Hacer búsquedas en Google…

O encontrar una dirección en Google Maps es algo que hacemos tan a menudo que, a veces, olvidamos las grandes posibilidades que nos ofrecen estas nuevas tecnologías. Sin embargo, se han conseguido grandes cosas gracias a ellas. No nos referimos a grandes descubrimientos, sino a “pequeñas grandes aportaciones” como son los siguientes cinco casos que contamos a continuación. Más allá de ayudarte con tu estrategia SEO o de hablar como agencia de marketing online, hoy te emocionamos con algunas historias que encontramos con búsquedas en Google,  que te convencerán de los grandes logros que, aunque no lo parezca, consigue la humanidad.

Descargar ebook seo gratuito

Mark Kempton y su rescate gracias a Google Maps

Algunos de los supervivientes de uno de los tsunamis más devastadores en el noreste de Australia fueron rescatados gracias a las búsquedas en Google. Mark Kempton narra en este vídeo como fue capaz de encontrar a una familia atrapada por las inundaciones. En su operación de rescate, Mark y su equipo no podían visualizar las calles en un mapa ni tampoco utilizar coordenadas pues todo el territorio estaba cubierto por agua y no se apreciaba gran parte del terreno. Fue por esto por lo que Mark pensó en utilizar Google Maps en su smartphone y pudo rescatar a algunas familias de la zona siguiendo las indicaciones de la aplicación.

Mark Lesek, más allá de sus limitaciones gracias a Google Patentes

En este caso, Mark Lesek nos enseña como el afán de superación sumado a las nuevas tecnologías puede llegar muy lejos. Mark es el director de una empresa de ingeniería y soldadura en Hobart, Tasmania. Lamentablemente, sufrió un accidente de trabajo y perdió uno de sus brazos. Consiguió una prótesis para recuperar la movilidad de su extremidad, sin embargo, dadas sus limitadas prestaciones, no le permitía seguir adelante con su trabajo. Por ello, Mark, gracias a “Google Patentes” consiguió investigar sobre cómo mejorar su prótesis para poder seguir dedicándose a su negocio.

Zack Matere, el granjero que se convirtió en el “Google” de su pueblo

Zack Matere era granjero en Soy, Kenia. Un día su plantación de patatas empezó a enfermar, Zack acudió a un cibercafé e introdujo en las búsquedas de Google “Enfermedades de las patatas” para solucionar el problema de su cultivo. Gracias a los resultados que obtuvo, consiguió recuperar su plantación. Esto despertó en él una gran emoción por Internet, tanto fue así que con la información que obtenía en Google, pudo instalar un molino de viento en la escuela local con la ayuda de un amigo. Su ilusión hizo que quisiera compartir esta fuente de información con todo su pueblo, el cual, en su mayoría, no tenía acceso a ella. Para ello, elaboró un tablón de anuncios de madera en el que él mismo publicaba la información que obtenía de Internet para ayudar a su aldea.

Persiguiendo las olas de Tofino con Google Earth

Tofino se encuentra en la costa oeste de la isla de Vancouver. La gran parte de este territorio estaba sin explorar. Es por ello que los surfistas de la zona decidieron utilizar Google Earth para inspeccionar esta área de la que nadie sabía nada. Así fue como uno de ellos descubrió una de las olas más increíbles que habían visto nunca. Gracias a este descubrimiento, empezaron las busquedas en google  sobre olas aún mejores e información sobre la previsión meteorológica, incluso con información del oleaje de cada hora.

Caroline Moore: Cazadora de supernovas

Caroline era estudiante del Instituto Warwick Valley en Nueva York. Al igual que su padre, es una gran aficionada de la astronomía. En su pequeño observatorio, tomaba fotos del cielo nocturno para detectar cambios importantes en el mismo. Así fue como un día descubrió algo interesante en una de sus fotos y gracias a las búsquedas en google encontró la galaxia en el buscador, se dio cuenta de que podía haber descubierto una supernova así que envió una de las fotos a la Unión Astronómica Internacional. Así fue como Caroline se convirtió en la persona más joven de la historia en descubrir una supernova.

suscripción al blog