La inteligencia es como un virus que está infectando todos nuestros aparatos electrónicos. Si no teníamos suficiente con el coeficiente intelectual de los teléfonos y televisiones de nuestro hábitat, ahora nuestros relojes de pulsera empiezan a mostrar signos de ser más listos de lo que pensábamos. Sí, están evolucionando, como en su día lo hizo el hombre. Así que atentos, porque si Samsumg tramaba asombrarnos con un reloj espabilado, ahora al asedio se suman Google, Apple, LG y Sony; el “smartwatch” empieza a tomar posiciones. ¡A evolucionar, que es infinitivo e imperativo!

Resulta obvio que la fiebre por dotar de inteligencia todo aparatejo enchufable ya ha rebasado los 40º de temperatura. Ahora todas la multinacionales se afanan en sus cuarteles generales intentando prosperar en sus investigaciones y dar con el mejor amigo de nuestras muñecas.

Respecto a Samsung, según los rumores, éste ya tiene nombre: Samsung Galaxy Altius y el de Apple muchos le vaticinan el nombre de iWatch (siguiendo el derrotero marcado por Apple).

¿A qué vienen estas carreras de las tecnológicas? Pues al parecer el mercado de smartphones estará saturado en 2017, urge proporcionar un nuevo juguete a las masas y, por supuesto, dividendos a las multinacionales que nos suministrarán estos inventos.

Desde luego, Apple no quiere que la desbanquen en esto de ser el mayor despachador de teléfonos  inteligentes del mundo y por eso ha movilizado a un equipo de cien ingenieros para la tarea. Además, recurrirá a una versión de iOS específica.

Visitar Biblioteca Virtual

Muchos expertos pronostican una larga y rentable vida a los relojes inteligentes. De este modo, Danielle Levitas, de IDC, una empresa especializada en el mercado de las TIC, considera que la coyuntura actual es excelente para la llegada de estos gadgets, pues permitirán no incurrir en descortesía mayúscula al consultar la pantalla de tu reloj. Siempre es peor tener que sacar el teléfono del bolsillo, ¡aunque seguirá siendo descortés!

Sin embargo, los fabricantes, en el caso de las mujeres, probablemente deban conjugar diseño y tecnología; pues muchas féminas (y también hombres) prefieren sus elegantes relojes de zafiros antes que una conexión a internet con ínfulas de perrito faldero amarrada a la muñeca.

Pero ya tenemos la avanzadilla de este desembarco de relojes inteligentes y lo firma Sony. De este modo, un dispositivo que complementa a la perfección cualquier smartphone o tableta Android. Además, dispone de Bluetooth para conectarse a otro terminal. Para colmo, es elegante, ligero y se puede adquirir por 129 euros.

En definitiva, la inteligencia nos sitia y brota hasta en el más inusitado de los electrodomésticos. Así que, desde Websa100, esperamos con impaciencia a lo siguiente”smart” de nuestras vidas. Eso sí, sin perder nosotros la categoría de “smart people”.
suscripción al blog