Francisco Nicolás Gómez Iglesias o el pequeño Nicolás como ya lo conocemos todos se ha convertido sin duda alguna en el personaje de la temporada. Políticos, empresarios, famosos, todos ellos han posado para su álbum de fotos, pero ¿qué calla el joven imberbe para ponerlos a todos tan nerviosos? Su historia parece el guion de una película de suspense y aunque para algunos pueda resultar un friki, el chaval es más listo de lo que parece. Este fin de semana Nicolás volvía a hacer de las suyas y se sentaba en el plató de @UnTiempoNuevoTV, que lideró la noche del sábado con un 21,1% y 2.725.000 espectadores, ¡nos tuvo a todos enganchados!

Pero, ¿por qué vende tanto? En websa100, como agencia de marketing online, hemos querido analizar la figura del pequeño Nicolás a efectos de marketing, desglosando su marca personal en esta serie de aspectos: el branding personal del pequeño Nicolás.

El networking resulta un aspecto clave en la marca personal de este joven y su gran capacidad para fomentar sus habilidades de relaciones públicas las ha puesto de manifiesto allá por donde ha ido. Lo hemos visto en actos con grandes empresarios, compartiendo mesa con expresidentes, sentado en el palco VIP del Santiago Bernabeu e incluso en la recepción real de la coronación de Felipe VI. Sí, a todos nos viene la misma pregunta a la cabeza, ¿Qué hacía allí este crio de 20 años? La respuesta está en el networking. Nicolás trabajaba cada día sus relaciones, sabía muy bien cómo aprovecharse de ello y así ha sabido demostrarlo. Ahora nadie lo conoce, pero él siempre estuvo allí.

Descargar ebook gratuito

La seguridad y la confianza en sí mismo es otra de las claves de su marca personal y hasta ahora no habíamos tenido ocasión de verlo. Pero el sábado en el plató de @UnTiempoNuevoTV pudimos ver a un joven desafiante y seguro de sí mismo. Era la primera vez que se ponía en directo delante de una cámara de TV y sin embargo no le supuso ninguna dificultad hacerlo. Nicolás estaba seguro de lo que decía y retaba a todos aquellos que querían desmontar su realidad o fantasía. No obstante tendrá que demostrarlo ya que nos dejó impactantes titulares como: “Tengo material muy sensible que afecta a muchas instituciones del Estado” o “El Secretario Personal de las Infantas me avisa de que tengo el teléfono intervenido”.

Por otro lado, la imagen personal del pequeño Nicolás no es la imagen de un joven cualquiera. Nicolás ha sabido adaptar su imagen a las circunstancias, intentando tratar de parecer y aparentar un miembro más de ese club de los selectos. Trajes a medida, chofer y coches de alta gama han formado parte de la imagen que trataba de vender este nuevo personaje que acabará siendo un juguete roto. Pero además, no sólo eso, la imagen de cada acto siempre quedaba reflejaba en una fotografía y entre su álbum de fotos aparecen tomas con el expresidente Aznar, el presidente Rajoy, Esperanza Aguirre, María Dolores de Cospedal, magnatarios extranjeros y así hasta un largo sin fin de altas personalidades.

Ver servicio

Analizada la marca, ¿seríamos nosotros capaces de potenciar todas nuestras fortalezas como ha hecho el pequeño Nicolás? Realidad o ficción el tiempo pondrá a cada uno en su sitio, pero sin duda alguna este joven nos ha dado una importante lección de branding personal.

suscripción al blog