Cuidado con lo que escribes en Twitter, puedes crearte una crisis de reputación en menos de 140 caracteres.

Twitter es ya la plaza pública de Internet y en la red de los 140 caracteres todos tenemos derecho a opinar. La plataforma se ha convertido en la red social favorita de políticos y famosos para lanzar opinión, no siendo conscientes, en algunas ocasiones, de la transcendencia que puede tener ésta y de que podemos acabar con una crisis de reputación en un abrir y cerrar sesión. En este post hemos recopilado una serie de meteduras de pata públicas que pasarán a la posterioridad y que os presentamos a continuación:
Descargar ebook gratuito twitter para empresas

A Ana Rosa Quintana (@anarosaq), como buena periodista, le gusta opinar y que mejor que hacerlo con una comunidad de seguidores de casi 200.000 personas que se le volvieron en contra al publicar este tuit durante un especial de educación del programa Salvados: “Estupenda educación en Finlandia, y el frío, los suicidios y no poder sentarte en una terraza a tomar unas cañas y unas tapas”. Ella tenía muy claras sus prioridades y fue directa al Trending Topic, con crisis de reputación incluida.

Sin salir del plató, continuamos con David Bisbal (@davidbisbal) un cantante con mucha bulería que preocupado por la situación de Egipto durante los movimientos de revueltas árabes quiso mostrar su malestar. De este modo, mientras el país se sumergía en la violencia y la revolución, a él le preocupaban las pirámides: “Nunca se han visto las pirámides de Egipto tan poco transitadas, ojalá que pronto se acabe la revuelta”. La revuelta se inició en su Twitter.

Los políticos también tuitean y la Ministra de Empleo Fátima Bañez estaba en Twitter, pero se fue tras dejar a la red boquiabierta con su puntuación en Bubble Shooter mientras @marianorajoy explicaba sus reformas económicas. La bomba que hizo estallar la cuenta fue: “¡Obtuve 5390 puntos en Bubble Shooter Adventures! ¿Puedes mejorarlo?”. El mensaje era borrado de inmediato a la vez que #PorraRespuestadeFatima se convertía en Trending Topic. Aunque, la respuesta no tardó en llegar mediante otro tuit (antes de dar de baja la cuenta para no volver a caer en el error): “Una travesura infantil ha provocado que se genere el mensaje de forma automática en esta cuenta“. Demasiado tarde Fátima… Este tuit generó una crisis de reputación que todavía no ha superado.

Ver servicio social media

Toni Cantó (@ToniCanto1) ha pasado del teatro a la política a pesar de que personalmente se defiende mucho mejor en los escenarios que en las tribunas. Sus “cantadas”, provocadoras de varias crisis de reputación online han sido muchas aunque la más sonada vino con un tema tan delicado como lo es la violencia de género, sentenciando: “La mayor parte de las denuncias por violencia de género son falsas. Y los fiscales no las persiguen“. Inmediatamente la red social se incendió y tuvo que pedir disculpas.

Sergio Ramos (@SergioRamos) también es un buen maestro en esto de echar balones fuera a pesar de que a él le gusta hacernos partícipes de sus momentos mediante las redes. Siempre recordaremos su #MorryChristmas. Así, durante la gira americana del Real Madrid (@realmadrid) nos contaba: “Buenas. Ya estamos en New York. Real Madrid – AC Milan en el Yankee Stadium. Vamos equipo! Que ciudad tan espectacular.” Todo era bonito hasta que subió una foto de Las Vegas, se había perdido la clase de geografía.

La última crisis de reputación de nuestra lista la protagoniza el futbolista Javier Jiménez (@JaviJimenez1), que se sumó a las condolencias públicas que llenaron las redes sociales durante el fallecimiento de Nelson Mandela, del que aunque sin saber muy bien quién era escribió: “Lamento la irreparable pérdida del luchador Nelson Mandela, sin lugar a dudas uno de los actores más grandes que ha dado Hollywood”. Si Nelson Mandela levantase la cabeza no se creería todo lo que ocurrió en su último adiós.

Como vemos las redes sociales no son ajenas a la realidad y repercuten directamente en ella.  Te recomendamos tener cuidado con lo que publicas y así evitar crisis de reputación online o ¿se te ocurre alguna metedura de pata que nos puedas contar?