El fenómeno de las redes sociales crece a un ritmo imparable. Algunos datos así lo demuestran: dedicamos más tiempo diario a los social media que a la televisión, Facebook cuenta con más de 1.100 millones de usuarios, Twitter da la bienvenida a 300.000 nuevos perfiles al día y las pymes que se valen de estas plataformas para construir redes de contactos, doblan el número de éstos mensualmente.

Pero no se trata de estar por estar, sobre todo si hablamos de profesionales o empresas. Aprovechar las redes sociales para ampliar o potenciar nuestro negocio implica seguir una estrategia previamente definida y, para ello, se hace imprescindible una mínima formación sobre marketing digital y funcionamiento de los social media.  Aquélla será fundamental a la hora de tomar decisiones y para captar, seleccionar, analizar, obtener información valiosa y aplicarla a la actividad de la organización.

Como agencia de Social Media, te decimos que para evitar matar moscas a cañonazos es fundamental conocer cada una de las redes sociales, comprender su funcionamiento, entender su uso profesional, averiguar qué tipo de público objetivo poseen y optar por la que mejor se acomode a los gustos de nuestro target. Para ello, se hace necesario cierto conocimiento sobre estas plataformas sociales, con el objetivo de incrementar la visibilidad de nuestro producto y emprender campañas de comunicación y promoción efectivas.

Conceptos como SMO (Social Media Optimization), SEO (Search Engine Optimization), SEM (Search Engine Marketing) , marcadores sociales, reputación on line, ROI (Return On Investment), sindicación de contenido, microblogging o community management no pueden ser ajenos a las personas responsables de velar por nuestra marca en Internet y su estrategia SEO.

Ver servicio

No por descuidar los perfiles sociales y el reciclaje formativo de nuestro personal van a dejar de hablar de nosotros en la Red. Tan importante es estar en Facebook o Twitter, como hacerlo ordenadamente, siguiendo una estrategia coherente de comunicación, analizando resultados, ofreciendo contenido relevante al público objetivo y siempre sin perder de vista a éste y a sus necesidades.

Debemos partir de una pregunta: ¿para qué deseamos estar en redes sociales?. La respuesta a esta cuestión marca la definición de los objetivos del futuro plan de acción, que incluirá el seguimiento de la actividad de clientes, la monitorización de la competencia, la selección de las plataformas más afines a nuestros públicos, el diálogo permanente con éstos y la medición de la efectividad de las acciones que emprendamos.

La presencia en redes implica, por tanto, modular nuestro mensaje, seleccionar el medio adecuado y ofrecer el contenido que el público objetivo anda buscando. Para llegar a buen puerto, la formación que ofrecen empresas como Websa100 va a ser uno de nuestros mejores aliados, en el viaje por los procelosos mares de las redes sociales.
suscripción al blog