Seguro que más de una vez habrás recibido visitas a tu perfil de LinkedIn de un tal “anónimo” ¿te gustaría saber lo que significan esas visitas y cómo te pueden servir? Sigue leyendo, hoy ¡va una de espías señores! jeje.

Imagino tu cara de curiosidad. Porque esto de las visitas en anónimo a los perfiles nos intriga a todos ¿verdad? Te cuento cómo puedes visitar en anónimo perfiles de LinkedIn y las ventajas/desventajas que ello tiene.

ebook gratuito 10 consejos LinkedIn

Hace un tiempo hablamos de las visitas al perfil de LinkedIn, por si no lo recuerdas te recomiendo lo leas: ¿Quién visita mi perfil de LinkedIn? Vamos a profundizar sobre esas visitas en “anónimo”.

1.- ¿Qué es una visita “anónima”?

Es alguien que visita tu perfil de LinkedIn y no quiere que veas quién es. Si revisas quién ha visitado tu perfil en los últimos días (3 si tienes la versión gratuita; 90 si eres Premium) verás algo así:

ejemplo de visita en anonimo a tu perfil de LinkedIn

otro ejemplo de visita anonima

2.- ¿Alguien puede saber realmente quién está detrás de esa visita en anónimo?

Existe una “leyenda urbana” que he oído varias veces de que los perfiles Premium Sí pueden ver esa información (el nombre y apellido de los anónimos). NOOOOO, no es cierto. Nadie puede saber quién ha sido esa visita siendo anónimo, ni pagando. Estad tranquilos (a menos que LinkedIn cambie las normas).

✱✱✱Todos estos trucos y muchos más en los cuento en los talleres para la mejora del perfil de LinkedIn. Son presenciales, por el momento en Madrid puedes ver fechas y contenidos aquí. Y te espero porque creo que te pueden ser de mucha ayuda✱✱✱

taller linkedin

3.- ¿Quién hace esas visitas anónimas?

Normalmente headhunters y reclutadores porque no quieren que el potencial candidato se “inquiete”. Pero también pueden hacerlo cualquier persona en LinkedIn que quiera “espiar” sin revelar su identidad (música de James Bond por favor)

Cómo ser anónimo en LinkedIn

4.- ¿Cómo puedo ser anónimo en LinkedIn?

Ve a la sección de configuración del perfil (debajo de tu foto redonda que aparece en el menú de navegación) a la sección de privacidad. Verás una sección que se llama “opciones de visualización del perfil” (o “profile viewing options” si lo tienes en inglés). Si entras en ellas tienes tres posibles alternativas:

  1. ser tú con tu nombre y apellidos y tu titular profesional
  2. puedes ser alguien de tu sector, de tu cargo, de tu empresa o universidad (digamos que algo semi anónimo, una opción a la que nunca le he visto la utilidad si quieres que te sea sincera)
  3. o la alternativa de ser completamente anónimo

Mira lo que me aparece a mí:

opciones de visualización del perfil de LinkedIn

Si quieres ser anónimo por completo, elige la tercera opción.

5.- ¿De qué me sirve ser anónimo en LinkedIn?

Te sirve para observar (espiar, dígamoslo claramente) sin que nadie sepa que lo has hecho. IDEAL PARA COTILLEAR. O para conocer qué hace tu competencia sin que se inquiete. Úsalo con inteligencia y estrategia.

6.- ¿Tiene consecuencias ser anónimo?

Las tiene si tienes una versión gratuita. Mira lo que dice el propio LinkedIn en su sección de ayuda:

“No podrás ver quién ha visto tu perfil si:

Tienes una cuenta básica (gratuita) y,
escoges no mostrar tu nombre y titular cuando VES los perfiles de otras personas buscando en el modo de casi anónimo o anónimo.

Si has decidido no mostrar tus datos, pero cambias la configuración para que aparezca tu nombre y titular , verás temporalmente las 5 personas más recientes de tu perfil en los últimos 90 días. Cuando otro usuario vea tu perfil, se borrará el historial de los últimos 90 días y volverá a empezar de nuevo.

La única manera de ver siempre tu historial de los últimos 90 días con una cuenta básica gratuita es mostrar siempre el nombre y el titular. Si te abonas a una cuenta de pago, verás todo el historial así como las tendencias e información adicional de los últimos 90 días.

Nota: actualizar tu cuenta no revelará la identidad de los visitantes de modo anónimo. Siempre respetaremos la elección de un miembro para buscar en modo privado.”

Te lo traduzco: LinkedIn “te penaliza” el que estés en anónimo privándote de recibir la información de quién ha visitado tu perfil. Por eso:

Te recomiendo que SIEMPRE tengas tu perfil en modo “visible” y solo usar el modo anónimo para cuando quieras hacer de “espía” por un rato.

No te olvides de volver a “ser tú” una vez hayas terminado de usar el modo anónimo.

La otra consecuencia que tiene es que es uno de los comportamientos que más detestan los usuarios de LinkedIn. Parece que eso de las visitas anónimas inquieta mucho. Y no gusta.

Concluyendo: NO seas anónimo salvo momentos puntuales

Déjame repetirlo una vez más: NO seas anónimo en LinkedIn salvo en casos puntuales que quieras aprender o cotillear de otros profesionales. Una métrica que LinkedIn tiene muy en cuenta es la de visitas a tu perfil. Y las visitas a tu perfil se consiguen, entre otras cosas, visitando tú otros perfiles ¡y si eres anónimo la gente no sabrá que los has visitado!

¿Te ha gustado este post? Me encantará saber tu opinión. Tengo muchas más cosas que contarte sobre el mejor uso de LinkedIn ¿te animas a venir a alguno de nuestros talleres sobre LinkedIn?