YouTube cumple 11 añitos. Momento perfecto para hacerle un más que merecido homenaje a través de los vídeos más graciosos de toda la red.

Todo aconteció un 14 de febrero de 2005. Tú te encontrabas en pleno centro comercial, decidiendo si una tostadora era un regalo apropiado para San Valentín. Mientras tanto, algo importante se estaba fraguando en el mundo: el nacimiento de YouTube. Hoy, casi 11 años después, tú sigues soltero. La tostadora no funcionó. Steve Chen, Chad Hurley y Jawed Karim, fundadores de YouTube, son multimillonarios. YouTube sí que lo hizo. Por eso, ha llegado el momento de hacerle un digno homenaje. Porque gracias a YouTube, has descubierto que los rusos borrachos son tan graciosos como adorables los cerditos vietnamitas. Porque siempre tiene una caída nueva para ti, para que te rías de la desgracia ajena. ¿Y los tutoriales? ¡Qué me dices de los tutoriales! Con ellos hemos aprendido a hacer tartas de limón, saltos mortales básicos y snowboard, sin salir de casa. Por eso y mucho más, hoy damos las gracias a YouTube haciendo un recorrido a través de los vídeos más graciosos de la red.

Aprende todo lo que necesitas saber sobre YouTube y los vídeos más graciosos de Internet gracias a nuestro eBook Gratuito.

1. Sole, qué te meto con el mechero: todos hemos visto cámaras de televisión por la calle alguna vez, y nos hemos quedado mirando. Por lo menos, hasta que nos ven y nos preguntan si podrían hacernos “unas preguntillas”. El problema es que justo hoy “nos pillan con prisa”. Pero hay algunos valientes (¿temerarios?), como el protagonista de este vídeo, que sí que aceptan. Pero sin estos osados hombres, los vídeos más graciosos de YouTube no serían ni parecidos. Este muchacho, por si no tenía suficiente con luchar contra el foco de interrogatorio americano, recibió un huevazo en plena conexión. ¿El culpable? ‘La Sole’. Ahora, pongámonos en el lugar de este pobre chico. Sabes que tu madre te estará viendo y claro, en pleno momento de desconcierto se te suelta la lengua y… amenazas con tirarle el mechero a ‘La Sole’. El vídeo, nos deja otra pequeña joyita. Mientras que el chico sale a limpiarse, porque ‘endevé’ como le ha puesto ‘La Sole’, podemos ver a una señora que decide que el chupete de su hijo, ya lo usa ella. Vídeo mítico.

2. Vamos, que la he liao parda: entre los vídeos más graciosos de YouTube, también podemos encontrar una historia de superación. Porque si admitir un error no es nada fácil, ni hablemos de pedir perdón. Pero esta chica, esta pobre socorrista lo hizo. Y en televisión. Si te estás preguntando qué pasó, la cuestión es que mezclo ácido clorhídrico con sulfato de sodio, ¿no? ¿De cloro? Bueno, no sabía muy bien lo que era. El problema es que por avatares de la vida, hizo una reacción ‘que flipas’ y todo se llenó de gas amarillo. Vamos, que la lio parda. Basta con ver su cara al final del vídeo y notar esa mirada hacia el horizonte, para saber que realmente lo siente.

3. Pim, pam, toma lacasitos: todos los jóvenes han tenido que oír alguna vez que no muestran interés ni respeto por nada. Sin embargo, si algo se demuestra en este mítico vídeo, es que hay algunos con unos estandartes muy, muy claros. ¿Cuáles son? España, el Rey, la orden y la ley. Al respecto de esta última, obviemos que está en un control de alcoholemia un tanto perjudicado, ¿vale?  Si la emoción de ver a alguien tan implicado con la patria en general te apabulla, déjame decirte que esta es también una historia de superación. Una historia de un simple chico que luchó contra un alcoholímetro. ¿Y sabes qué? No fue a la primera, ni a la segunda. Tampoco a la tercera. Pero ganó. Al alcoholímetro y también una multa. A día de hoy, son muchas las personas que se preguntan qué fue de este chico. Pero, sobre todo, quieren saber qué demonios quería decir ‘pim, pam, toma lacasitos’.

4. Si ya saben cómo me pongo, pa’ qué me invitan: de todos los protagonistas de los vídeos más graciosos de YouTube este es, sin duda, el más cargado de razón. Porque si alguien debería conocerte, y no me estoy refiriendo a Google, son tus amigos. Por eso, si te invitan a una fiesta y tú te coges la cogorza del siglo, la culpa es principalmente suya. Porque ellos te conocen, ¿de qué pueden sorprenderse? Si fiesta tras fiesta has salido a rastras, oye, seguramente en esta también lo hagas. Me declaro fan absoluta de este señor que no sólo logró culpar a otros de su problema, sino que regresó de un aparente desmayo para darnos una frase que pasará a la posteridad. Y… volvió a desmayarse. El vídeo, no tiene desperdicio, pero tampoco el montaje musical que hicieron gracias a esta inolvidable frase.

