Cada vez estamos más acostumbrados a escuchar eso de “vídeo viral”, “campañas virales” y conceptos por el estilo, y lo tenemos tan asumido que nos parece algo de toda la vida. Pero, ¿qué es realmente eso del marketing viral?

Enciendes el ordenador, o coges tu smartphone o tablet, y entras en Facebook. Le echas un vistazo a las actualizaciones de tus amigos. Bajas por el timeline y ahí está, el típico vídeo que comparte todo el mundo. Le echas un ojo y resulta que es divertidísimo. O muy emotivo. O muy ingenioso. Y te gusta tanto su mensaje, su personalidad, su carácter, que lo compartes en tu propio muro. Tus amigos lo ven y lo disfrutan, y deciden compartirlo también. Y ese vídeo, poco a poco, acaba conquistando las redes sociales. Y la marca que aparece al final del vídeo también las conquista. Y es así cómo triunfa una campaña de marketing viral.

Descargar ebook marketing viral

Toda marca que se precie sueña con crear una estrategia de marketing viral exitosa, pues es barata y este triunfo supone resultados aplastantes. Pero para poder  crear una estrategia de marketing viral, primero hay que saber exactamente en qué consiste ese término. El marketing viral es un tipo de marketing enfocado, sobre todo, a las redes sociales y a los medios electrónicos. Se busca basar el crecimiento en el reconocimiento de marca, y el objetivo es que sea objeto del boca a boca pero a través de estas redes sociales, aprovechando el auge de éstas y todo el tiempo que empleamos en revisarlas en todos los dispositivos electrónicos de los que disponemos. Es así cómo gracias a Internet, el marketing viral consigue que una campaña llegue en poco tiempo a una cantidad ingente de usuarios, siendo ellos mismos quienes la comparten sin necesidad de que la propia marca intervenga en el proceso.

Las ventajas del marketing viral no son sólo los grandes beneficios que aporta y lo barato que resulta, sino también el feedback que se obtiene. Al ser una campaña compartida en redes sociales por los propios usuarios, los creadores de la misma pueden saber fácilmente qué opinan exactamente de su mensaje y el comportamiento que despierta, por lo que los errores pueden corregirse rápidamente y también pueden averiguarse los puntos fuertes de la campaña de forma directa y utilizarlos en las nuevas tomas de decisión.

Pero una imagen vale más que mil palabras, y por eso te vamos a enseñar 5 campañas de marketing viral que triunfaron en Internet:

  • Amo a Laura: Imposible hablar del marketing viral sin mencionar su campaña más exitosa en España. ¿Quién no recuerda esta  canción? En su día, todos cantamos el pegadizo estribillo de la canción que cantaba el grupo ficticio Los Happiness. Realizada por BBDO para MTV España, es la primera campaña cuya difusión se basó únicamente en las redes. En el vídeo se parodia a los movimientos en defensa de las familias tradicionales y a los grupos conservadores, y puede verse una organización ficticia, la Asociación Nuevo Renacer, cuya principal campaña es “No mires MTV”. La canción, compuesta por Guille Milkyway, tuvo tal repercusión que Los Happiness actuaron en varios programas de televisión.

  • iJam: Cuando Shackleton lanzó esta campaña navideña en 2008, no imaginaba la repercusión que iba a tener a nivel internacional. El iJam es exactamente lo que suena: un jamón vendido como si fuese un producto de Apple. Su trabajado vídeo explica con detalle las características de esta paletilla, y fue compartido a través de todo tipo de redes sociales. Shackelton no sólo no se lo esperaba, sino que ni siquiera era lo que pretendían conseguir, pero les vino como anillo al dedo.

  • Will It Blend?: En su día, la gente se echó las manos a la cabeza con un vídeo que se estaba apoderando de las redes. Un vídeo en el que un hombre mete un iPhone en una batidora y lo destroza. Pero lo que parecía una locura de un hombre con mucho tiempo libre era en realidad una campaña de Blendtec, una compañía de batidoras. Llevaban años haciendo una serie de vídeos bajo el nombre de Will It Blend?, en la cual metían todo tipo de objetos en sus batidoras para ver si éstas podían con ellos: canicas, pelotas de golf, bolígrafos, un iPod,… Pero fue el vídeo del iPhone el que les hizo dar el gran salto. Actualmente, siguen subiendo vídeos para esa campaña en los que destrozan un palo selfie, un Apple Watch, un iPhone SE e, incluso, a Jar Jar Binks. Éste último es el más satisfactorio de todos.

  • Los tres records históricos de Felix Baumgartner: El domingo 14 de octubre de 2012, fuimos muchos los que estuvimos durante un rato largo viendo cómo la cápsula que transportaba al austriaco Felix Baumgartner ascendía a una altura de puro vértigo para que, una vez alcanzados más de 39.000 metros de altura, éste saltase y se precipitase al vacío. Con el corazón encogido, pudimos presenciar en directo cómo Feliz batía tres records históricos, dos de los cuales se arrebataba a sí mismo: el de velocidad vertical máxima sin usar paracaídas guía, con 1.324,8 kilómetros por hora; el de altura de salto, con 39.045 metros; y el de caída libre más larga en distancia. ¿Y por qué incluimos esta hazaña en la lista? Porque todo este tinglado no fue ni más ni menos que patrocinado por Red Bull Stratos, que emitió el salto en directo a través de YouTube y consiguió que esta campaña viral fuese vista por miles de personas alrededor del mundo. Red Bull Stratos demostró cómo la fusión de los medios tradicionales con los nuevos medios sociales digitales consiguen, en conjunto, una difusión a nivel mundial con la que antes sólo se podía soñar.

  • Entrevista para el trabajo más difícil del mundo: Un falso puesto de trabajo de director de operaciones anunciado en periódicos y vía online. Pero los aspirantes eran reales, así que les hicieron una entrevista de trabajo real. Era un trabajo en el que pedían requisitos desorbitados: estar constantemente moviéndote sin descansos ni pausas; tener un título en medicina, finanzas y artes culinarias; estar a disposición del socio siempre que éste lo requería; y trabajar 24 horas al día durante los siete días de la semana, sin vacaciones y sin salario. Obviamente, las reacciones fueron de enfado e indignación, pero el entrevistador dijo a cada candidato que, realmente, existían muchísimas personas alrededor del mundo que ocupaban ese puesto de trabajo sin rechistar y sin pedir nada a cambio: las madres. Una maravillosa campaña viral de mano de una marca que trabaja con tarjetas de felicitación.

Ver servicio

Como vemos, las campañas de marketing viral pueden despertarnos todo tipo de emociones: nos divierten, nos emocionan, nos mantienen en vilo, no indignan o nos pasamos tarareándolas incluso a día de hoy. ¿A que por nuestra culpa se te ha pegado la canción de Amo A Laura?

Imagen cortesía de Shutterstock.