Con una creciente especialización en todos los ámbitos de estudio, el social media no iba a ser diferente. Descubre qué son las redes sociales verticales.

Cuando se habla de redes sociales, muchas personas piensan en Twitter, Facebook o Instagram. Estas redes, aunque quizá sean las más importantes dentro del social media, son sólo ejemplos aislados dentro de un mundo mucho más amplio. Las redes sociales no paran de crecer y expandirse. Cubierto un sector de público, con unos gustos determinados, se busca otro. Y, créeme, siempre hay un grupo de personas que no encuentran lo que buscan. Por ello, si los 140 caracteres se te quedan cortos, Pinterest no es para ti o no entiendes qué es Google Plus, ¡tranquilo! Tarde o temprano aparecerá una red social perfecta para ti. Hoy vamos a hablar de esa especialización o, mejor dicho, tematización de las redes sociales. ¿Has oído hablar de las redes sociales verticales?

Descargar ebook gratuito

Las redes sociales verticales son aquellas que están especializadas en un tema concreto. Esta materia puede ser de lo más diversa: música, amor, viajes, coches… Estos social networks no tienen el mismo éxito que Facebook o Twitter, pero son muy conocidos por aquellas personas que comparten esos gustos. En estas redes, la persona encuentra contenido relacionado con su afición o interés. Al mismo tiempo puede contactar con personas que comparten sus tendencias.

Los usuarios con gustos determinados encuentran estas redes sociales verticales muy interesantes y cada vez las utilizan más. No obstante, las empresas también se están empezando a dar cuenta de su potencial y están empezando a buscar en ellas a su público objetivo. A continuación vamos a ver una recopilación con los 4 temas por excelencia de las redes sociales verticales y los ejemplos más interesantes. ¡Toma nota, seguro que te van a ser de mucha utilidad!

El amor:

Sí, si estás buscando el amor y por la calle se te escapa, puedes encontrarlo en las redes sociales. En los últimos tiempos no han parado de proliferar las redes sociales verticales que te ayudan con temas románticos. ¿Las conoces?

  1. Badoo: 294 millones de personas te están esperando en Badoo para, según la propia web: chatear, compartir intereses y (¿por qué no?) tener una cita. Hablemos claro, la gente en Badoo no quiere compartir tus intereses y chatear contigo, ¡quiere tener una cita contigo! Si crees que es el momento de protagonizar tu propio Cuando Sally conoció a Harry, versión online, esta red social es perfecta para ti. Muy mal se te tiene que dar para no encontrar a una Sally o a un Harry de tu gusto entre tantas personas, ¿no?
  2. Meetic: en Badoo y otras redes sociales verticales de temática romántica como Tinder, buscan un público más juvenil. En cambio Meetic te permite encontrar el amor, más allá de tu edad. Esta red social no trata de camuflar sus intenciones como veíamos con la primera. En Meetic te apuntas para que “amen tus imperfecciones” (puedes seguir el hashtag #LoveYourImperfections en Twitter). Otra alternativa interesante, si Cupido se ha olvidado de ti.

Literatura:

No hay nada como un buen libro, ¿verdad? Pues imagínate compartirlo con una o cientos de personas que lo han leído y también les ha encantado. Internet, también tiene su pequeño huequito para los amantes de la lectura. Y las redes sociales verticales especializadas en la literatura son, además, una gran forma que tienen los nuevos escritores de darse a conocer.

