La importancia de la marca

Si en algo coinciden profesionales, usuarios, vendedores y compradores es que para cualquier empresa las ventajas de tener una marca reconocible y potente son múltiples:

– La marca es un elemento básico para ganar cuota de mercado, en definitiva, para tener más ventas y beneficios.

– La marca es la mejor arma para luchar contra la competencia.

– La marca permite poner precios más altos.

– La marca ofrece valor añadido tanto a los productos como a la empresa en sí.

– La marca genera confianza y credibilidad.

– La marca posibilita la diferenciación.

– La marca acaba introduciéndose en la mente de los consumidores.

– La marca aumenta directamente el valor de la empresa.

– Y un larguísimo etcétera.

¿Por qué las pymes apenas invierten en creación de marca?

Conociéndose las ventajas, resulta poco comprensible que la mayoría de pymes apenas inviertan en la creación y consolidación de su marca por considerarlo algo privativo de las grandes empresas y compañías.

El motivo de esta actitud es básicamente que la marca no es considerada como un activo. Al menos no como un activo que toma valor cada día de una forma tangible, capitalizando así la inversión. En nuestra opinión, se trata de una forma de pensar errónea, motivada por una planificación excesivamente cortoplacista de consecución de beneficios y objetivos.

Ya hemos visto que la marca tiene mucho que ver con valores como la confianza, el prestigio o el reconocimiento. Pero no se tratan de conceptos abstractos, puesto que cuando consiguen ligarse a una marca, acaban generando importantísimos beneficios. Pero eso sí, crear y gestionar una marca requiere planificación, planteamientos de objetivos a medio plazo y afán de innovación.

Por suerte, cada vez son más las pymes que toman conciencia de la importancia de la marca. Para lograr el éxito en su implantación, desarrollo y mantenimiento es fundamental ceñirse a una estrategia integral, lo que se conoce como branding.

El branding: la estrategia de la marca

La planificación estratégica de creación y gestión de una marca desde un punto de vista global e integral se denomina branding, e incluye un conjunto heterogéneo de acciones y conceptos que, en conjunto, acaban configurando la marca: logo, slogan, relaciones públicas, publicidad, productos, servicios, comunicación corporativa, capacidad de los empleados, etc.

¿Qué estrategia debe seguir una pyme para crear una marca?

Básicamente la misma que una gran empresa: investigación, estudio de la competencia, promoción, publicidad, etc., pero lógicamente adaptándose a sus propias limitaciones presupuestarias, alcance y objetivos.

En este sentido, la pyme cuenta con una importante ventaja respecto a las grandes empresas: su mayor flexibilidad y eficacia a la hora de utilizar herramientas promocionales como las redes sociales, los e-mails o los folletos.