El nuevo año arranca con los depósitos de optimismo algo más llenos. Sí, las pymes han repostado y ahora miran el 2013 con ganas y entusiasmo renovados. Muchos medios impresos calificaron 2012 como el año en que vivimos peligrosamente y ahora, por fin, dejamos de emular a Mel Gibson y empezamos a tener fe en que nuestra contabilidad nos arrancará una sonrisa. Al menos, así queda reflejado en la encuesta anual que realizan las cámaras de comercio titulado “Perspectivas empresariales en España y Europa 2013”.

Este informe, que elaboran conjuntamente todas las Cámaras de Comercio, ha tenido en cuenta la opinión de 48.500 empresas europeas, de las cuales 3.633 son compañías españolas. Sin embargo, aunque empezamos a sonreír más no será a causa del hijo p?odigo; el empleo, que sigue sin entrar en vereda.

Muchos querrán saber qué motiva el optimismo de las pymes pues, a tenor de este informe, las empresas comienzan a creer en la recuperación económica porque las ventas, tanto nacionales como internacionales, experimentarán una mejora “especialmente significativa”.

Uno de los aspectos analizados en el informe y que en España se salda con notaza es el refente a las exportaciones. No en vano, las expectativas en nuestro país son favorables e incluso situándose por encima de la media de la Europa de los 27. Este último ránking lo lideran Letonia, Portugal y Dinamarca. Para los que alimenten un resquemor por los teutones (Alemania), les informamos de que éstos andan en la cola.

En cambio, las inversiones retrocederán “ligeramente” y, como ya adelantábamos, el mercado de trabajo continuará lánguido y menopaúsico debido a las dificultades de obtener el crédito necesario para componer nuestras aspiraciones empresariales. Eso sí, habrá mejorado en relación al año en  que vivimos peligrosamente, pero no abandonará las acostumbradas arenas movedizas.

Respecto a los demás países europeos, que también han sido objeto de este estudio, los que mejores resultados registran son Estonia, Letonia y Rumanía. Mientras que los que andarán más mustios, a juicio de las Cámaras de Comercio, serán Chipre y Eslovenia.

La mencionada macroencuesta lleva poniéndonos al día de lo que acontece en el músculo empresarial de Europa desde hace veinte años y, desde luego, supone una oportunidad para echar un ojo a lo que sucede en el vecindario europeo. Así que, desde Websa100, nos quedamos con lo bueno  porque al alumno, los profesores empiezan a aprobarlo; al menos, en exportaciones.