Te contamos los detalles del regreso a Twitter del Pequeño Nicolás.

Por la puerta grande. Así ha sido la aparición en Twitter del Pequeño Nicolás,  Francisco Nicolás Gómez Iglesias, que en menos de 24 horas consiguió que se unieran a su cuenta oficial @FranNicolas_G más de 60.000 followers.

Descargar ebook gratuito twitter para empresas

“Gracias a todos por el apoyo, ahora y siempre. A partir de ahora nos leemos por aquí”. Con este solemne mensaje se estrenaba la nueva cuenta en Twitter  del Pequeño Nicolás, el joven más perseguido de España, el estudiante al que se le acusa de falsedad documental e usurpación de identidad.

Aunque lo cierto es que más bien se trata de un regreso, ya que Fran, como asegura que le gusta que le llamen, ya contaba con una cuenta en Twitter. La misma permanece cerrada en estos momentos, y quién sabe si volverá a hacer uso de ella, dada la particular demanda que está teniendo este espacio, recientemente estrenado.

Por el momento, la prensa nacional e internacional se ha hecho eco de la noticia, no por el hecho en sí, sino por la relevancia que ha tenido que un personaje de sus características consiga en menos de un día lo que empresas, políticos de primera línea o líderes de los medios de comunicación no consiguen en años.

Ver servicio gestión de redes sociales

Y es que ya se hacen apuestas de los contenidos  que se publicarán en el twitter del Pequeño Nicolás y hay hasta un decálogo en formato aviso para navegantes donde se vaticinan la tipología de tuits con los que nos sorprenderá este famoso joven, que convierte en ‘oro’ todo lo que toca, al menos en cuestión de comunicación personal se refiere.

Porque como ya hablamos en otro post de este mismo blog, cualquier persona que quiera mejorar su personal brand solo necesita echar un vistazo a la marca que ha gestado Francisco Nicolás, que con su aterrizaje en Twitter y los resultados obtenidos confirma que permanece al mismo nivel de eficacia que en sus días más sonados.

Ahora, el joven ha cambiado los platós de televisión por los pasillos de los juzgados, pero los focos continúan sin abandonar su figura. Él, callado por el momento, ha decidido refugiarse en las redes sociales, quién sabe si definitivamente. Lo que está claro es que a partir de ahora deberemos analizar su modus operandi en este entorno, a partir del cual, juzgarle como es debido Estamos seguros de que el twitter del Pequeño Nicolás no nos decepcionará.