En la era digital, sólo los mejores contenidos para web sobrevivirán.

“Sólo los mejores contenidos para web sobrevivirán” ¿Os suena esta afirmación? Por supuesto, el mensaje esta un poco adaptado, pero es de Charles Darwin en su indispensable “El origen de las especies”, (1859) y ahora Ken Doctor, un analista estadounidense sobre los medios traslada la teoría Darwiniana al periodismo, porque la “ciencia de la actualidad” últimamente sufre los achaques de un mundo digital y en constante evolución hacia todavía no se sabe qué.

El experto condensa su cábala sobre la supervivencia de las noticias “más fuertes y preparadas” en el libro “Newsonomics: Doce nuevas tendencias que moldearán las noticias que recibes” y que, desde luego, dentro de su género (el de echarle las cartas al periodismo) resulta el más convincente y acertado. Por lo tanto, vamos a ver cómo avista Doctor el panorama periodístico de aquí a unos años:

La primera de las afirmaciones del analista, como ya mencionábamos, rinde honores a Darwin. Así, según sugiere, dado que el lector es un ser finito con un tiempo limitado, sólo los contenidos para web más aptos sobrevivirán y merecerán nuestra atención. Vale, ¿cuál es el contenido más apto? Pues parece que todavía no han sido fijados los estándares de calidad. De hecho, no es imprescindible que sea el mejor documentado y elaborado para recibir la avalancha de lectores. Véanse los trending topic, que más bien parecen seguir la estela de Andy Warhol: la de ser famosos durante unos minutos.

Sin embargo, el contenido más apto sí que parece estar vinculado con la empresa periodística capaz de respirar en los mundos 2.0 gracias a unas branquias adaptadas: tiene habilidad para manejar la tecnología mejor que las demás, porque sabe que las noticias son “sociales” y se comparten hasta el infinito, además ha aprendido a enfocar sus esfuerzos hacia nichos específicos y, por supuesto, sabe vender anuncios relacionados con las noticias.

Otra elucubración que nos regala Doctor en su libro es la idea de que los reporteros se encaramarán a las trincheras de los blogs y se convertirán en blogueros, dado que los lectores agradecen esta nueva ventana informal y cercana en la que pueden compadrear con el autor del artículo aportando, a su contenidos para web, sus comentarios y dialogando con los demás lectores acerca del texto.

Además, según este experto, el periodismo y el marketing cada vez congenian más y mejor. Así, a cualquier periodista que desee ser leído ya no le basta con el hecho de que sus letras militen en una cabecera importante, sino que deberá aliarse con las redes sociales para que sus contenidos para web no perezcan víctima de las turbulentas aguas 2.0. Por lo tanto, necesitará una buena “cartera” de seguidores dispuestos a retuitear su contenido.

En fin, nos hemos dejado nueve predicciones en el tintero; pero, sobre todo, no hemos podido desentrañar el misterio: ¿qué son contenidos para web de calidad? Esperemos que nuestras prisas no acaben derivando en un “contenido rápido”; ideal para “hombres grises”  sin tiempo para digerir grandes noticias.