La segmentación es un proceso por el que dividimos un conjunto de personas en grupos uniformes más pequeños denominados segmentos. La característica fundamental de estos grupos es que, los elementos que los conforman, mantienen algunas características similares. Debido a esto, es probable que estos elementos respondan de modo similar a determinados estímulos, por ejemplo, actitudes o hábitos de compra.

La segmentación es, en realidad, un proceso de agregación: agrupar en un segmento a personas con necesidades similares. La segmentación es una herramienta potentísima que tiene un doble objetivo:

  • Nos va a permitir optimizar nuestro sitio y por lo tanto, hacerlo más efectivo. Para ello, debemos contextualizar la información, profundizando en el análisis de los datos.
  • Conocer mejor a los diferentes elementos que componen un segmento. En el caso particular de la Analítica Web,  la segmentación nos permitirá conocer mejor los visitantes de nuestro sitio web y comprobar cómo se comporta un determinado perfil de usuario.  Esto nos permitirá adoptar estrategias diferenciadas en función de estos, y eso en Websa100, como agencia especializada en posicionamiento web, sí que lo sabemos.

Descargar ebook gratuito

Cuantos más segmentos  tengamos, más precisos será nuestro análisis pero debemos evitar caer en una segmentación hasta el infinito. Para evitarlo ten en cuenta, primero, que un segmento es útil cuando incluye un grupo lo suficientemente grande como para que los resultados sean útiles y segundo que los segmentos que decidamos hacer deben estar relacionados con los objetivos de nuestro negocio.

Por ejemplo, si nuestra página web está centrada en un mercado muy localizado, pongamos España, recibiendo de otros países tan solo un 5% de visitas, de las cuales convierte tan solo otro 5%, ¿Te parecería interesante segmentar por países de procedencia de las visitas? ¿No sería mejor hacerlo por ciudades de España?

Gracias a Google Analytics podemos segmentar de varias formas diferentes,  bien mediante filtros de perfil o bien, mediante segmentos avanzados. La diferencia fundamental entre ellas es que los filtros nos van a permitir modificar los datos existentes a nuestro antojo siendo imposible volver a recuperar los datos excluidos. Esto no ocurre con los segmentos, por lo que se recomienda tener una cuenta sin filtros, es decir con todo el contenido íntegro.

Ver servicio

Por ejemplo, si decidimos filtrar nuestros datos por una determinada procedencia geográfica, a partir de ese momento y para ese determinado perfil (podemos tener varios para una misma cuenta de Google Analytics) solamente se mostraran los datos relativos a esa localización determinada, siendo imposible recuperar datos para cualquier otra localización. Veamos brevemente, las dos modalidades

  • Segmentos

Los podemos hacer a través de los segmentos predeterminados de Analytics o bien hacer nosotros mismos aquellos que más nos interese, con los segmentos personalizados.

En el primero de los casos tan solo debemos acudir a la parte superior izquierda de la pantalla y seleccionar “segmentos avanzados”. Se nos mostrara una pantalla como esta en la que solamente debemos seleccionar los segmentos que nos interesen.

segmentos avanzados

En el caso de los segmentos personalizados el procedimiento es un poco más complejo. Partiendo de la pantalla anterior debemos seleccionar la opción “nuevo segmento personalizado”

segmento personalizado

A partir de esta pantalla podemos empezar a combinar los diferentes indicadores y dimensiones para encontrar aquellos segmentos más apropiados en función de nuestros objetivos.

  • Filtros de perfil

Para crear un nuevo perfil debemos acudir a la pestaña de “Administrador” en la parte superior derecha en la barra de menú

filtros de perfil

Después debemos buscar la cuenta a la que deseamos añadir el nuevo perfil. A continuación debemos hacer clic en “+ perfil nuevo”.

perfil nuevo

Debemos seleccionar  sitio web o aplicación y darle un nombre al nuevo perfil. Es recomendable que este describa lo mejor posible ese perfil para evitar confusiones posteriores. Por último, seleccionamos zona horaria y ya tenemos creado nuestro nuevo perfil.

Google Analytics nos ofrece dos tipos diferentes de filtros, los predefinidos y los personalizados. Al igual que ocurría con los segmentos, los predefinidos vienen dados por Analytics y suelen ser  los usados más habitualmente (excluir tráfico de determinadas IP’s,  por ejemplo) mientras que, en los personalizados debemos ser nosotros los que, combinando las opciones “excluir”/“incluir”, obtengamos los perfiles adecuados a nuestras necesidades. Una última consideración: los datos que obtendremos serán válidos  desde el dia siguiente a la configuración del filtro.

Desde nuestra agencia de marketing online esperamos que este post te haya servido como primera aproximación a la segmentación de perfiles de navegación. ¿Has utilizado la segmentación anteriormente? ¿Utilizas segmentos o perfiles? ¿En función de que criterios utilizas uno u otro? Coméntanos tus experiencias e inquietudes con esta herramienta.

suscripción al blog