YouTube está de aniversario. El pasado 23 de Abril celebró la friolera de 10 años desde que Jawed Karim colgó el primer video en la plataforma: “Me at the Zoo”. Poco trascendente, pero con un valor simbólico que ha crecido en esta década. El portal de intercambio audiovisual que empezó con vídeos caseros se ha convertido en un auténtico negocio de éxito.

Según expertos, YouTube ha supuesto la democratización de la expresión audiovisual. Ha sido capaz de romper las rígidas barreras que establecía el sistema mediático tradicional, consiguiendo así que el acceso y la difusión a los contenidos en formato vídeo fuera prácticamente libre e ilimitado. Ha posibilitado difundir mensajes en vídeo sin tener ni medios ni infraestructura; de este modo, se ha diseñado una narrativa nueva.
Descargar ebook gratuito
Los únicos límites que se imponen son los de la más pura creatividad. Para muchos, la plataforma audiovisual, propiedad del gigante Google, se ha convertido en un retrato de nuestra cultura global, construido por una comunidad absolutamente creativa y heterogénea que contempla cómicos, gamers, activistas, intérpretes, maestros, bromistas, etc. Sus principales materias primas han sido gatos, arco iris, batidoras y ninjas.

Como se explicaba en el blog corporativo de la empresa, hay más de 72 horas de vídeo subidas por minuto. Se calcula que en esta última década se han subido más de 5.000 millones de horas de vídeo-tutoriales de belleza. En cuanto a vídeos relacionados con animales, otra de las temáticas favoritas, se estima que se requerirían 2,5 años para visualizarlos todos. ¿Y los famosos vídeos de gatitos? Pues bien, existen nada más y nada menos que 10 millones de víideos colgados. ¡Miau!

Con más de 1000 millones de visitantes únicos al mes, se entiende que las empresas apuesten por YouTube para publicitarse. Ya son un millón los anunciantes que aglutina la plataforma. Además, han sabido cómo no saturar al usuario, pues aseguran que el 85% de los anuncios pueden saltarse. Habrás oído hablar de los “youtubers”, personas que con una cámara y nociones básicas de edición, realizan un videoblog sobre cualquier tema. Los favoritos son videojuegos, política, moda… Lo que comenzó siendo un mero entretenimiento para muchos de ellos, hoy se ha convertido en una profesión con la que se ganan la vida. Ellos han sabido aprovechar la oportunidad de negocio que ofrece YouTube, y tú podrías hacer lo mismo.

Ver servicio

YouTube es una gran plataforma para las empresas tanto a nivel de branding como de posicionamiento. Por un lado, te permitirá personalizar el diseño de tu canal e incluir tu logo en formato de marca de agua. Además de generar contenido de calidad, es necesario optimizar los vídeos para posicionarse entre los primeros resultados de Youtube.  Si el vídeo no aparece en la primera página de resultados de búsqueda es poco probable que los usuarios lleguen a él. Para ello, es importante que el título del vídeo recoja las palabras clave, que el campo de descripción esté relleno y que esté etiquetado en la categoría adecuada. Si tus vídeos tienen buen posicionamiento en Youtube se reflejará en los resultados de búsqueda orgánicos, mejorando tanto presencia como tráfico al site. Por otro lado, la plataforma audiovisual te ayudará a incrementar la audiencia de tu web, a establecer lazos de conexión con tus clientes y a mostrar las cualidades de tu producto.

Todos estos motivos hacen imprescindible que tu empresa cuente con un plan de vídeo marketing. Pero, ¿cómo realizarlo? Tan sólo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Definir tu objetivo de marketing: Define claramente el objetivo que busca tu empresa con el vídeo, ya sea hacer branding, mostrar un producto, generar tráfico hacia tu web… Además, al cliente debe resultarle atractivo y útil: piensa siempre en lo que el cliente necesita.
  2. Pensar en la estrategia: Valora bien el título del vídeo y las keywords para lograr un mejor posicionamiento. Investiga los vídeos más virales y toma ideas de los mismos. Ten presente que los vídeos cómicos, creativos, educativos, testimoniales y de bienvenida son los que mejor funcionan. Ten en cuenta también que los vídeos cortos, sencillos y útiles tienen mejor aceptación. La gente no entra en YouTube para ver publicidad pura y dura.
  3. Ejecutar y producir el vídeo: Para grabar un vídeo de calidad es recomendable que uses primeros planos, las tomas sean cortas y que la iluminación esté cuidada. A la hora de editar el vídeo, incluye una entradilla y una salida y el logo de tu empresa. Si vas a poner música, utiliza temas libres de derechos de autor.
  4. Promocionar y definir la estrategia de difusión del vídeo: Crea tu propio canal de YouTube y sube allí tus contenidos. Embébelo en tu web o blogs y no olvides darle toda la difusión posible por redes sociales.

Sin duda, merece la pena estar en YouTube. Las tendencias de crecimiento de la plataforma parecen imparables. Pero es tan importante estar ahí como dedicar el tiempo necesario y mantener tu canal optimizado. Los beneficios de tu empresa agradecerán tu acercamiento a la plataforma audiovisual que cumple una década.