Para salir de compras ya no recurrimos a las amigas o amigos, a unos zapatos cómodos para resistir el tour comercial y a una cerveza para coronar nuestra olimpiada (o no) de adquisiciones. Ahora el “shopping” se gesta en la pantalla de nuestro móvil por obra y gracia del m-commerce (comercio a través de los teléfonos móviles).

Al menos, un estudio corrobora esta tendencia que empieza a atestar nuestros armarios de ropa y accesorios, sin tener que apear nuestros dedos del teclado del móvil. Desde luego, el sector textil constituye la principal pieza de caza de nuestros móviles (32,4%). Otros ámbitos que se sitúan también en el teleobjetivo de nuestros inteligentísimos teléfonos son los electrodomésticos (con un 22,3%), los libros (que no e-books) con un 21%, productos de cuidado personal (17,3%), equipamiento deportivo (11,2%)…

Ver servicio

Así se reparten a día de hoy las riquezas procedentes del comercio móvil., pero dicho estudio tiene raíz estadounidense, aunque, por supuesto, los datos son trasladables a España dado que nuestra patria ha sido declarada Parque Nacional de smartphones y Reserva de la Biosfera de las tabletas. Sin embargo, ninguna de estas especies se halla en extinción, sino que proliferan gracias a los mimos que les prodigamos. Encarnan toda una mascota que ya nos traen los zapatos… desde Internet.

No en vano, según los datos de Google, España es el país con mayor número de smartphones de Europa Occidental, con un 33%, aventajando a el Reino Unido (30%), “la France” (27%) e Italia (24%).

Si es que las búsquedas desde dispositivos móviles en el buscador por antonomasia alcanzan ya el 15% y si, para colmo, la época del año es propicia a las compras, como Navidad, el porcentaje salta al 18%. Así, tanto las páginas web como las tiendas on line ya no pueden vivir de espaldas a esta realidad y todas deben contar con su versión móvil para hacer frente a la clientela del “no sin mi teléfono”.

De modo que puede que el comercio on line en España, lo que ya tenemos etiquetado como e-commerce, no corra todavía en la fórmula 1 de nuestros corazones consumistas (en esta lid andamos a la cola de Europa), pero el m-commerce nos tiene extasiados. De hecho, el 52% de los usuarios de móviles “listos” ya los emplean para el “shopping on line” y hacerse con una buena ristra de productos oteados en la pantalla de su teléfono. En el Reino Unido ya tienen datos al respecto y se calcula que en eBay, por ejemplo, se vendió el año pasado un producto por segundo a través del m-commerce. Lo cierto es que ni Billy el Niño era tan rápido con las balas en sus inicios…

Eso sí, sólo un deseo: que la inteligencia de nuestros móviles se contagie también a nuestras compras y no nos convirtamos en líderes del t-commerce (donde la “t” es la “t” de tonto).

Fuente: http://www.comscoredatamine.com

suscripción al blog