Si cometes estos errores en Instagram dejarás de enamorar a tus clientes

Instagram es una red social que no para de crecer  y muchas empresas se han dado cuenta del potencial que tiene y lo mucho que puede ayudarles en su negocio. Pero para obtener buenos resultados es imprescindible dedicarle mucho esfuerzo. Cuando lleves un tiempo manejando esta red social te darás cuenta de qué cosas funcionan y cuáles son los fallos más comunes. No te agobies, todos cometemos fallos y eso es bueno, pues es la única forma de aprender. Eso sí, con la intención de que os ahorréis algunos de ellos,  hemos hecho este post con 8 errores en Instagram muy comunes que son muy fáciles de subsanar.  ¡A por ellos!

 Descargar ebook gratuito Instagram

1. No tener una estrategia

Siempre que hacemos un post sobre errores de cualquier tema el primero que ponemos es “No tener una estrategia”. Y lo hacemos porque estamos convencidos de que planificar una estrategia personalizada adecuada a las necesidades de cada negocio es vital para conseguir cualquier objetivo que nos propongamos. Hay una tendencia a pensar que tener una buena presencia en las redes sociales, una vez conoces su funcionamiento básico, es sencillo: publicar, compartir, interaccionar y poco más. Pero nada más lejos de la realidad, cada red es un mundo y  cada negocio, un universo y no tener esto en cuenta es uno de los errores en Instagram más comunes, así como en cualquier otra red social. Es muy importante establecer a qué público nos dirigimos, qué objetivos pretendemos alcanzar y en qué redes debe estar presente en nuestro negocio. Esto último es muy importante, porque tener presencia en redes sociales no significa abrir perfiles a lo loco porque “hay que estar en las redes”. Como todo en esta vida, hay que hacerlo con cabeza y sentido común. Si después de hacer esta primera parte de la estrategia has llegado a la conclusión de que tu empresa debe estar en Instagram, es el momento de hacer una estrategia personalizada para cada red social.

2. No tener el perfil optimizado

No, no vale con darte de alta en Instagram  y publicar una foto. Hay que hacer  mucho más.  Para empezar,  no olvides poner tu perfil público para que todos puedan verlo. ¡A cuántas más personas llegue tu marca mejor! En cuanto des de alta tu perfil en Instagram, lo siguiente que debes hacer  es rellenarlo con  los datos sobre tu empresa. A la hora de escoger el nombre de usuario (lo que irá después del @) lo mejor es que te decantes por el nombre de tu empresa tal cual, si esto no fuera posible, intenta poner la variación que menos se desajuste. Después, aprovecha el apartado descripción para contar a qué se dedica tu empresa y en qué destaca. Has de ser breve y conciso y puedes hacerlo incluyendo hashtags o incluso solo con hashtags.  Elige una imagen perfil que te defina y que sea fiel a tu imagen corporativa. ¿La mejor opción? Usa el logotipo de tu negocio. Y, por último, recuerda que una de las razones por las cuáles estás en esta red es para conseguir potenciales clientes. Y si a esos potenciales clientes no los diriges a tu página web y no les facilitas convertirse en clientes “de facto” estarás cometiendo uno de los grandes errores en Instagram. Así que ya sabes, ¡rellena el campo de la URL con tu web corporativa!

3. No interaccionar con los usuarios, de los peores errores en Instagram y cualquier red social

Otra de esas cosas que repetimos hasta la saciedad: la interacción y el feedback son la razón de ser de las redes sociales. Esto es importante tenerlo muy claro antes de abrir cualquier perfil, pues debes disponer del tiempo o los recursos necesarios para poder dedicarle todos los días un tiempo a tus seguidores. Escucha, responde y sé agradecido. Es lo mínimo que puedes hacer por toda esa gente que ha dedicado su atención y tiempo a tus contenidos y más si pretendes que estos se conviertan en tus clientes. Uno de los peores errores que se pueden en redes sociales es no responder a una pregunta directa de un seguidor. En redes sociales debes aplicar siempre eso de “No le hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti”. O, adaptándolo a lo que nos atañe: en redes sociales trata a los usuarios como a ti te gustaría que te tratasen. Si descuidas a tus seguidores no tardarás en ganarte el temido “unfollow”.

