¿Quieres saber qué fallos son los más frecuentes a la hora de desarrollar SEO? Como un aviso a navegantes. Para los que se les ha picado la goma de sus proyectos web de marketing online por descuidos y faltas de rigor.

Esta es una relación de los errores más o menos evidentes a la hora de atreverse con una estrategia SEO para un desarrollo web. Vamos con cada una de ellas:

Palabras clave: Probablemente, se han catalogado demasiadas palabras clave y el buscador lo ha visto como lo que es, como un trabajo de ingeniería no natural. Si ha sido eso, al rincón SEO por trabajar mal un posicionamiento web.

Links pésimos. Los enlaces dirigidos no fueron comprobados. Simplemente no eran de calidad y los buscadores los dieron como spam. No sólo esa estrategia no fue favorable, sino que ha podido tener consecuencias negativas. Penalizaciones, algo horroroso, desde luego, y un trabajo que hay que volver a rehacer.

¿Tema? ¿qué tema? Tan fino se ha vuelto esto del SEO que una causa probable de la caída de la relevancia del proyecto web puede deberse a que el tema del que trata el portal de interés y los de los enlaces se parezcan lo mismo que un huevo y una castaña. Enlazar por enlazar con esa base teórica nula es falta personal. A la caseta.

Social media nada de nada. Y, en este descenso a los infiernos de la mala praxis SEO , podemos encontrar una tarea no desarrollada que es vital, la ausencia de relación del proyecto web, corporativo, o del tipo que sea, con las redes sociales. Si no hay perfiles asociados, si las redes no computan, para Google el proyecto no tiene relevancia.

Recuerda también que la socialización de los contenidos es estrella de cartel y figurón en el posicionamiento web en buscadores. Subráyalo por favor. Vuelve a subrayarlo.

-Enlaces mal dirigidos. Los enlaces que van a parar a las páginas principales han de combinarse con los que se dirigen al interior de los portales, los que podríamos llamar profundos.

Demasiadas direcciones a homes, malo, malo. Google lo ve también como lo que es, llegas a una tienda, ves el escaparate y te vas. Si entras y revuelves el género estás adquiriendo conocimiento y relación con el espacio con el que se relaciona el portal de referencia. Y éso, puntúa desde la línea de tres puntos.

Mira, la lista de errores del SEO es aún más larga, pero me equivocaría si no te comentara que de lo que se trata en realidad es de aplicar el sentido común. Entender qué es lo que se privilegia en una conexión, en una relación, en la socialización online de esas interacciones. Sentido común ‘my friend’, sentido común.

SEO peleón, posicionamiento web de garrafón.