Los políticos son conscientes de la importancia de las redes sociales y del papel que juegan en su personal branding. Pero… ¿Saben realmente los políticos estar en LinkedIn? En este post analizaremos los perfiles de los políticos más relevantes del panorama nacional.

Las oportunidades que LinkedIn brinda a los políticos de cara a ganar adeptos pueden ser cruciales en sus campañas de comunicación. No siempre hace falta que tengan un perfil en esta red, pero si lo tienen (como veremos que ocurre) deberían tenerlo bien hecho, ¿no lo crees así? Recordemos que en LinkedIn nunca hay que estar por estar, sino que hay que saber estar en esta red.

Revisión perfil de LinkedIn

LinkedIn cuenta con más de 460 millones de usuarios, todos ellos afines a distintas ideologías y corrientes. Si un político de relevancia no está en esta red estaría dejando huérfano a un buen puñado de seguidores fieles a él y a las ideas que defiende.

Es importante estar en LinkedIn, pero tampoco podemos estar presentes en esta red de cualquier forma. La ausencia de extracto, una mala foto de perfil o perfil desactualizado… restan credibilidad a cualquiera. Da igual si eres el presidente de un país o el líder de un partido pequeño. Tener una buena imagen en cualquier ámbito de tu vida profesional nunca dejará de ser importante a la hora de venderte de cara al público.

Por lo tanto, una buena presencia en esta red puede ser fundamental para arañar votos en la batalla de las redes sociales. Hablo de batallas porque los políticos (y sus asesores) siempre compiten a ver quién tiene más ‘me gusta’  o quién se hace ‘trending topic‘ antes a la hora de defender sus ideales en la red.

A continuación vamos a analizar la presencia en LinkedIn de los principales dirigentes políticos de España. Examinaremos cómo tienen el perfil y veremos quién sale mejor parado.

Mariano Rajoy Brey:

Hace unos meses analicé el perfil de varios famosos que estaban en LinkedIn. De los cuales hablé, entre otros, de Mariano Rajoy. Desde entonces el presidente de gobierno ha llevado a cabo una serie de modificaciones en el perfil que le hacían falta. Por un lado, ha incluido en su extracto un buen comienzo que humaniza un poco su figura, aunque se podría mejorar. En este nuevo extracto habla de que todos tenemos sueños: “mi sueño es sacar a mi país adelante”. Una frase que cualquier presidente de gobierno querría para su país, ¿no es así?  También observamos que ha cambiado su foto de perfil y su foto de portada, esto demuestra que al menos revisa (o le revisan) su perfil y lo mantiene actualizado. Su perfil carece de apoyo audiovisual, no estaría mal que añadiera enlaces a contenidos externos que nos acerquen más a su persona.

Mariano Rajoy político en Linkedin

Albert Rivera:

El presidente de Ciudadanos tiene un perfil de LinkedIn correctamente construido. Tiene un extracto redactado con un estilo claro, directo y sencillo en el que se define y defiende muy bien su persona y sus ideas.  Su perfil cuenta con bastante apoyo visual que amplía la información de su persona y su partido.  Sin embargo, en el apartado de experiencia profesional debería explicar más detalle su actividad parlamentaria. Aunque no lleve mucho en el congreso de los diputados, en el parlamento de Cataluña tiene más de 10 años de experiencia en la que podría detallar sus hazañas y victorias. Por otro lado, es curioso que tenga apenas 100 contactos cuando en sus otras redes sociales sus seguidores se cuentan por miles.  Y pese a que tiene 100 contactos en LinkedIn… nadie le ha validado sus aptitudes. ¿Tan poco le quieren sus contactos?

Albert Rivera político en LinkedIn

Ver servicio

Pedro Sánchez Pérez-Castejón:

El ex líder del PSOE tiene el perfil de LinkedIn totalmente abandonado. Empezando porque sigue llevando en el titular profesional que es el actual secretario general del PSOE. ¿Tan seguro está que volverá a liderar el partido? Lo mismo sí, pero eso es algo que no sabemos con certeza hasta el momento. Por otro lado, podemos observar que tiene el perfil redactado en dos idiomas ¡Error!, LinkedIn te permite cambiar el perfil de un idioma a otro sin la necesidad que en cada apartado haya una cosa en más de un idioma. Queda fatal en LinkedIn que un perfil este redactado así. Por si fuera poco, no tiene la URL personalizada. Algo que denota perfectamente lo que a Sánchez y a sus asesores de comunicación les importa LinkedIn: poco o nada. Yo me decantaría más bien por lo segundo la verdad.

Por último, la foto que lleva en el perfil no es la más adecuada para estar en LinkedIn. Ésta debe ser una foto profesional y nunca debe hacer alusión al sitio donde trabajamos. Además, en la foto aparecen detrás de él otros compañeros de su partido que pueden distraernos del foco de atención que debe ser él. Con lo fotogénico que es Pedro Sánchez seguro que puede encontrar una foto en condiciones, una que refleje su lado más humano y socialista.

Pedro Sánchez político en LinkedIn

Pablo Iglesias Turrión:

Al igual que Pedro Sánchez, el líder de Podemos tiene el perfil de LinkedIn totalmente abandonado. Tiene más de 2.000 seguidores a los que da una imagen poco seria. Empezando porque su foto de perfil no es él, sino que es una foto del logo de su partido. Además, se llama: “Pablo Iglesias Podemos”, y de hecho no aparece en el buscador su los buscamos por su nombre y apellido. Parece que es el perfil de una empresa y no el de una persona.

¿Dónde está el extracto? ¿Dónde está la experiencia profesional? No hay rastro de ello. Y eso que Pablo Iglesias es una persona con una larga trayectoria académica llena de sobresalientes de la cual podría hacer gala en su perfil de LinkedIn, pero parece ser que no le interesa estar en esta red. Esto es algo altamente llamativo, ya que Podemos es uno de los partidos políticos más activos en redes sociales por encima de los demás. Y por lo tanto, el hecho de que sus asesores descuiden la presencia en LinkedIn de su líder es desconcertante. ¿English y spanish en aptitudes? ¿Microsoft Office? Todas estas aptitudes no son propias de un dirigente político. Le encajarían mejor otras aptitudes como: Oratoria, Diplomacia o Derechos Laborales ¿No crees?Pablo Iglesias político en LinkedIn

Conclusión:

Un perfil de LinkedIn bien construido puede decir mucho de nuestras personas. Al igual que en muchos otros aspectos de la vida la primera impresión cuenta, y cuenta mucho. Si de repente damos con el LinkedIn del líder político con el que más simpatizamos y vemos que tiene algo puesto en perfil que no nos ‘cuadra’… ¿Qué pensarías?

En este caso no se trata de pasar desapercibido en esta red. Es una cuestión de reputación y buena presencia digital. Un perfil de LinkedIn en condiciones puede mejorar tu personal branding. Da igual si eres un político reconocido, un directivo o un trabajador. Tener una presencia escasa o nula en LinkedIn es un error.

¿Quién crees que ha salido mejor parado de este análisis? ¿Quién crees que tiene un mejor perfil de LinkedIn? ¿Hay algo que me haya faltado por analizar en alguno de los perfiles? Me gustaría conocer tu opinión en los comentarios.