Para llevar a cabo una buena gestión de redes sociales debes aprender a identificar correctamente tus errores y evitarlos en el futuro.

Solo si identificas correctamente los errores de tu gestión de redes sociales podrás mejorar de cara al futuro. Para ello es importante conocer bien la red en la que quieres que tu empresa tenga presencia y conocer bien cuáles son los fallos más comunes que otras empresas cometen en esta red. En este post recopilamos diez de los errores más comunes en una de las redes sociales de moda. Si quieres triunfar en Pinterest, estas son las acciones que tienes que evitar:

Descargar ebook gratuito

No tener unos objetivos claros: “Pues si eso de Pinterest está de moda, yo también quiero estar ahí.”

¡Alto! Está muy bien que quieras que tu empresa tenga presencia en redes sociales, pero antes de saltar al ruedo es importante que definas bien cuáles son tus objetivos en social media y qué redes pueden ayudarte a conseguirlos. De nada sirve abrir perfiles a lo loco si luego no vas a tener medios para gestionarlos todos debidamente. Una vez has decidido que tu empresa debe estar en Pinterest y cuáles son tus objetivos a corto, medio y largo plazo en esta red social, es el momento de plantear una estrategia ganadora que te ayude a alcanzar esos objetivos. Para ello, es necesario contar con una serie de conocimientos y habilidades, además de tiempo, que solo encontrarás en profesionales cualificados.

Tener un perfil incompleto: “Ya he puesto mi nombre, ¿para qué voy a poner más información?”

Si es que mira que ya te lo hemos dicho cada vez que hablamos de cualquier red social y ni caso. ¡Rebelde, que eres un rebelde! Lo primerísimo que tienes que hacer cuando abres un perfil para tu empresa en redes sociales es rellenar correctamente todos los campos de información que te permitan, sin olvidarte nunca de poner el enlace a tu web. Imagínate que estás esperando una carta importante, pero no has puesto en tu buzón ni tu nombre ni tu número de piso, ¿no crees que estarías “autoboicoteando” la llegada de tu carta? Pues lo mismo pasa en redes sociales, y lo que boicoteas es la llegada de visitantes a tu web y de contactos, contactos que pueden convertirse en clientes.

No difundir tu contenido en otras redes sociales: “¿Viralidad? ¿Qué es eso?”

Aprovecha el tirón de tus fans en Twitter o Facebook e invítalos a pasarte por tu cuenta de Pinterest. Enlaza de vez en cuando tus publicaciones a esta red social y así conseguirás que tu perfil en Pinterest sea más conocido y gane más seguidores. Facebook te permite, además, integrar Pinterest en el propio perfil de tu fanpage, una forma estupenda de que tus fans de Facebook puedan estar al día de tu actividad en Pinterest.

No enlazar los pines a la web corporativa: “¿Que enlace qué a dónde?”

Te recordamos que recibir tráfico a tu web desde Pinterest no te viene nada mal, pero para que esto ocurra debes poner enlaces. Si subes pines propios (infografías, fotos del equipo, vídeos,…) enlázalos con el blog o web de tu empresa para que así cuando los usuarios hagan click en tu pin, este les lleve directamente a tu web. Si quieres subir una imagen que ya está en tu web, puedes subirla directamente en la opción “Agregar un pin desde un sitio web”. Al poner la URL correcta te saldrán todas las imágenes de esa dirección y podrás elegir la que quieras. Así subimos nosotros nuestras infografías. También puedes subir un pin y cuando quieras en “Editar” añadirle un sitio web. Esto es ideal para aquellas imágenes, vídeos o presentaciones que no tienes alojadas en tu web.

No aprovechar la geolocalización: “Estoy más escondido que Wally.”

Si eres de los que están muy perdidos en Pinterest, ¿qué mejor que un mapa para orientarte? La geolocalización tiene muchas ventajas, sobre todo para los negocios locales. Aprovecha estas ventajas y pon la localización de tu negocio en tus tableros y pines. ¿Cómo se hace? Antes de empezar comprueba que tu negocio esté dado de alta en Foursquare, pues es la red social de geolocalización que utiliza Pinterest. Una vez comprobado esto, debes hacer haz click en el botón de editar, el que tiene forma de lápiz, y en “Agregar” te aparecerá un pequeño buscador de localizaciones. ¡Tus pines ya están geolocalizados! Estas acciones ayudarán a mejorar tu posicionamiento local en Google siempre y cuando cumplas con la consistencia NAP (es decir, que uses exactamente la misma dirección que aparece en tu web).