  1. Goodreads: esta es una de las páginas más interesantes si eres un amante de la lectura, y quieres profundizar más allá de sus páginas. Cada uno de los libros tiene su propia página en la que la gente lo puntúa y critica según lo que les ha parecido. En ellas, puedes compartir tu opinión e iniciar debates con otras personas. Esta red social es muy popular entre los escritores, lo que hace que autores de prestigio como Stephen King o Patrick Rothfus tengan su propio blog en ella. Por si fuera poco, te permite catalogar los libros según los hayas leído, los estés leyendo o tengas pendiente hacerlo. Recuerda puntuarlos, pues es la forma de que te recomienden libros similares. ¡Ah! Y en esta red social se forman grupos en los que cada mes se proponen libros que leer. Un club de lectura, sin salir de casa. ¿El problema? El inglés es la lengua mayoritaria.
  2. Lecturalia: si el inglés no es lo tuyo y buscas una red social en la que compartir tu afición por la lectura, y hacerlo en español, esta es tu mejor opción. En esta página encontrarás todo tipo de información sobre los autores y sus nuevos lanzamientos. Además, mantienen un blog en el que informan de la actualidad del mundo literario. No obstante, su sección más importante es la de la comunidad. Si te unes a ella podrás añadir información sobre los autores y sus libros, además de que permite que los puntúes y comentes. Sin duda, Lecturalia se basa en el trabajo mutuo. Tú tienes un conocimiento que puede que otras personas no. ¿Por qué no lo compartes?

Música:

Los amantes de la música son legión. Por ello, el terreno musical es algo que las redes sociales verticales no iban a dejar de explotar. Al igual que ocurría con las literarias, estas son grandes vías de darte a conocer si tienes un pequeño Sinatra dentro de ti.

  1. MySpace: si viviste tu adolescencia en los años 2.000, seguro que recuerdas que MySpace fue el primer Tuenti de los adolescentes. El Messenger, te permitía crear tu propia cuenta en esta red social y ahí podías subir desde fotos a música o un post en formato blog. Pero el ascenso de otras redes sociales, junto a la maduración de toda una generación, hizo caer el éxito de MySpace. ¿La solución? Reconvertirse en una red social especializada en música. Este cambio, no les ha ido nada mal y a través de ella se han dado a conocer una cantidad nada desdeñable de nuevos artistas. Sin duda, si estás buscando conocer nuevos artistas y compartir tu afición con otras personas, este es tu destino ideal.
  2. ReverbNation: esta es otra de las redes sociales verticales de temática musical más importantes de Internet. En ella, puedes registrarte como “fan” o como “músico”. Esta distinción es muy importante porque puede que lo que estés buscando es música afín a tus gustos, y Spotify te parezca demasiado mainstream. Sin embargo, si lo que quieres es abrirte paso en un mundo tan complejo como el de la música esta red social tiene dos puntos que no debes obviar. Por una parte, puedes encontrar una legión de fans que te encumbren a la fama. Por otra, puedes encontrar un padrino que quiera invertir en ti.

Viajes:

¿Dónde nos vamos de viaje este fin de semana? Si eres un loco del turismo, pero no sabes qué nuevos lugares descubrir, ¡déjate aconsejar por otras personas! Las redes sociales de viajes están más de moda que nunca. En ellas, puedes encontrar desde fotografías hasta opiniones sobre los restaurantes y monumentos de la zona.

  1. Minube: si a ti las cosas te entran por los ojos, esta es tu red social. En Minube puedes encontrar todo tipo de fotografías de destinos. Estas, han sido hechas por los propios usuarios, por lo que no son nada propagandísticas. Los usuarios de la red social comparten su opinión sobre el destino y las imágenes de este. ¿Te ha gustado? Entonces, quizá es momento de ir a visitarlo tú mismo. Además, te ayuda a encontrar los hoteles y los vuelos más baratos. ¿Qué más se le puede pedir?
  1. Tripadvisor: ya estamos en el destino elegido y ahora, ¿qué hacemos? Las clásicas guías de turistas están desapareciendo a favor de su versión 2.0. Las redes sociales verticales como Tripadvisor te recomiendan qué ver y hacer en la ciudad que elijas. Desde museos a restaurantes pasando por monumentos e iglesias. Todos comentados y juzgados por personas como tú. Sin duda, es una gran opción si te encuentras en una ciudad nueva y no sabes qué hacer.

Ver servicio

Como hemos visto, las redes sociales verticales son múltiples y de temáticas variadas. En ellas, puedes encontrar un montón de personas que comparten tus gustos e intereses. Si las redes sociales más populares no son para ti, seguro que en algunas de estas encuentras lo que buscas. ¿Por qué no probarlas? ¡No te conformes con lo clásico!