El marketing de contenidos es una estrategia muy eficaz pero que requiere mucho tiempo, esfuerzo y dedicación.

El marketing de contenidos es una técnica que se basa en crear contenido de valor para atraer a nuestro target. Es decir, en vez de acercarnos a nuestros potenciales clientes de una forma muy directa o incluso agresiva, les seducimos ofreciéndoles totalmente gratis contenidos de interés que pueden ser muy útiles para ellos.

Descargar ebook gratuito

De esta forma nos ganamos su confianza y su fidelidad y es más fácil que nos tengan en cuenta cuando necesiten servicios como los que ofrecemos. Al generar contenido de valor nos posicionamos como referentes en el sector, aumentando nuestra credibilidad, autoridad y la confianza de los lectores. Si logramos “enganchar” con valiosos contenidos a nuestro target, no solo atraeremos más clientes, sino que conseguiremos que repitan.

Por supuesto, es una estrategia que debe desarrollarse a largo plazo y en la que se debe invertir mucho tiempo y esfuerzo. Antes de abrir un blog o empezar a crear contenidos debemos planificar una estrategia en la que se tendrá en cuenta a qué sector pertenece el negocio, cuál es nuestro target, cuáles son los objetivos, etc. Una vez delimitado todo esto, empezaremos a crear los contenidos que mejor se adapten a nuestro negocio. A continuación, os mostraremos cuatro tipo de contenidos que suelen tener mucho éxito y que, casi seguro, pueden adaptarse a tu estrategia de marketing:

Post en un blog. Un blog es la pieza central de cualquier estrategia de marketing de contenidos y, además, si se hace un buen uso de él,  puede ser de gran ayuda para posicionar una página web en Google. Para que tu blog tenga éxito y guste a tu público objetivo, además de a Google, debes conseguir el equilibrio entre contenidos ligeros y fáciles de leer y otros más complejos y extensos.  Si vas a hacer post largos, de más de 1000 palabras, asegúrate de dividirlos en bloques para facilitar su lectura y comprensión. Por supuesto el contenido debe ser original y aportar valor  y además hay que publicar a menudo. Además, no debes convertir tu blog en un sitio en el que lanzar únicamente contenido promocional, como ya hemos dicho debe aportar valor. Si escribes sobre las novedades del sector y sobre asuntos de interés te posicionarás como un experto.

Infografías. Las infografías son la forma más efectiva de plasmar datos y cifras, dar consejos útiles, u ofrecer información interesante de una forma visual. Vivimos en una era de sobrecarga informativa y las infografías nos ofrecen información de una forma atractiva y fácil de digerir. Utilizando un lenguaje más visual se mejora la comprensión y la capacidad para retener información. Este tipo de contenido se suele viralizar mucho en redes sociales, lo que ayudará a tu negocio a darse a conocer ; aumentarán las visitas a tu web o blog lo que mejorará tu SEO y además, si aplicas tu estética corporativa, servirán para mejorar tu imagen de marca. Para crear infografías exitosas debes conseguir que sean interesantes y visualmente atractivas y siempre deben ser originales, y una vez creadas, puedes alimentar con ellas redes sociales como Pinterest. No copies infografías  y si te basas en otro post o en otra infografía cita siempre la fuente.

Ver servicio

Vídeos. Más de 100 millones de usuarios ven vídeos diariamente por Internet y cada minuto se suben más de 100 horas de vídeo a Youtube.  Las cifras avalan lo que ya veníamos observando hace tiempo: la imagen se ha hecho con el poder en la red. Por esta razón, las empresas deben aprovechar este tirón y subirse al carro de los vídeos virales. Estos se han convertido en  la mejor forma de hacer llegar tu marca al consumidor y vender tu producto o servicio, favorecen el engagement y contribuyen al SEO. Si de las infografías decíamos que son fáciles de digerir, en los vídeos directamente lo damos todo hecho: el consumidor solo tiene que darle al play. Y como sabemos que el usuario medio es bastante vago, qué mejor que ponérselo fácil. Además de ser más entretenidos, los vídeos son más susceptibles de ser compartidos, sobre todo si tienen un componente emocional o humorístico. Si vas a incluir vídeos en tu estrategia de marketing de contenidos te recomendamos tener un canal de Youtube en el que colgar tus vídeos y compartirlos. El que estén alojados en esta red social no impide que puedas añadirlos en tu web, ya sea X o enlazado a Youtube. Tus vídeos corporativos deben ser entretenidos y ligeros y no sobrepasar los 3 minutos de duración, siendo recomendable realizar vídeos más cortos. ¿Te animas?

Ebooks. Llevas años trabajando en tu sector y lo conoces muy bien. ¿Por qué no compartir ese conocimiento en forma de ebook? Es cierto que este tipo de contenidos requieren de una mayor dedicación y tiempo, pero el esfuerzo merece la pena ya que son uno de los contenidos preferidos por la mayoría de usuarios.

Además de ser de gran ayuda para posicionarte como un referente experto en tu sector, los ebooks pueden ser tu principal fuente de leads si en lugar de ser de pago los ofreces de forma gratuita a cambio de rellenar un sencillo formulario.

Visitar Biblioteca Virtual

Estos datos puedes usarlos más tarde en campañas de email marketing, una forma muy efectiva de atraer clientes. Para crear un ebook atractivo y útil, empieza por aclarar su estructura y dejarla definida en un índice, después de desarrollar el contenido, es importante que se maquete con un buen diseño, que sea fiel a tu identidad corporativa, porque una vez más, si lo haces mejorarás tu imagen de marca.

Imagen de marketing de contenidos cortesía de Shutterstock