En el deporte no siempre gana el que tienes más medios y presupuesto. En ciertas ocasiones, el rival supuestamente más pequeño acaba venciendo al poderoso si sabe aprovechar sus propias armas y características.

Si extrapolamos este ejemplo deportivo a la utilización de las redes sociales por parte de las empresas, nos encontramos con que las características propias de las pymes, y también de los pequeños negocios y autónomos, las sitúan con unos metros de ventaja en la línea de salida de la carrera por conseguir el éxito en el llamado social media. Desde la óptica de agencia online para pymes te contamos:

Las ventajas de las pymes

Descargar ebook gratuito

Pero de nada sirve tener ventajas si no somos capaces de conocerlas e identificarlas. Las empresas de menor tamaño están más alineadas con las redes sociales por estos motivos:

  • Las pymes son más flexibles y pueden tomar decisiones, planificar estrategias o rectificar cosas con mucha más rapidez que sus hermanas mayores.
  • Su capacidad de superación ante los problemas como un mal comentario en una red social es mayor, puesto que no tiene tanta repercusión.
  • Las pymes suelen tener objetivos más claro y definidos, puesto que conocen mejor al cliente o público potencial predispuesto a adquirir sus productos o servicios.
  • Los clientes de las pymes suelen tener una mayor fidelidad. Si se les ofrece calidad y confianza, las mayoría de personas no suelen abandonar por las buenas su tienda, marca o negocio “de toda la vida”.

La importancia de una buena estrategia

Ya hemos visto que las Pymes son más flexibles, rápidas, tienen una mayor capacidad de superación ante las adversidades y cuentan con un público fiel. Pero estas ventajas de poco sirven sino se ejecuta una estrategia adecuada en la promoción por Facebook, Twitter, Google + y el resto de redes sociales.

Dicha estrategia debe basarse en:

– Planificación e implantación de promociones directas en las redes: un descuento, un concurso que incluya un premio, etc.

– Determinación de nuestro público potencial o target, que no tiene por qué ser numeroso pero sí muy concreto y dirigir la promoción sobre el mismo de la forma más individualizada y personal posible.

Ver servicio

– Ser versátil, rectificar sobre la marcha, realizar cambios. No tener miedo a equivocarse siendo consciente de que una empresa pequeña dispone de un mayor margen de error.

Pese al convulso contexto en el que todos estamos inmersos, si una Pyme es consciente de sus ventajas y planifica una estrategia basada en las mismas, tiene asegurada una medalla en su particular competición por destacar en las redes sociales.