Las tiendas online y el sector del e-commerce constituyen hoy en día una buena línea de negocio, con multitud de casos de éxito. Pero precisamente por su gran potencialidad, la competencia es cada vez más feroz y cada día que pasa se incorporan a la red más páginas ofreciendo productos y servicios similares.

Esto significa que, si somos propietarios de una plataforma e-commerce o tenemos proyectado la puesta en marcha de una es posible que nos topemos por las autopistas de la información de Internet con otras muy similares a la nuestra. Algunas ofrecerán las mismas gama de productos a precios similares e, incluso, las hay que tendrán un diseño web muy parecido.

Siendo las semejanzas algo inevitable, ¿cómo puede nuestra tienda on line destacar sobre las demás? Una buena manera es a través de la inclusión de contenidos actualizados y de calidad.

Las claves de una buena estrategia de contenidos

A la inmensa mayoría de compradores por Internet les apasiona estar informados sobre los productos o servicios que tienen pensado adquirir. Y todos sabemos que un cliente potencial satisfecho significa ventas. Por lo tanto: vamos a darles lo que quieren.

Ver servicio

Para que la inclusión de contenidos en nuestra tienda on line resulte una acción efectiva, que nos proporcione valor añadido diferenciándonos del resto, debemos planificar, es decir, diseñar una estrategia cimentada sobre estos conceptos claves.

– Debemos incluir contenidos de calidad, que aporten información valiosa para el usuario. No basta un corta pega con las características del producto aportada por el fabricante. Eso es lo que hacen todos. Tú tienes que ser mejor que ellos para poder diferenciarte.

Ser ameno, divertido, original. Hay que llamar la atención como sea, por ejemplo, incluir fotos, videos y todo tipo de contenido gráfico. Recuerda que el contenido no es solo texto y mucho menos en Internet.

El contenido debe ser variado. Esto es fundamental: hay que ser abierto de mente. No hay que limitarse con dar información descriptiva del producto, puesto que los temas relacionados indirectamente con el mismo gustan también mucho al público, ya que les da información útil, relevante y diferente. Por ejemplo, si vendes bicicletas una buena opción es incluir artículos que hablen de lugares concretos para ir de excursión en dos ruedas.

– El contenido más relevante debe ir incluido en la misma página web y los temas de carácter más complementario o los posts más antiguos en un blog,desde el que se pueda acceder directamente desde la web a través de un link llamativo.

– La actualización es otro aspecto clave. Hay que añadir artículos de forma regular, proporcionado y con criterio. No hay nada más triste que un blog moribundo, con artículos escritos hace meses.

Interactuación. El feedback con los usuarios es vital, por lo que siempre hay que darles la posibilidad de que puedan hacer comentarios sobre los contenidos y, por supuesto, contestarles lo más rápidamente posible.

Y ya para acabar desde nuestra agencia de marketing online os queremos dar  un consejo, la calidad y la actualización del contenido va ligado a otra cuestión vital: la profesionalidad. De ahí que sea muy recomendable recurrir a redactores profesionales y experimentados para elaborar contenidos.

suscripción al blog