¿Sabéis cuál es la cifra que el comercio electrónico a través de dispositivos móviles ha movido en España en 2013? Casi 3.000 millones de euros, una cifra que está previsto alcance los 19.000 millones en los próximos doce meses. Nada de extrañar si consideramos que los usuarios de dispositivos móviles son ocho de cada diez internautas y que España lidera la penetración en lo que a estos dispositivos se refiere.

Sin embargo, también podemos preguntarnos si en España las empresas están aprovechando el potencial de esta modalidad de promoción. La respuesta, al contrario que la anterior cuestión, es negativa ya que sólo tres de cada diez pymes de nuestro país cuenta con una web adaptada a dispositivos móviles.

Descargar ebook gratuito

¿Qué es lo que falla entonces? ¿Cuáles son los motivos por los que las empresas de nuestro país no se aventuran a iniciar estrategias a través de estos soportes? La falta de información probablemente es una de las causas. Por ello, y para evitar que esta situación se prolongue en el tiempo, como agencia de marketing online a continuación os mostramos las fases de adaptabilidad móvil que se tienen que llevar a cabo.

En primer lugar, hay que optar por tener una página web adaptada a la navegación móvil. Para ello, se puede elegir entre varias opciones: el diseño web adaptado (o web responsive), que mantiene una misma URL y el contenido HTML y se constituye como una solución asequible económicamente para aquellas empresas con prespuestos limitados; los servidores dinámicos, que mantiene la URL pero sirve distinto contenido HTML según el visitante que accede y los sitios móviles independientes, con contenido independiente.

Ver servicio

Asimismo, una vez que se cuenta con un espacio adaptado a los nuevos dispositivos, la empresa debe procurar que los usuarios encuentren su sitio web. Para ello, es necesario llevar a cabo una estrategia SEO para móvil y echar mano de los social media.

En el primer caso es preferible optar por el diseño responsive ya que no requiere llevar a cabo acciones de posicionamiento extra. Ello se debe a que el contenido HTML se comporta de manera indiferente. Contrariamente, si se opta por las otras dos opciones sí se deben realizar acciones de posicionamiento, siempre adaptadas a las características del nuevo sitio.

En lo que respecta a las redes sociales, su ventaja en torno al posicionamiento es importante tanto en las búsquedas locales como por su condición de canal de marketing online. Para ello, pensad que el contenido que se comparte debe estar adaptado para dispositivos móviles, ya que siete de cada diez usuarios acceden a los medios sociales a través de ellos.

suscripción al blog