Marcas como Ikea, Ford o Samsung triunfan en todo el mundo con sus campañas de publicidad en Internet.

Internet se ha convertido en el medio favorito de los publicistas. Debido a su viralidad y a la gran variedad de posibilidades de formato que se pueden incluir, las campañas de publicidad en Internet están arrasando.

Descargar ebook gratuito
Si antes los medios estrella para los publicistas eran la televisión, radio o la prensa, la llegada de de Internet revolucionó estos esquemas por completo. La publicidad en Internet se estableció no sólo como un nuevo canal, sino que pasó a ser “El Canal”. Internet tiene sus propias normas, no se ajusta a las mediciones de calado y audiencias tradicionales, pero ha quedado claro que si algo gusta, la Red se encargará de hacerlo mundialmente famoso en cuestión de horas. Te presentamos las campañas que han sabido manejar de manera exitosa la publicidad en Internet. A continuación, te dejamos nuestras 7 favoritas:

Ashley Madison

Hace tan sólo unos días una terrible noticia sacudió al mundo entero: la web especializada en affairs había sido hackeada. Miles de hombres, hechos un manojo de nervios, rastreaban la red buscando su nombre en las listas de infieles filtradas a través de esta página. Ashley Madison se convirtió en foco de viralidad con millones de búsquedas en Google y liderando el trending topic de Twitter. Todo un fenómeno social digno de estudio si no fuera porque dos días más tarde la página de los adúlteros reconoció que se trataba de una campaña publicidad en Internet. Algo retorcido pero obviamente efectivo. Hay algunos que todavía contienen la respiración…

Ashley Madison

Ford

Con el lanzamiento del nuevo Ford Fiesta, la agencia publicitaria Blue Hive apostó por las redes sociales para lanzar su campaña de publicidad en Internet. La campaña, conocida como Fiestagram, consistía en dar a conocer el vehículo renovado a través de un concurso de fotos que los usuarios subían a Instagram bajo un hashtag que se establecía semanalmente. Aquellas fotos de mayor creatividad y calidad se exhibieron en un showroom que Ford organizó exclusivamente para la ocasión.

Ikea

Este es uno de los mejores ejemplos que demuestran que con creatividad y conocimientos de social media, se pueden crear grandes campañas de publicidad en Internet sin un gran presupuesto. Ikea, la conocidísima marca sueca enfocada al hogar, se caracteriza por la originalidad de sus anuncios. En 2009 se quiso promocionar la apertura de una nueva tienda en Malmö, Suecia. Para ello, lanzó un concurso a través de Facebook que consistía en la subida de fotos de showrooms con sus propios productos desde el perfil del gerente de la tienda. La primera persona que se etiquetase en el producto en cuestión, lo ganaba. Se convirtió en todo un fenómeno en Facebook y los usuarios reclamaban más. Un éxito rotundo para los suecos.

Coca-Cola

La marca de refrescos por excelencia también nos tiene acostumbrados a grandes campañas publicitarias. Hace tan sólo unos meses, Coca-Cola lanzó una promoción en la que se imprimieron en los envases de las bebidas hasta 100 nombres propios en distintos idiomas. Todos fuimos corriendo a las tiendas a por nuestra lata de Coca-Cola. Aunque parezca a priori que no hubo una campaña directa, nada más lejos. La efectividad surgió, una vez más, a través de las redes sociales. Los usuarios que compartían fotos de sí mismos con su lata homónima, despertaron la envidia del resto. Se convirtió en todo un fenómeno viral. Aunque algunos se pasaron de tuerca…

Coca-Cola

Kleenex

La marca de pañuelos de papel, sin lugar a dudas, se coronó con esta campaña de publicidad en Internet. Jugando con el factor de que la gente suele quejarse en redes sociales, Kleenex tuvo una brillante idea. Buscó en Facebook a los usuarios que dejaban comentarios sobre lo mal que lo pasaban con sus gripes o resfriados y miró las fotos de aquellos que físicamente presentaban esos síntomas (ya sabéis, ojos vidriosos, nariz enrojecida…). Hizo una selección de usuarios y les envió a todos ellos un paquete regalo con su conocido producto y una tarjeta personalizada deseándoles su pronta recuperación. Los afortunados que recibieron el obsequio de Kleenex se sintieron tan agradecidos que publicaron las fotos de sus regalos en Facebook. Los resultados totales de esta campaña llamada Feel Good fueron más de 650.000 impresiones y 1.800 interacciones.

Samsung

Para que vayas entrando en situación, has de saber que la agencia Heimat Berlin ganó un León de Plata con este proyecto. Para el lanzamiento del Samsung Galaxy S4 se creó la campaña All eyes on S4, utilizando como base la función del terminal Smart Pause, que es capaz de detectar si una persona está mirando a cámara o no. Samsung planteó el siguiente reto a los pasajeros de una conocida estación de Zurich: si aguantaban con la mirada fija 60 minutos frente al teléfono, podrían llevárselo gratis. Aunque, claro está, no iban a ponérselo fácil. Las hilarantes estrategias de distracción que se llevaron a cabo hicieron que el vídeo de Al leyes on S4 se convirtiera en un fenómeno viral en todas las redes sociales. Sólo en YouTube tiene más de 4.630.000 visitas. Un efecto rebote que repercutió positivamente en la publicidad en Internet.

Scrabble

¿Quién dijo que los juegos clásicos no se pueden adaptar al espacio 2.0.? Desde luego, esta no es la mentalidad de los responsables de marketing de Scrabble. La marca del conocidísimo juego de mesa que puntúa la dificultad de las palabras sacó al mercado un nuevo juego. Pensaron que Twitter sería una plataforma genial para llevar a cabo su campaña de publicidad en Internet. Para ello, idearon un original pasatiempo para los usuarios que consistía en crear una frase con la mayor puntuación siguiendo los parámetros del clásico juego de mesa. Eso sí, dentro de 140 caracteres.

Scrabble

Queda más que claro que la combinación de la originalidad con la publicidad en Internet es una apuesta segura para cualquier empresa. Además, sabiendo cómo llegar a los internautas para que éstos generen una buena viralidad, ahorra grandes cantidades de presupuesto. Apuesta por las mentes creativas con conocimientos de Internet y, sobre todo, de redes sociales. Tus campañas serán un éxito asegurado.

Imagen cortesía de Shutterestock.