A veces, las apariencias engañan. La frase, lejos de parecer un lugar común, se constituye como un punto a seguir, más en el ámbito de las pequeñas y medianas empresas, que nos suelen dar sorpresas con no demasiado espacio de tiempo. La última la ha constituido el estudio de Sage, ‘Radiografía de las Pymes y autónomos 2013’, en el que encontramos interesantes datos para el análisis.

Descargar ebook gratuito

Es de lo que nos vamos a encargar en las siguientes líneas, centrándonos en dos focos, el uso que hacen autónomos y empresas de las nuevas tecnologías y las funciones que éstas desempeñan en ellos.

De pronto, el lector debe saber que todos los indicadores expresan un aumento tanto de los usos como de las funciones de Internet en el ámbito de pymes y autónomos, aunque con matices. Y es que si con un 7,4 de media (con valores entre 0 y 10) de éstos coincidiera en que para ellos el uso de las tecnologías es “imprescindible”, una media de 7,35 señala que para otros es, igualmente, “cada vez más importante”.

Descargar ebook gratuito

Los datos significativos nos lo arroja el estudio en páginas posteriores, ya que señala que la información –esto es: el mayor acceso a datos para el favorecimiento de la gestión– es la principal función que Internet aporta a sus negocios. Le siguen el ahorro de tiempo y dinero, la mejora de las relaciones con los clientes y por último, la captación de nuevos consumidores.

Sorprendente ¿verdad? Veamos ahora el uso cuantitativo que nuestras empresas hacen de la Red y los nuevos dispositivos tecnológicos. En concreto, es interesante conocer que de media un 85 por ciento de pymes y autónomos trabajan con un PC, cifra que desciende al 51 por ciento en el caso del portátil.

Paralelamente, pese a su corta data en el mercado, el 16 por ciento de utilizan tablets y más del 60 por ciento disponen de dispositivos móviles, como smartphones. En este caso, la cifra de autónomos y pymes que utilizan móviles para llamadas y datos asciende al 66 por ciento.

Por último, se antoja interesante hacer hincapié en cómo estos actores utilizan Internet y las redes sociales. Los resultados no tienen desperdicio. En una sociedad 2.0, con un alcance de Internautas del 8 de cada 10, tan sólo el 42 por ciento de las pymes y los autónomos patrios reconoce tener página web corporativa. Una cifra que desciende al 16 por ciento si la pregunta a la que responden afirmativamente es la venta de sus productos a través de este canal.

En lo que a redes sociales se refiere, un 40 por ciento de nuestras empresas y autónomos están presentes en ellas. En este sentido, la plataforma que destaca es Facebook, que es la más usada por ambos segmentos, con un 39 y un 28 por ciento respectivamente. ¿Qué te parecen los datos?
suscripción al blog