Aprende a compatibilizarlos, SEO vs SEM

A menudo, en artículos y en páginas web del mundo del márketing online, se habla de los conceptos SEO y SEM siempre unidos; como si fueran esas amigas que siempre van juntas al baño. Pero, efectivamente, las amigas, cuando salen del baño, se dan la espalda y se preparan para una lucha encarnizada basada en quién será más popular. Y es que el SEO vs SEM no dejan de ser unas amigas en un concurso de popularidad.

Descargar ebook gratuito aprender tu estrategia SEO

Antes que nada, aclarar que el SEM , cuyas siglas quieren decir Search Engine Marketing, es el nombre habitual por el que se conoce al pago por click (PPC), aunque en realidad este concepto engloba todo el márketing en buscadores, incluido el SEO. No obstante, vamos a referirnos al PPC como SEM porque es así como se conoce popularmente. Entonces, ¿cual es mejor? Empezamos con el SEO vs SEM

Por una parte tenemos al SEM, que podría ser la amiga no demasiado agraciada que necesita pagar para que la vean. ¿Entonces por qué nuestra atrevida SEO ha sabido diferenciarse tanto del SEM? Cuando introducimos una búsqueda en Google hay una serie de resultados, que generalmente aparecen en la parte superior y en la de la derecha, por los que las empresas que en ellos aparecen han pagado. El dinero que se paga por estos enlaces variará en función de la competencia de las palabras clave por las que queramos pujar. El programa por excelencia que se usa para estas campañas es Google Adwords, y puede ser una lanzadera muy potente para que las empresas se den a conocer, algo así como ir a la discoteca y ponerse a bailar en medio de la pista. Además, medir sus resultados es muy sencillo, con lo que, si una determinada palabra clave no funciona, podremos invertir en otra. Y esto es a lo que se le suele llamar SEM, aunque se trata de una alumna tan aventajada que conoce perfectamente todo lo que el SEO y otros compañeros traman en cada momento.

Seguimos con el SEO vs SEM. En el lado opuesto, aunque parezcan hermanas, tenemos al SEO. El SEO es la amiga que, ante todo, quiere llamar la atención y lucirse, por ello cada día se pasa varias horas frente al espejo. Cada día le dedica más tiempo a su imagen y le cuesta horrores pisar la calle sin su obligatoria preparación. El SEO, cuyas siglas significan, como ya sabréis, Search Engine Optimization, se refiere a los enlaces naturales de Google. De este modo, lo que se persigue es aparecer en los primeros resultados del buscador y, por supuesto, que el más guapo de clase se fije en ti. Para ello, tanto antes de salir a la calle como una vez fuera de casa, hay que acicalarse correctamente, es decir, ir realizando nuestras acciones SEO. Google Webmaster Tools es nuestro mejor aliado para empezar con nuestra estrategia SEO vs SEM.

Mientras que las estrategias de pago por click, a las que llamamos SEM, se basan en hacer un profundo estudio de las palabras clave más buscadas para un determinado sector, redactar un anuncio atractivo y que consiga que la gente haga click y, con el tiempo, ir midiendo los resultados para poder ir modificando términos, el SEO es algo que requiere mucho más tiempo; porque la popular no ha conseguido llegar a ser reina del baile en tan solo unos días. Estamos hablando del esfuerzo de varios cursos. Por ello las estrategias SEO, además de a largo plazo, tienen muchos más factores en los que hay que fijarse.Ver servicio

Ver servicio

Además de tener una web con una usabilidad perfecta, el SEO requiere de un trabajo constante en cuanto a la actualización de contenidos. Se necesita un buen contenido, original y con la extensión adecuada. Por supuesto, como estamos hablando de la abeja reina del instituto, también se basa en tratar de conseguir enlaces provenientes de páginas notorias: hay que pedirle a Johnny, el que sale a fumar en los recreos, que si nos puede coger de la mano para que todo el mundo nos vea con él. Esto va a provocar que los demás se interesen en nosotros. Todo suma para el SEO.

Pero, una vez hemos aprendido esto, nos surge lo siguiente: El SEM, aunque se basa en hacer pagos para aparecer de una manera destacada en Google, se está llevando, tan solo invirtiendo una cantidad de dinero, muchos clicks para aparecer de manera destacada. El SEO, aunque quiera ser la popular, se pasa horas arreglándose y preparándose para ello, y a veces ni siquiera consigue que se fije en ella el guapo de la clase. Desde luego que, si quieres conseguir resultados visibles para tu web más a corto plazo, el SEM será la solución que más te conviene. ¿Esto quiere decir que ahora es el SEM la más popular, la que con muy poco esfuerzo saca mejores notas? Todos queremos al SEO y nos encanta ese esfuerzo que día a día pone para ser el mejor, pero quizás deberían aprender a convivir ya que aparecen en la misma página. ¿No puede haber dos reinas del baile? ¡SEO vs SEM, haya paz!

suscripción al blog