Un blog corporativo es la pieza central de cualquier estrategia de marketing de contenidos y, además, si se hace un buen uso de él, puede ser de gran ayuda para posicionar una página web en Google.

Artículo actualizado a junio 2015

Hace unos días publicamos la primera parte de este post en el que os contamos  cuáles son los horrores que podemos encontrar en un blog corporativo y por qué  protagonizan nuestras peores pesadillas marketeras.  El primero de esos errores, y también uno de los más comunes, es tener un blog desactualizado. Como ya sabéis, es de vital importancia alimentar con frecuencia y con contenidos de calidad a tu blog corporativo, pues un blog abandonado es sinónimo de dejadez y seguro que no es esa la imagen que quieres dar de tu negocio.  Además es una pena dejar escapar la oportunidad de mejorar el posicionamiento web de tu página, pues  un blog corporativo es la mejor manera para actualizar contenido con frecuencia en tu web.


Ebook gratuito: blogs corporativos

El segundo de estos fallos frecuentes es desaprovechar el gran potencial que tiene la imagen hoy en día y no incluir imágenes en tus post. No es que sea un error imperdonable, pero normalmente tu contenido funcionará mejor con un buen apoyo visual. En el tercer punto, no usar fechas en los post, me remito a mi experiencia y a la de muchos otros como usuarios, pues siempre nos da la sensación de que cuanto más reciente sea un post más fiable es. En la práctica no siempre es así, pues hay muchos artículos que siguen teniendo vigencia aunque tengan dos años de antigüedad, pero ya sabemos que en Internet manda lo inmediato y la novedad.  Como cuarto error citaba la mala costumbre de usar el blog corporativo como mero lugar de almacenamiento de las noticias de la empresa, como por ejemplo: “Abrimos nueva sede”, “Tenemos nuevos productos”. Si tienes  un blog genera contenido de calidad y publica información del sector con valor añadido.

Por último, hablaba de los problemas que puede traer no utilizar bien las etiquetas en los post que, entre otras cosas, pueden servirle a Google para posicionar tu post.  Después de este repaso ya estás más que preparado para adentrarte en la segunda parte de este post. ¿Estás preparado para seguir descubriendo los horrores que te puedes encontrar en un blog corporativo?

6. No utilizar (o utilizar mal) las categorías del blog corporativo.Las categorías son imprescindibles para organizar correctamente cualquier blog corporativo. A través de ellas el usuario puede acceder a todos los artículos de una misma temática lo que aumentará su tiempo de permanencia en la página. Además el uso que le des a estas categorías influirá para bien o para mal en tu posicionamiento web. Por ello es importante estructurar bien y con cabeza las categorías y evitar errores como poner demasiadas, sin coherencia o, el peor de todos, no ponerlas. Por supuesto, si tienes un blog muy muy específico en el que solo hablas de una cosa  muy concreta, a lo mejor no es necesario que tengas más de una o dos categorías, pero si por el contrario tu blog corporativo tiene o aspira a tener tanto contenido como , por ejemplo, nuestro blog, te irá mucho mejor si lo organizas correctamente por categorías.

7. Publicar contenido externo y no interno. En un blog corporativo se debe publicar contenido de valor , generado internamente o por un freelance o agencia, pero que sea original y totalmente exclusivo.  De esta forma se proyecta una imagen profesional que puede llegar a posicionarnos como expertos en un tema o sector. Si, por el contrario, utilizas este espacio  para poner contenido externo en tu blog , estarás desaprovechando una gran oportunidad. Nos referimos, por ejemplo, a aquellos sitios en los que al abrir un post uno se encuentra una entradilla con parte de un post o noticia externa y un enlace que te lleva a la fuente original de la información. Si en tu blog procedes de esta forma ¡no tardes en cambiarlo! Y, por supuesto, ni se te ocurra “robar” el contenido a otra persona. Os parecerá obvio, pero a menudo nos encontramos nuestros post enteros (fotos y enlaces incluidos) en otros blogs, totalmente copiados sin cambiar ni una coma y, por supuesto, sin atribución de fuente. Nunca caigáis en esta práctica tan deleznable porque además os traerá problemas con Google, por considerarlo contenido duplicado.

errores blog corporativo

8. No utilizar los “botones sociales”.  ¡No conviertas la experiencia del usuario en tu blog  en una pesadilla! Uno de los objetivos principales de tener un blog corporativo es aumentar el tráfico a nuestra web. Por esto nos interesa que el lector pueda compartir fácilmente en redes sociales nuestro post, pues así atraerá a más lectores con posibilidades de convertirse en clientes habituales. Los botones sociales junto con otras herramientas  y plugins son muy útiles para que los usuarios puedan compartir nuestros contenidos con el mínimo esfuerzo. ¡Úsalos! Puedes pensar que con lo fácil que es copiar y pegar una URL, esto es un poco exagerado, pero de verdad que os podría llegar a sorprender lo perezosos que somos los usuarios  a la hora de compartir contenidos.

9. Blogs con los post desplegados. Encontrar lo que buscas en un blog con los post desplegados es casi tan desesperante como hallar la salida de un laberinto del terror. La forma más sencilla y eficaz de presentar las entradas en un blog es con el formato título + foto + entradilla , añadiendo al final de esa entradilla un “leer más” que nos abra el post entero si despierta nuestro interés. Mostrar todos los post desplegados dificulta la tarea de navegar entre los contenidos y juega con la paciencia del usuario, que como ya hemos dicho en otras ocasiones, es más bien escasa. No es que no haya blogs de éxito con este formato, pero como ya venimos diciendo en todo el post, lo que queremos y nos interesa es que la experiencia del usuario sea la mejor posible, ofreciéndole un buen contenido y facilitándole su lectura y el acceso al mismo.

Servicio mantenimiento de blogs corporativos

10. No tener una estrategia. ¿Sabes cuáles son los contenidos que interesan a tu público objetivo?  Para responder a esta pregunta y otras muchas es absolutamente necesario diseñar una buena estrategia de contenidos en función de tus objetivos, en la que se incluirán detalladamente y en base a una previa investigación, los planes y herramientas adecuadas para llevarla a cabo. Una estrategia definida y perfecta para tu blog corporativo puede marcar la diferencia entre el anonimato y el éxito.

¡No dejes que tu blog corporativo se convierta en una casa del terror online y corrige estos errores! Y si no puedes hacerlo, en websa100 lo hacemos por ti. Somos expertos en generar contenido de calidad adaptado a tu público. Confía en nosotros y convierte a tu blog en un sitio de referencia. ¿Empezamos?

suscripción al blog