5. Contigo no, bicho: esta es la típica historia de chico conoce a chica y chica, llama bicho a chico. Pese a que YouTube naciese un 14 de febrero, también hay historias de desamor entre sus vídeos. Una de ellas, además, nos demuestra por qué las mejores comedias parten de puros dramas… ajenos. Sobre decir que los dramas propios no nos hacen ninguna gracia, ¿verdad? Pero vayamos a los hechos. Un joven de corta edad, pero abundante vello corporal, le cuenta a su compañero de piso qué le pasó la noche anterior. Al parecer una chica de nombre ‘Chewbacca’ (¿igual me he precipitado al afirmar que él tenía mucho vello corporal?) le rechazó. Pero no fue un rechazo cualquiera, sino que ella le dijo “contigo no, bicho”. Estas duras declaraciones, sin duda, dañarían el ego del mismísimo Cristiano Ronaldo. ¿Podría ser peor? Por supuesto. Y es que la chica no tuvo problema alguno de decírselo delante de sus 6 amigotes. El chico, que se va indignando según continúa su discurso, no puede entender por qué le pasó esto. Él, que es un autoproclamado pimpollo, se acercó a ella para darle amor. Ella debería haberse mostrado agradecida, nunca se ha visto en una igual. Pero entonces, en un inesperado ataque de dignidad, dijo esa terrible frase.

6. Soy… ¿qué soy?: el sexto de los vídeos más graciosos de YouTube nos trae una moraleja: si bebes no conduzcas, pero tampoco trates de definirte. Además, nos presenta a un personaje tan singular que nunca, jamás vas a encontrar a otro igual. ¿No me crees? Dime dónde puedes encontrar a un hombre travesti, embarazado de gemelos, que sea testigo de Jehová y del Opus Dei a la vez. Por no comentar que además de abogado y guardia de seguridad, ejerce de culturista y religioso. Poco más hay que decir de este genio de la definición. Porque si hasta el policía que te está arrestando se ríe de ti, es que lo has conseguido. No sé muy bien el qué, pero lo has hecho. Enhorabuena.

7. Vamos a irnos a casa, mañana es día laborable: este vídeo de YouTube nos demuestra lo que pasa cuando dices una más y a casa, que mañana es día laborable, pero te terminan liando. Porque este pobre chico era consciente de sus obligaciones y terminó convenciendo a su amigo de que se fueran. Pero no todo iba a ser tan fácil: el amigo tenía algo que decir. Nuestro héroe (¿hay otra forma de catalogarlo?) se subió de paquete a la moto de su amigo. Y claro, en el fervor del momento este pensado que controlaba y cogió a toda velocidad una pendiente totalmente “trambólico”. ¿Y qué pasó? Pues lo inevitable. Que voló. Y le hizo volar. ¿La suerte? ¿El destino? No sé muy bien el qué, hizo que nuestro héroe volase hacia la arbolada y pudiese sobrevivir para contarnos este sobrecogedor incidente. Su amigo no corrió la misma suerte: chocó contra la pared y se reventó todito. Puede que nuestro héroe sufriese un accidente por culpa de su amigo, pero los héroes no son rencorosos. Y aunque no sabe muy bien cómo está su amigo, atender a las cámaras es lo primero, quiere que se recupere pronto. Eso es un héroe. Eso es un hombre de verdad.

8. ¿Por qué nadie me preparó para esto?: el protagonista de este vídeo nos demuestra una cosa muy importante: para hacerse viral en YouTube, no hace falta emborracharse y decir una frase mítica a cámara. Sólo necesitas un pañal manchado y mucha fuerza de voluntad para conseguirlo. Al pobre inocente, le dejaron al encargo de su hija. El problema es que, como bien sabéis, se dice que los niños comen, duermen y… eso. Pues eso. Su hija tuvo que hacer aguas mayores y ahí estaba su padre para limpiarla. ¿Y qué tal se desenvolvió, te preguntarás? Digamos que cuando abrió el pañal y vio el regalo, no pudo contener el asco que le daba. Y así, entre arcada y arcada, consiguió su objetivo: ¡logró cambiar el pañal! Y como tras una ardua batalla siempre llegan las promesas, el padre solicitó a su bebé que se mantuviese limpita hasta que llegase su madre. No hay nada como terminar una recopilación de los vídeos más graciosos de YouTube con un final feliz  y aquí tenemos un claro ejemplo de uno de ellos.

Los vídeos más graciosos de YouTube y los contenidos de calidad le encantan a tus usuarios. Nosotros te ayudamos a conseguir esos contenidos de calidad.

A lo largo de estos 11 años, los vídeos más graciosos de YouTube han estado junto a nosotros amenizando un domingo aburrido o un lunes sin muchas ganas de trabajar. Por eso, hoy toca felicitar a YouTube y desearle que estos 11 años, sean muchos más.

Imagen cortesía de Shutterstock.