Cualquier PYME que quiera emprender su andadura por las redes sociales contará con la inestimable ayuda de herramientas como Facebook Studio. Así, es posible iniciarse en los secretos de marketing de las grandes empresas y aprender de sus trucos para colarse con éxito en la red.

Y es que a Facebook le gusta que los negocios que pretenden ingresar en sus filas dispongan de recursos para empaparse de las historias exitosas de las grandes compañías. Para ello cuentan con video tutoriales, así como galerías con las últimas campañas puestas en marcha y, por supuesto, es posible informarse de cuáles han sido las más compartidas por los usuarios atendiendo a la región o al idioma. Como agencia de social media te damos más detalles.

Descargar ebook gratuito

La iniciativa nació en abril y supone todo un filón de información para los publicistas y responsables de marketing de las empresas. Todo un foro para que charlen y expongan sus trabajos los gurús del medio.

Si queréis conocer esta plataforma, os proponemos una ronda por alguno de sus entresijos:

  • El laboratorio de aprendizaje (Learning Lab).
  • La Galería donde puedes mostrar al mundo tu arte en mercadotecnia (The Gallery).
  • Un directorio con todas las agencias que han aportado su granito de arena a la gran familia que pretende formar Facebook Studio (Agency Directory).
  • Las novedades donde se desgranan todos los “nuevos aterrizajes” (What´s New).
  • Una alfombra roja de premiados (Awards).

Eso sí, sólo un defecto se le puede achacar al sitio y es que sólo existe la versión en inglés. De modo que hay que dominar el idioma para que la experiencia de aprendizaje sea plena.

En definitiva, la plataforma supone todo un “taca-taca” para que las PYMES aprendan a caminar por la red social de Palo Alto (California) y puedan inspirarse con los hitos publicitarios en Facebook de compañías como Nike, New Balance o Harley Davidson.

Desde luego, el sitio comunitario se construye a base del ingrediente mágico de la red: los “me gusta” con una sección de destacados (spotlight) donde se recoge un ranking construido a base de “likes”. Así que aprendes, publicitas tu trabajo y charlas con los colegas. ¿Qué más puedes pedirla a la vida virtual?Y es que a Facebook le gusta que los negocios que pretenden ingresar en sus filas dispongan de recursos para empaparse de las historias exitosas de las grandes compañías. Para ello cuentan con video tutoriales, así como galerías con las últimas campañas puestas en marcha y, por supuesto, es posible informarse de cuáles han sido las más compartidas por los usuarios atendiendo a la región o al idioma.

La iniciativa nació en abril y supone todo un filón de información para los publicistas y responsables de marketing de las empresas. Todo un foro para que charlen y expongan sus trabajos los gurús del medio.

Si queréis conocer esta plataforma, os proponemos una ronda por alguno de sus entresijos:

Ver servicio

  • El laboratorio de aprendizaje (Learning Lab).
  • La Galería donde puedes mostrar al mundo tu arte en mercadotecnia (The Gallery).
  • Un directorio con todas las agencias que han aportado su granito de arena a la gran familia que pretende formar Facebook Studio (Agency Directory).
  • Las novedades donde se desgranan todos los “nuevos aterrizajes” (What´s New).
  • Una alfombra roja de premiados (Awards).

Eso sí, sólo un defecto se le puede achacar al sitio y es que sólo existe la versión en inglés. De modo que hay que dominar el idioma para que la experiencia de aprendizaje sea plena.

En definitiva, la plataforma supone todo un “taca-taca” para que las PYMES aprendan a caminar por la red social de Palo Alto (California) y puedan inspirarse con los hitos publicitarios en Facebook de compañías como Nike, New Balance o Harley Davidson.

Desde luego, el sitio comunitario se construye a base del ingrediente mágico de la red: los “me gusta” con una sección de destacados (spotlight) donde se recoge un ranking construido a base de “likes”. Así que aprendes, publicitas tu trabajo y charlas con los colegas. ¿Qué más puedes pedirla a la vida virtual?

Ana Durá