Los hospitales llenos, las listas de espera aumentan y recemos para no tener algo serio. Como pacientes nos suena, ¿verdad? ¡Al personal sanitario todavía más! Y para tomar medidas en muchas comunidades, como la gallega, están empezando a implementar un sistema denominado: telemedicina.

¿Pero qué es eso de la telemedicina? Fácil. Se puede definir como la prestación de servicios médicos a distancia y gracias al uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones. La telemedicina es un recurso tecnológico que posibilita la optimización de los servicios de atención en salud ahorrando tiempo y dinero y facilitando el acceso a zonas distantes para tener atención de especialista. Con esta técnica se puede hacer:

Ver servicio

  1. Telediagnóstico: Sería una especie de diagnóstico a distancia, es decir, hacer una evaluación médica de un paciente desde un centro hospitalario gracias a las telecomunicaciones.
  2. Teleconferencia: Por medio de videoconferencia se podrían convocar reuniones entre especialistas que estén en diferentes lugares (sin límites geográficos).
  3. Monitoreo remoto: Con esta técnica se podrían medir y monitorear algunos parámetros del organismo de los pacientes a través de medios electrónicos. Esto ya existe en la actualidad, por ejemplo, con las bombas de insulina que tienen algunos pacientes diabéticos.
  4. Almacenamiento digital: ¡Seguro que os suena! Consiste en la implementación de documentos digitales tales como fichas médicas, placas radiológicas o exploraciones en un archivo de almacenamiento específico.

Como veis las nuevas tecnologías se van apoderando, progresivamente, de los diferentes sectores de servicios de la sociedad. ¿Qué os parece? ¿Pensáis que puede ser efectivo a la larga? Por ahora falta tiempo para que se implemente definitivamente en la sociedad aunque… ¡están en ello!

suscripción al blog