Según el informe 2013 del Community Manager Report, que elabora SocialFresh, las mujeres son mayoría entre los profesionales encargados de gestionar las redes sociales. Representan el 61 por ciento del total, un porcentaje ligeramente inferior al del año pasado (65 por ciento). Pero, ¿por qué este tipo de puestos se adaptan tan bien al sector femenino? Como agencia de social media lo analizamos en este post.

Sin desmerecer el trabajo de los hombres en este campo, es cierto que las mujeres poseen ciertas cualidades innatas, que resultan cruciales en el día a día de cualquier community manager. Según Carol Durán, de la web Puro Marketing, las que siguen serían algunas de las razones que explicarían el dominio de las féminas en la gestión del social media:

Capacidad para la realización de labores simultáneas. Las redes exigen implementar gran diversidad de contenidos, inmediatez, persistencia e insistencia y, según esta redactora,  las mujeres están especialmente preparadas para llevarlas a cabo.

Creatividad. Ésta ha estado relacionada, tradicionalmente, con los niños y con la parte más irracional del cerebro. El hecho de que las mujeres, por lo general, sean más tendentes a relacionarse con los más pequeños, les acerca a la creatividad propia de la ingenuidad e inocencia infantiles.

Ver servicio

Pensamiento global. Las mujeres están acostumbradas a abarcar problemáticas globales y a optimizar tiempo y recursos. Esa circunstancia les ayuda a pensar en planos más amplios y menos lineales.

Intuición y visión. Lo de la intuición femenina, lejos de ser un tópico, también beneficia a la hora de gestionar plataformas sociales, según Durán. Relacionado con el pensamiento global, las féminas no sólo se limitan a crear estrategias, también son expertas analizando sus consecuencias y adelantándose a los problemas, circunstancia que favorece la anticipación y las acciones reactivas.

Ponerse en el lugar de los demás. Las emociones y su control, la empatía, la diplomacia y la contención son muy importantes en el trabajo diario de un community manager. Las mujeres lidian mucho mejor con las emociones de otros y esa emotividad favorece al mundo de las, aparentemente frías, redes sociales.

El dominio de las emociones, la capacidad para realizar labores simultáneas, la intuición, la empatía y la creatividad parecen estar detrás, por tanto, del dominio que las mujeres ejercen en los puestos de gestor de redes y community manager. Habrá que esperar a próximos estudios, para comprobar si los porcentajes entre hombres y mujeres se van igualando o sin siguen siendo ellas las que mandan en este ámbito.

Imagen: Wikimedia-shopware AG