4. Convertir tu perfil de Instagram en un medio para hacer spam.

Todo el mundo odia el spam. No hacen falta cifras, ni datos de un estudio para constatar que esto es  cierto.  ¿Tú seguirías a una cuenta que solo publica contenido comercial y además lo hace de forma agresiva? Seguro que tarde o temprano acabarías por abandonar esa cuenta. Instagram es un canal estupendo en el que puedes mostrar tu servicio o producto, pero lo que triunfa en esta red es vender experiencias. No muestres siempre el producto tal cual, sino qué es lo que se puede hacer con él. Por poner un ejemplo, para vender un coche puedes mostrar fotos de un viaje, fotos en las que se plasme cómo la gente está disfrutando de ese vehículo, en lugar de la típica foto del coche con fondo oscuro  y el logo de la marca.  Además de ser más llamativo, es mucho más original.

Servicio Redes sociales

5. Tenerlo abandonado

Otro de los errores en Instagram es tener el perfil abandonado a su suerte: las redes sociales requieren de una actualización constante. No puedes publicar una semana todos los días y estar dos semanas o incluso meses sin publicar.  Lo ideal en Instagram es publicar una imagen al día, por lo menos entre semana. Pero si este es un ritmo que no puedes seguir, márcate un ritmo de publicación en la estrategia (léete de nuevo el punto 1 si andas despistado) y cúmplelo a rajatabla. Ten en cuenta que la esperanza de vida de las publicaciones en Instagram, aunque algo mayor que en Twitter, no es muy larga y no olvides que más de 60 millones de imágenes se suben cada día a esta red social. Así que si quieres que tus publicaciones no pasen desapercibidas y la  presencia de tu marca  en esta red social sea un éxito, tienes que comprometerte y no tirar la toalla a la primera de cambio.  Ya te avisamos desde el principio que la gestión de redes sociales es un asunto que requiere de mucho tiempo, esfuerzo y dedicación.

6. No apoyarte en otras redes sociales

Aprovéchate del tirón de redes como Facebook y Twitter y comparte de vez en cuando en ellas las imágenes que subes a Instagram. Esto te será muy útil sobre todo al principio para que tus publicaciones lleguen a más gente y así puedas aumentar más rápidamente tu comunidad de followers. En Facebook, por ejemplo, te permite tener una pestaña que funcionará como un álbum en el que se agruparán todas aquellas imágenes que publiques en Instagram y que decidas compartir en Facebook.  Tampoco te pases y publiques lo mismo en todas las redes sociales, pues como ya te hemos explicado en otras ocasiones, cada red social tiene su propio público, su lenguaje y su voz tu negocio debe adaptarse a cada una de ellas. Evita estos errores en Instagram y verás cómo aumenta tu red de seguidores.

7. Hacer un mal uso de los hashtags

En Instagram hay una tendencia generalizada  a abusar de los hashtags. Seguro que si habéis usado alguna vez esta red habréis visto publicaciones con líneas y líneas de texto en los que solo hay etiquetas. Es cierto que los hashtags funcionan genial en Instagram y, usados correctamente, se transforman en una herramienta ideal para conseguir nuevos seguidores. Pero eso no se debe traducir en una “carta blanca” para llenar la publicación de hashtags sin sentido, solo porque estos tengan muchas búsquedas. Utiliza aquellas etiquetas que sean tendencia,  siempre y cuando guarden relación con la imagen que vas a publicar, así conseguirás llegar a más gente sin dejar de serle fiel a tu marca. Hay distintas herramientas que te mostrarán cuáles son los hashtags de moda y cuáles son los mejores para tu negocio. ¡Úsalas!

8.No aprovechar todas las posibilidades que ofrece Instagram

Uno de las claves del éxito de Instagram es que permite que  los usuarios se sientan fotógrafos “profesionales” y esto sucede gracias a la gran cantidad de filtros que nos ofrece que le dan a nuestras fotos ese toque tan deseado.  En Instagram predomina el “bonitismo”: bonita luz, bonita escena, bonito encuadre,… así que, además de originales y exclusivas, no olvides nunca que tus fotos deben ser bonitas. No vale subir cualquier imagen hecha a correr, fíjate en los detalles y escoge el filtro adecuado, solo así conseguirás enamorar a tus seguidores.  Otra cosa que nos permite Instagram es subir vídeos de hasta 15 segundos y aunque pueda parecer poco tiempo, en realidad da para mucho. Reflexiona y piensa qué es lo que puedes contarnos en 15 segundos sobre tu producto, usa ese tiempo para convencer a tus seguidores y conseguir más engagement.

Ver servicio

Estos son solo 8 errores en Instagram, pero seguro que hay muchos más. ¿Te atreves a contarnos qué es lo que más te molesta en esta red social? ¿Con qué errores en Instagram te encuentras más a menudo? ¡Estamos deseando saberlo!

Imagen errores en Instagram cortesía de Shuterstock