Las tiendas online son un fenómeno en alza en todo el mundo. En nuestros días, un gran número de emprendedores se decantan por este mecanismo de venta, o lo complementan con los servicios de un establecimiento físico. Ambos tipos de negocio están condenados a convivir y a repartirse el mercado en un futuro próximo, si no lo hacen ya.

Pero, ¿cuáles son las ventajas de las tiendas virtuales?, ¿qué motivos deberían llevar al propietario de un establecimiento físico a ofrecer sus productos, también, por Internet?. Veamos algunas razones:

1. Ahorro.

Crear una tienda on-line es más barato que montar un establecimiento tradicional. Por razones obvias, se ahorra en instalaciones, mantenimiento, alquileres, sueldos de dependientes y personal, electricidad, impuestos y otros gastos consustanciales a los negocios físicos. También se reducen los costes en el procesamiento de pedidos.

2. Incremento de las oportunidades de venta.

Con la posibilidad de vender productos o servicios durante las 24 horas del día y todos los días del año, aumenta el número de transacciones y de potenciales clientes, repartidos por todo el mundo.

Descargar ebook gratuito

3. Difusión y visibilidad

Con una tienda on-line, el negocio se encuentra al alcance de cualquier persona con acceso a Internet, esté donde esté. Es posible atraer clientes que jamás hubieran pasado por la puerta de nuestra tienda física.

4. Atención al cliente

La venta on-line también permite mejorar la atención y el servicio al cliente.

5. Publicidad y marketing

Las tiendas virtuales son magníficos soportes publicitarios y de marketing. Sin apenas inversión y aparte de vender productos o servicios, la labor promocional y de conocimiento a nivel global, que realiza el e-commerce, no tiene rival.

6. Igualdad

Una pequeña empresa o un autónomo pueden competir en igualdad de condiciones con multinacionales o grandes compañías. La Red no discrimina en ese sentido y un modesto emprendedor puede triunfar, con su tienda on-line, si posee un sitio accesible, productos de calidad, buen servicio y una esmerada atención al cliente.

Para los pequeños empresarios y autónomos, los beneficios de las tiendas online son, por tanto, indiscutibles. Sin embargo, han de tenerse en cuenta y cuidar algunos aspectos importantes y específicos de las ventas virtuales: la rapidez en las entregas, los stocks y canales de distribución, los porcentajes de devoluciones, rechazos y pérdidas de productos, la apertura de canales de comunicación con los clientes etc.

Con todo ello bien definido, estaremos preparados para poner una tienda virtual en nuestra vida. Y si tienes algún tipo de duda o te resulta muy tedioso, siempre tienes la posibilidad de dejarlo en manos de especialistas, como puede ser una agencia de marketing online.


suscripción al blog