Las redes más importantes como Linkedin, Facebook y Twitter se parecen cada vez más. ¿Quién copia a quién?

Facebook no sabe qué quiere ser de mayor. Parece que transcurrida la infancia llega la hora de tomar derroteros profesionales y dejarse de chiquilladas. Así que su disyuntiva gira en torno a estudiar la carrera para convertirse en Twitter o tirar por Linkedin. No en vano, su dolor de cabeza remolonea en torno a incluir perfiles profesionales, incorporar etiquetas (hashtags), operativas desde el pasado mes de junio, y ahora trapichea con los currículum de sus usuarios, pues eso de semejarse a Linkedin, mola. Si es que ya os lo hemos dicho, las redes sociales más importantes como LinkedIn, Facebook y Twitter se copian entre ellas sus mejores ideas.

Descargar ebook gratuito vender con facebook es posible

Pero, ¿qué es lo que se cuece por el cuartel general de Facebook? Al parecer, se han dado cuenta de que de los pastiches y los mezclijos conjugando los aspectos más poderosos de las diversas redes sociales más exitosas puede derivar en la fórmula de Panoramix que todo usuario ansía.

A todos nos gustaría que una sola red social colmara todas nuestras aspiraciones 2.0 o al menos eso creen Facebook  y Twitter dados los pasos que están dando en los últimos meses.

Tal vez se deba a esa manía de dar por muerto a Facebook que aqueja a muchos expertos, por esos médicos 2.0 que le dan dos años de vida como si padeciera una enfermedad incurable, la de las modas pasajeras.

No en vano, Facebook se comporta como un enfermo que debe cambiar sus hábitos de vida si quiere llegar a viejo, pues también ha abrazado la causa de los trending topic tuiteros. Así, los temas más candentes y más perseguidos por los usuarios encuentran ahora su sitio en Facebook y Twitter.

Los mandamases de Palo Alto quizás cuenten con el manual de instrucciones de Twitter en su mesilla de noche y recurran a ella cual Biblia capaz de solventar sus problemas, pero también recelan de Linkedin, como mencionábamos, pues ya es posible incorporar las habilidades de los usuarios y, así, echarles un cable en la ardua tarea de encontrar empleo.

Sin embargo, esta tendencia por emular al contrario hace mella en Linkedin, Facebook y Twitter… y no solo en Facebook cómo se suele pensar. Desde luego, cuando uno es testigo de un vil copieteo debe reaccionar, ¿no? Por lo tanto, Twitter ya se decantó a finales de 2011, antes incluso de que Facebook arremetiera con los primeros conatos de imitación, por rediseñar sus páginas de empresa en aras de hacerlas más atractivas para éstas y más usables y, de paso, eclipsar un poco a Facebook.

Ver servicio social media

Por su parte, Linkedin en julio introdujo algo similar a lo que en su día hizo Facebook: las actualizaciones patrocinadas en las que el negocio paga para obtener una mayor difusión de sus contenidos. Ahora ha ido un paso más allá y recientemente ha presentado las ofertas de empleo patrocinadas. Supongo que esta manera de monetizar recuerda a Facebook, ¿verdad?

Podemos concluir que el patio social anda revuelto y que LinkedIn, Facebook y Twitter parece que no se pueden estar quietos. Ya nadie quiere ser quien era y buscan al cirujano para añadirse la nariz de Twitter y los labios sonrosados de Linkedin. Dentro de unos años, el asunto estará irreconocible y a estas pioneras redes sociales no las reconocerá ni la madre que los trajo al mundo 2.0. ¿Qué opinas de estos cambios en LinkedIn, Facebook y Twitter?