragmentación de los consumidores cada vez es más clara, y si queremos tener una tienda virtual exitosa, es necesario que nos adaptemos a ella. Por eso, el comercio online de 2016 empezará a personalizar sus productos. ¿Cómo se puede hacer esto? Tú, como empresa, debes ofrecer servicios muy generales y nada cerrados. De esta forma, será el consumidor y sus gustos los que determinen todos los detalles. Pongamos un ejemplo. Imagínate que tienes un spa. Puedes crear diferentes tipos de packs para ir en amigos, familia, con pareja… Cada uno de estos te ofrece unos tratamientos diferentes, pero si una persona elige el pack en pareja, ¿por qué no puede cambiar uno de sus masajes por otro del pack familia? Antes de contratar algún servicio o adquirir un artículo, las personas se crean unas expectativas mentales. Si tu tienda online no es capaz de contentarlas, lo más seguro es que el usuario no se convierta en cliente. Lo bueno de las webs es que puedes presentarle múltiples ofertas y que el consumidor vea el producto y elegirlo con un solo clic. Por ello, ¿qué mejor manera de mantener contento a tu visitante que permitiéndole crear su propio producto? Así, será imposible que le defraudes.
  1. ¿Comercio online local o internacional?: ambas tendencias van a ser desarrolladas de forma clara en el 2016. Las tiendas online que están empezando pueden apoyarse en el comercio local para ir creciendo. Esto es muy positivo para ellos porque se están dirigiendo a un mercado pequeño y que conocen perfectamente, pues es en el que viven. No obstante, las marcas que ya estén consolidadas pueden obtener muchos beneficios si internacionalizan su comercio online. El empezar a crear sucursales físicas de tu empresa en diferentes países además de caro, está lleno de trabas. Por ello, puedes empezar vendiendo tus productos a través de una tienda online. Esto te permitirá conocer cómo funcionan otros mercados extranjeros y saber qué productos se demandan o cuáles no. Si eres un fiel defensor de las tiendas tradicionales esto es muy positivo para ti. Antes de lanzarte a cruzar la frontera puedes comprobar qué tal te iría. Minimizas el riesgo y potencias la inversión. Nada mal, ¿verdad?
  1. Pero, ¿qué tienda virtual pongo?: este apartado es fundamental pues hay algunas tiendas online que funcionarán mucho mejor que otras en 2016. Puede que ya estés convencido de montar tu propio establecimiento virtual, pero no sepas qué clase de productos comercializar. Si este es tu caso, déjame decirte que las tiendas con artículos deportivos de todo tipo se espera que sean todo un éxito. No obstante, si el deporte no lo es tuyo, lo cierto es que los más pequeños de la casa también serán protagonistas del comercio online. Por ejemplo, las tiendas con ropita de bebé y artículos infantiles tendrán mucha afluencia de usuarios. ¿Por qué no probar? Por último, recuerda la importancia que la personalización va a tener en el comercio online. Por ello, si creas una tienda de productos hechos a mano que se puedan personalizar, a la gente le encantará. Y si son productos raros o difíciles de encontrar, ¡mucho más!

Ver servicio de comercio online

El comercio online ha sido uno de los grandes triunfadores de este 2015, pero en 2016 va a dar otro paso de gigantes. Si lo que estás buscando es apostar por un caballo ganador, créeme que no tendrás mejor opción que esta. Monta una tienda virtual dentro de tu página web, atrae a tus usuarios y conviértelos en clientes. ¿A qué estás esperando para triunfar en el mundo online?

Imagen cortesía de Shutterstock.