Una cuenta Youtube puede ser la mejor aliada para tu negocio, ¡si sabes cómo gestionarla!

No todo son gatitos ni el último tema de Lady Gaga. YouTube es una plataforma que va más allá del ocio. Crear una cuenta YouTube es un acierto seguro para tu negocio, pero en esta red social no todo vale. Tendrás que tener en cuenta a sus exigentes usuarios y destacar sobre la competencia.

Descargar ebook gratuito

Seguro que te has pasado horas y horas buceando entre sus millones de vídeos. YouTube es una de las plataformas favoritas de los internautas, ¡y no es para menos! La red social aporta diversión y entretenimiento a raudales, y los usuarios la destacan por su versatilidad y fácil uso. Pero no sólo de ocio se vive en Internet. La plataforma audiovisual por excelencia también es un estupendo escaparate para los negocios. Por eso mismo, muchas empresas reconocidas mundialmente han decidido abrirse una cuenta YouTube.

La efectividad de una cuenta YouTube para empresas es indudable. Debe formar parte sí o sí de tu social media plan. Al abrir una cuenta YouTube, conseguirás situarte en un espacio donde la interacción, la participación y la comunicación a nivel global está a la orden del día. Además, la apertura de tu nuevo canal servirá para atraer multitud de visitas como efecto de lo novedoso. Por otro lado, YouTube es un canal informativo que puede alcanzar tasas de audiencia inimaginables en otros medios de comunicación convencionales, lo que deriva en la notable mejora que sufrirán las tasas de conversión de tu empresa. Por último, y lo más importante, una cuenta Youtube supone el escaparate perfecto para proyectar tu marca, de modo que podrás mostrar tus productos y la imagen y personalidad que definen tu negocio.

Pero no vale sólo con tener una cuenta YouTube. Los múltiples beneficios que puede aportar la red social a tu empresa se harán realidad si das un paso más allá. De este modo, deberás configurar un plan de acción que te diferencie de la competencia que también apuesta por YouTube. No te quedes atrás y realiza una estrategia infalible para hacer que la red social de los vídeos se rinda a tus pies.

YouTube o la vida en comunidad.

Mucha gente piensa que en YouTube se sube un vídeo para que el resto lo visualice, se deja un comentario y fin de la fiesta. Nada más lejos de la realidad. Cuando crees una cuenta YouTube debes tener presente que lo que realmente estás haciendo es crear una comunidad nueva. Y hay que ser consecuente con esto. La comunidad pivotará entorno a tu marca, por lo que tendrás que trabajar y estar activo si quieres que vaya engrosándose. Por supuesto, has de tener en cuenta a tus seguidores y cuidarlos como se merecen, piensa que se trata de tu público potencial. A diferencia de otras redes sociales, los usuarios de YouTube siguen sus propias reglas de interacción. Estos rebeldes del social media necesitan comprensión y entendimiento, por lo que es recomendable que si no tienes muy claro cuáles son sus mecanismos de actuación, primero empieces como usuario para saber cómo van las reglas del juego.

Una red social exigente poco amiga de la publicidad.

Si hay algo que repudia el usuario de YouTube es que le metan la publicidad por los ojos. Los usuarios de esta red social son exigentes y selectivos. Como buenos sibaritas, prefieren explorar y buscar por sí mismos y dejar que les convenzan. De ahí, que una buena estrategia de marketing de contenidos cobre aquí mayor importancia. No hagas propaganda barata de tu empresa, más bien esfuérzate por crear material audiovisual interesante y de calidad. Sé creativo y procura generar viralidad. Los usuarios de YouTube son agradecidos si se les trata bien, por eso mismo, al proporcionarles contenido de calidad conseguirás un escuadrón de fieles seguidores.

Tu empresa eres tú.

La máxima del marketing online es que trabajamos para personas, no para máquinas. Las relaciones de tú a tú en redes sociales son las únicas válidas. Y esto en YouTube crece de una manera exponencial. Los usuarios de esta red social se sentirán mucho más cómodos si saben que se están comunicando con una persona real, que les escucha y contesta a todas sus preguntas, quejas o recomendaciones. De ahí la necesidad de que tu cuenta YouTube esté personalizada entorno a ti o al carácter de tu negocio al cien por cien. Si consigues que los usuarios confíen en ti, la fidelización derivará en clientes de por vida. Vale la pena poner tu granito de arena, ¿no crees?

Ver servicio

Paciencia de medio a largo plazo.

No son pocos los empresarios que se frustran al abrir una cuenta YouTube y no obtener los resultados que deseaban. Pero, como señalábamos, esta red social tiene sus propias reglas de funcionamiento y el éxito se consigue con trabajo. YouTube requiere esfuerzo, dedicación y algo de paciencia. Dedícate a cuidar con precisión a tu comunidad. El crecimiento de suscriptores y reproducciones llegará en un tiempo si generas contenido de calidad. Es muy probable que no consigas beneficios de una manera inmediata, pero si sabes gestionar bien tu cuenta YouTube, los lograrás con creces pasado algo de tiempo. Para darle un pequeño impulso en los comienzos, es recomendable que promociones tu nueva cuenta por redes sociales, blog, lista de correo, etc.

El diseño es tu aliado.

El diseño de los canales de YouTube está pensado para hacerle la vida más fácil al usuario. Se adapta sin problema a cualquier dispositivo ya sean ordenadores, móviles, tablets e, incluso, a los televisores. Aprovecha el diseño que adquieres al abrir tu cuenta YouTube para encandilar a tu target. Apuesta por la originalidad en los contenidos, que aporten valor a tu imagen de marca y enganchen a tu comunidad. YouTube ofrece la posibilidad de anclar un vídeo de bienvenida a tu página. Es una gran oportunidad para sacar tus dotes de dirección de cine y darles a los youtubers lo mejor de ti.

Posiciónate.

Se trata de una cuestión de lógica. No conseguirás reproducciones en tus vídeos y, menos aún, suscripciones a tu canal si no posicionas tu contenido correctamente. Deberás realizar un análisis de las palabras clave que vas a usar. Ayúdate de Google Adwords o del propio buscador de YouTube.

No dudes en generar tráfico.

El fin último de introducir YouTube en tu estrategia de social media es conseguir tráfico hacia tu web. Si los usuarios están satisfechos con el contenido que les proporcionas, querrán saberlo todo sobre ti y sobre tu marca. Se animarán entonces a visitar tu site y será un buen momento para conseguir leads. Generar tráfico hacia tu web es algo bastante sencillo: no olvides incluir la URL de tu web corporativa en las descripciones de tus vídeos y añadir una invitación con gancho del tipo: “Si quieres descubrir más, visita nuestra web”.

Imagen de cuenta Youtube cortesía de Shutterstock