Seguimos con el repaso a los medios de comunicación como soporte publicitario para pymes. Después de valorar las ventajas e inconvenientes de la radio y la prensa, consideraremos las posibilidades que ofrece la televisión.

La televisión generalista suele ser un medio hostil para las pequeñas empresas, un territorio reservado para las grandes compañías, con capital suficiente para invertir en este medio. Por eso, este artículo está escrito pensando en las cadenas de ámbito geográfico reducido, es decir, en televisiones locales, provinciales y regionales.

En general, es complicado realizar un buen spot televisivo. A diferencia de la radio o de la prensa, el coste de producción es muy elevado, para realizar un spot hace falta un equipo humano y material más complejo.

Por eso, no basta con tener una buena idea, sino que hay que desarrollarla de acuerdo al presupuesto con el que contamos. En muchas ocasiones no se tiene en cuenta el presupuesto, no se adecúa la idea a los medios de los que disponemos y el resultado origina anuncios de calidad dudosa.

Algunas cadenas han encontrado solución al alto coste de producción ofreciendo la posibilidad de realizar un anuncio sobreimpreso en la pantalla. En este caso, en lugar de un anuncio audiovisual se emite un anuncio gráfico, compuesto por un texto y/o una imagen.

Es una solución ingeniosa, aunque no me parece adecuada. La gran ventaja de anunciarse en televisión es el hecho de que es audiovisual. Si mutilas sus características y lo reduces a un anuncio gráfico no le prestarán atención. Para eso es mejor anunciarse directamente en prensa, en internet o en el medio exterior.

Además, con la llegada de la TDT la audiencia es la misma pero se han multiplicado los canales y para una cadena modesta es prácticamente imposible competir contra ese abanico de ofertas.

Personalmente desaconsejo su utilización como soporte publicitario para pymes, creo que se debe estudiar la estrategia, sopesar las ventajas e inconvenientes y valorar previamente otros soportes publicitarios.


suscripción al blog