Hacer un mal uso de los tableros: “Uno por aquí, otro por allá, este lo pongo aquí mismo… ¡listo!”

No es tan fácil ordenar los tableros de Pinterest. Ojalá pudiera venir Mary Poppins y ordenar nuestros tableros de Pinterest con un poco de azúcar y un chasquido de dedos. Pero como eso no es posible, somos nosotros los que tenemos que esforzarnos para optimizar la organización de nuestros tableros en Pinterest. Como ya sabéis, esta red social se basa en pines y tableros, y por eso es tan importante hacer un buen uso de ellos. No es bueno tener pocos tableros, pero peor es tener muchos y que estén vacíos o incompletos. La solución pasa, como casi siempre, por darle un poco al coco. Piensa en qué temáticas quieres dividir tus pines y cuántos tableros necesitas para ello. Mira como lo hacen otras empresas de tu sector y fíjate en usuarios que tengan éxito para aplicarlo en tu propio perfil. Una vez creados los tableros pertinentes, ordénalos según más te convengan, poniendo los más importantes en primera fila.

No responder a las interacciones: “Voy tan sobrado, que me comporto como un antisocial en una red social.”

Si tu negocio está presente en una red social pero no estás dispuesto o te da pereza interaccionar con los demás usuarios, la verdad es que no has entendido ni un poquito de qué va esto del social media. No nos cansamos de repetirlo: la interacción y el feedback son la piedra angular de las redes sociales. En el caso de Pinterest no hay tanta interacción como, por ejemplo, en Twitter, pero no olvides que es una red basada en compartir contenido visual, así que no dudes en comentar, “repinear” y repartir “ me gustas” cada vez que entres en Pinterest. De esta forma, mejorarás el engagement y conseguirás aumentar tu número de seguidores.

Ver servicio

No generar contenido propio o solo compartir contenido comercial: “¿Compartir otra cosa que no sean mis estupendos productos? ¡Ni loco!”

Pinterest puede ser una plataforma ideal para mostrar tu producto o servicio, pero no debes convertirlo en un canal exclusivo de publicidad. En cualquier red social si te dedicas a “spamear” a tus seguidores, lo único que conseguirás es que te abandonen y que incluso acaben cogiéndole “tirria” a tu marca. El truco, como en todo en esta vida, es encontrar el equilibrio. Crea contenido de valor para tus usuarios (imágenes, vídeos, infografías,…) y compártelo en esta red social. Presenta tu producto o servicio de forma original y repinea contenido interesante de los demás usuarios. Al final, la clave es que tus seguidores encuentren tus pines entretenidos y útiles.

No optimizar las descripciones de tableros y pines: “Descripción de este pin, mmm… ¡Foto 1!”

Son muchos los que se olvidan de comprobar la descripción de los pines cuando los suben o los repinean. Es importante que la descripción contenga palabras clave y que defina bien el contenido del pin. Las palabras clave las puedes poner en forma de hashtags, pero no abuses de ellos. Como ya os hemos dicho en el post sobre los usos de los hashtags, no hay nada más molesto que #usar #hashgtags #en #cada #palabra, ¿verdad? De uno a tres hashtags es lo recomendado. Así que ya sabes, no te olvides nunca de la descripción y dedícale más de 5 segundos a ponerla. ¡Usa la cabeza!

Tener Pinterest abandonado: “¡Ya me abrí una cuenta así que trabajo terminado!”

Ni esta red social, ni ninguna que yo conozca, va a catapultar tu marca al éxito sino le dedicas el tiempo y el esfuerzo necesarios. Abrir una cuenta, seguir a unos cuantos usuarios y crear algún tablero que otro es solo el primer paso de una buena presencia en Pinterest. Es necesario alimentar a menudo a esta red social y , si es posible, dedicarle todos los días un ratito para interaccionar con otros usuarios.

Imagen cortesía de Shutterstock.